Margarita Romero: «Alemania y Chile están comprometidos por la impunidad de los crímenes en Colonia Dignidad»

Escrito por el diciembre 29, 2020

La presidenta de la AMCD criticó el rol de estos países en la reconstrucción de la historia de Colonia Dignidad. Además, señaló que hay una desprotección estatal a los sitios de memoria.

Hace unas semanas, diferentes agrupaciones denunciaron que se estaban realizando trabajos en la ex Colonia Dignidad. Esto, en medio de anuncios de nuevas investigaciones en el lugar, en donde se estima que hubo más de 100 detenidas/os desaparecidas/os en dictadura.

Lo anterior se suma a diferentes ataques a sitios de memoria en el país, que se han reiterado en los últimos años. Además, en la propuesta de Presupuesto 2021 del Gobierno, estos espacios verían un recorte significativo en sus recursos.

En este contexto, Radio JGM conversó con la presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad (AMCD), Margarita Romero, quien apuntó a la importancia de recuperar, conservar y darles un uso público a estos espacios. Junto con ello, criticó al Estado por no tener políticas públicas enfocadas en los sitios de memoria.

Colonia Dignidad: Hijos de jerarcas e impunidad en Chile y Alemania

  • ¿Cómo toman como asociación los trabajos realizados en un predio al interior de la Villa Baviera?

Un polígono de Colonia Dignidad en donde están las construcciones fue declarado Monumento Nacional el año 2015 por solicitud de la AMCD. Luego de esto, pusimos una placa en uno de los lugares más simbólicos de la Colonia, donde sabemos por testimonio que permanecieron personas secuestradas y torturadas

Junto a otras organizaciones, calculamos más de 100 personas desaparecidas en el lugar. Esto, envuelto en un clima de negación por parte de quienes habitan el lugar. La mayoría de las personas que participaron en eso ya no están. Paul Schäfer y los otros jerarcas que estaban con él murieron y no sabemos nada sobre lo que sucedió con las personas hechas desaparecer en ese lugar.

colonia dignidad

Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad

En ese clima, de querer ocultar o que la historia permanezca en secreto, es que está especialmente involucrada la actual directiva de Colonia Dignidad. Ellos son los hijos de los jerarcas, de quienes estuvieron al mando, quienes fueron el apoyo principal de Paul Schäfer. Él tuvo una gama importante de personas importantes a su alrededor, que tenían cargos diferentes dentro de la comunidad. Estaba quien negociaba y traficaba armas con Gerhard Mertins. También el encargado de los prisioneros políticos, Kurt Schnellenkamp. Toda esa gente existió y desgraciadamente están muertos. Otros escaparon a Alemania, en donde permanecen en la más completa impunidad.

Esta jerarquía, esta directiva, es la que está a cargo de todo el patrimonio de Colonia Dignidad. Tienen el poder político y económico en la comunidad. Uno de ellos, hijo de Kurt Schnellenkamp, Tom Schnellenkamp, por alguna razón tiene un predio. Allá nadie tiene derecho a esas tierras porque son empresas en las que hay accionistas y ellos no han entregado parte de ese patrimonio a quienes pertenecen a esa comunidad. Sin embargo, estos jerarcas sí tienen derechos a ciertas prerrogativas. No sólo Tom, sino que otras personas más.

Tom Schnellenkamp empezó a trabajar en una de estas parcelas que se autoasignó, diciendo que estaba desmalezando. Pero para desmalezar llevó maquinaria pesada. Destruyó una construcción e hizo remociones de tierra de tal magnitud que hoy es imposible reconocer exactamente qué había ahí.

Habíamos denunciado a principios de noviembre ante el juez Mario Carroza que Schnellenkamp se había apoderado de ese lugar. Ahí había una antigua central de comunicaciones que estaba intacta, y que pertenecía a la gran red que mantenían en Colonia Dignidad.

Desgraciadamente, sabemos que puede ocurrir nuevamente. No una, sino que muchas veces más. Hay muy pocas posibilidades de controlar lo que hacen los colonos dentro. Es un Monumento Nacional, pero no han creado la posibilidad de proteger estos espacios.

Está la zona de los molinos, hay otras construcciones subterráneas. Al menos cinco lugares han sido identificados como zonas en donde hubo presos políticos secuestrados y torturados. También está el lugar en donde realizaron inhumaciones ilegales. Hay alrededor de ocho fosas que estarían en algún lugar de la Colonia.

Foto de archivo, AMDC.

Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad

Por otro lado está el lugar de la quema. Luego de una querella interpuesta por nuestra asociación y otra que mantenía el programa de derechos humanos, de inhumaciones y exhumaciones ilegales, empiezan nuevamente los trabajos arqueológicos al interior. Esta vez empezaron a buscar el lugar de la quema. Terminaron el año 2018. Desde allí hasta ahora no se ha vuelto a trabajar en el terreno. Sin embargo, tomaron muestras importantes de los lugares que podrían ser donde incineraron los restos de personas.

