Vecinos de Ciudad del Niño protestan por amenazas de guetos verticales

Escrito por el diciembre 3, 2020

La comunidad reclama que los edificios generarían un aumento en un quinto de la población de San Miguel concentrado solo en un barrio, lo que provocaría el colapso de servicios públicos, transporte y el suministro de agua.

Terrenos de Ciudad del Niño. Foto: Parque Ciudad del Niño

Vecinos y vecinas organizadas de San Miguel convocaron una jornada de protesta para este jueves en contra de un megaproyecto inmobiliario de 23 torres que amenaza con instalarse en los terrenos de la abandonada Ciudad del Niño.

Según información que han reunido vecinos, organizaciones y profesionales, los edificios estarían divididos en cuatro proyectos inmobiliarios que ya cuentan con permisos de obra nueva aprobados por la Dirección de Obras Municipales de San Miguel y totalizarían 5.401 departamentos de entre 30 m² y 57 m².

La comunidad denuncia que estos proyectos van a saturar la zona, generando graves problemas, y pondrían en riesgo la preservación de murales declarados monumento nacional que se encuentran en la ex Escuela Rebeca Catalán.

El proyecto está a cargo de la Corporación de la Defensa del Niño, quienes fueron responsables desde los años 40’ de la Ciudad del Niño, un centro de acogida y educación de miles de niños vulnerados que se emplazó en terrenos donados para este fin y tuvo importantes aportes públicos y privados.

En los años 90’, la iniciativa de protección de la infancia fue paulatinamente abandonada y dejó el terreno sin un destino claro.

Saturación del barrio

La construcción del proyecto significará la llegada de aproximadamente 21 mil nuevos residentes. Algunos de los principales problemas que esto provocaría es la saturación vial, el eventual colapso de los servicios públicos y problemas en la presión de agua.

Carolina Cares, en representación de Vecinos Autoconvocados de Av. Centenario, calle aledaña a los terrenos de la Ciudad del Niño, afirmó que “este megaproyecto no cuenta con obras de mitigación vial, obras de impacto ambiental ni considera mantener la calidad de vida de los vecinos”.
.

Ir a descargar

Por su parte, la arquitecta Gloria Flores Zamora, quien ha colaborado activamente con los vecinos, dijo que la exigencia de la comunidad es que “se respeten las normas técnico urbanísticas del plan regulador vigente que establece alturas de entre 5 y 10 pisos y densidades entre 500 y 800 habitantes por hectárea, mucho menos de lo que contemplan estos proyecto”, que serían alturas de entre 14 y 25 pisos y densidad de 2.371 habitantes por hectárea aproximadamente.

.

Ir a descargar

Los vecinos además han destacado que si consideramos que para el 2017 la población de San Miguel era de 107 mil habitantes, estos edificios generarían un aumento de un quinto en la población de la comuna concentrado en un único barrio.

Amenaza para el patrimonio

Otro de los problemas que ha preocupado a los vecinos son los cinco murales de la ex Escuela Rebeca Catalán Vargas, hechos por el grupo conocido como el Grupo de Pintores del Ministerio de Educación dirigido por Laureano Ladrón de Guevara y que fue reconocido como monumento histórico nacional el 2016.

Estas obras artísticas corren riesgo porque fueron declarados monumento nacional después de que la municipalidad aprobó los anteproyectos para los edificios que se emplazarán en el mismo lugar

Desde la organización Patrimonio Santiago