Lo que quiero que quede claro es que no ha habido otros encuentros al interior de la Colonia. Se habló durante la semana pasada que se encontraron restos. Eso no es así. Lo que se está esperando son los resultados de las muestras tomadas en estos lugares para saber si efectivamente se quemaron restos de personas ahí.

  • El Centro Europeo de Derecho Constitucional y Derechos Humanos acusó que ha habido una respuesta insuficiente de la justicia alemana frente a los crímenes de la Colonia Dignidad en dictadura. ¿Qué opinión tiene al respecto? ¿Cómo ha visto el actuar de Alemania frente a esta situación?

Es más, Alemania protege a criminales. Hartmut Hopp era el “médico” de Colonia Dignidad. Estudió en la Universidad Católica de Chile (PUC). Nadie sabe cómo, pero entró a medicina en la PUC. A Hopp se le vio en Villa Grimaldi atendiendo detenidos torturados. Él estaba en Colonia en un hospital en el que practicaban electroshock a quienes no eran obedientes al «sistema», a los colonos que vivían en un sistema de esclavitud. Hay una serie de testimonios que hablan de los tratamientos que recibieron de Hopp. 

Mi hermana estuvo detenida en Colonia Dignidad. Cuando la entregaron a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la entregó Paul Schäfer y Hopp. Él condujo la camioneta que la llevó a la que era la antigua ruta entre Parral y Talca, y la entregó a quienes dirigían Villa Grimaldi en la DINA en ese minuto. Por lo tanto, el involucramiento de Hopp en los crímenes era enorme.

Él fue condenado en Chile por debido proceso por otras causas relacionadas a colaboración en los crímenes de pedofilia de Paul Schäfer. Fue condenado a cinco años y un día en 2011, y Hopp se escapó. Primero de Chile, luego llega a Alemania. Después de todos estos años, el Estado alemán dice que no hay pruebas suficientes para que cumpla una pena. Y está libre en Alemania.

Participó en secuestros y torturas. No sólo a detenidos políticos chilenos, sino que también de ciudadanos alemanes. Vive libre en Alemania, pero no es el único. Hay otro señor libre allá que participó en torturas e inhumaciones ilegales. Así como ellos dos, hay unos cuantos más que participaron en estos crímenes. ¿Qué hace hoy Alemania? Protege a una cantidad importante de ex colonos de Colonia Dignidad que hoy están en la más absoluta impunidad. Alemania y Chile están comprometidos en este sistema de impunidad

Margarita Romero

Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad

La reconstrucción de la historia de Colonia Dignidad es compleja en sí, porque son demasiados crímenes que se cometieron al interior (…) El juez Zepeda investigó diez años en Colonia Dignidad, y durante ese tiempo fueron muy pocas las personas que fueron detenidas por crímenes ahí. Muchos de ellos declaraban crímenes. Sin embargo, estas personas no fueron encausadas ni detenidas. No se abrieron otras causas para seguir investigando. Hoy están cerradas en su mayoría, salvo la nuestra que abrimos a propósito de las operaciones de exterminio descritas en los archivos de Colonia.

Ninguna persona detenida en Punta Peuco, en donde está toda la plana mayor de la DINA, está cumpliendo condena por crímenes relacionados a Colonia Dignidad. Ellos no han hablado sobre el lugar. Fernando Laureani, por ejemplo, quien trasladó prisioneros a Colonia Dignidad, no está comprometido por eso. Fernando Gómez Segovia era jefe de la Brigada Centro-Sur de la DINA y encargado de una oficina en Parral que pertenecía a la Colonia. Era la Casa de la DINA en Parral, y entraban y salían de Colonia Dignidad como querían. En el fondo, era un cuartel más. Era un centro de detención más de toda la red represiva de la DINA.

Vulneraciones a los espacios de memoria

  • Hace unos días se dio a conocer que la ANFP pretende construir un complejo deportivo en el cerro Chena, en donde se torturó y mató a gente en dictadura por militares. Además, hubo diferentes ataques a Londres 38 y otros espacios. ¿Cómo encaran esta situación como sitio de memoria? ¿Cree que se ha reiterado este escenario durante un Gobierno que ha tenido un marcado corte negacionista?

Desde antes de 2019, en Villa Grimaldi también tuvimos muchos ataques. Sin embargo, no tenían las características que se están dando hoy. Hay una verdadera vandalización de espacios o sitios de memoria. Está la ex Clínica Santa Lucía, la Casa Memoria José Domingo Cañas, Londres 38, la Casa Memoria Neltume en Valdivia, en La Serena o Antofagasta.

Hay una gran cantidad de ataques a estos sitios, y es por esa razón. Existen grupos que vandalizan estos lugares porque no aceptan que se esté trabajando para transmitir la memoria. Está una suerte de negacionismo, de no querer que se conozca la verdad de lo sucedido en esos lugares. Esto es gravísimo.

El Estado no ha respondido lo suficientemente acorde con la gravedad del tema. No lo investigan a profundidad. No hay ningún detenido por estos hechos de vandalismo. Sin embargo, todo lo referido al estallido social, nos encontramos con muchas personas y jóvenes detenidos por, quizá, haber tirado piedras o realizar una manifestación un poco más combativa. Por no haber aceptado el nivel de represión que se estaba produciendo. Ahí sí lo investigan.

Londres 38

Santa Lucía fue vandalizada en tres ocasiones en los últimos meses. La Casa Memoria José Domingo Cañas en dos ocasiones, y así podemos relatar una cantidad enorme de lugares. Hay una falta de compromiso del Estado en la protección de estos lugares. Un compromiso en todo sentido, porque estos lugares deberían tener un nivel de desarrollo mayor, y eso significa recursos. Se necesitan recursos para Monumentos Nacionales que permitan su protección.

También falta una política pública para que los sitios de memoria tengan un reconocimiento especial con asignación de recursos y con su debida protección. Esto tiene que ver con cómo responde el Estado chileno frente a los acuerdos internacionales sobre cómo hacer que existan garantías de no repetición de hechos que produjeron graves consecuencias para nuestra sociedad, como la dictadura.

Y no ha fallado sólo en eso. Cuando vemos la cantidad de violaciones a los derechos humanos que se producen a raíz de la crisis social y todo lo que trajo la incomprensible respuesta del Estado. Aquí se violaron masiva y sistemáticamente los derechos humanos a partir del 18 de octubre. Esto también trajo consigo la violencia hacia espacios de memoria.

Pérdida de recursos

  • Frente a la rebaja de presupuesto en cultura que afectará a los sitios de memoria, ¿qué implicancias tiene esto para la agrupación y cómo deberían posicionarse los sitios de memoria para afrontar este abandono por parte del Estado?

Son pocos los sitios que tienen algún nivel de recursos por parte del Estado. La gran mayoría trabaja con recursos propios de donaciones y mediante recursos obtenidos por fondos concursables.

Esta rebaja para los sitios de memoria que tenían una cantidad suficiente para mantener sus sitios será muy importante. Les producirá una disminución en relación al tipo de actividad que estaban realizando. Si piensas en Villa Grimaldi, todas las actividades de educación en DD.HH. y otras actividades culturales no podrán continuar con el mismo nivel de antes.

Lo mismo pasará con Casa Memoria José Domingo Cañas, Londres 38 y Nido 20 que tenía ciertos recursos o el Museo Neltume. Son muy pocos, pero la rebaja va a menoscabar enormemente sus actividades y su desarrollo hacia la constitución de un sitio que pueda entregar un nivel de servicio a la comunidad

Sitio de memoria Estadio Nacional. Foto: Ministerio de las Culturas, Artes y Patrimonio

Nuestra asociación sobrevive a través de ciertos proyectos en los que postulamos a fondos concursables. Pero también, a futuro, para los sitios de memoria esto será gravísimo si continúa sucediendo. Estamos retrocediendo en lo que tienen que ser las políticas públicas de memoria. Eso también tiene que ver con la falta de conocimiento que tenemos sobre la necesidad de tener un país en el que se respete el derecho a la verdad, la justicia y la memoria.

Hay un plan de derechos humanos que conocimos cuando la presidenta Bachelet lo entregó antes de terminar su mandato. Sin embargo, no todos conocemos cómo este plan cambió. Durante el Gobierno de Sebastián Piñera el plan cambió. Está en la Subsecretaría de Derechos Humanos, se le hace una serie de modificaciones, y casi nadie lo conoce. No sabemos exactamente cuál es el beneficio de estos cambios, que probablemente no irán en pos del desarrollo de lugares como los sitios de memoria.

Es muy compleja la situación. Creo que estamos en un período difícil para los sitios de memoria. Veo con dificultad el desarrollo de estos espacios. Tendremos que seguir con lo que siempre contamos, que es la participación voluntaria de muchos activistas en DD.HH. y de las víctimas. Son quienes, en definitiva, recuperaron los primeros espacios de memoria en Chile. Fueron las organizaciones de víctimas, y luego el trabajo voluntario de profesionales con los que se cuenta hasta hoy. Pero eso no debiera ser en un Estado que se dice democrático.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist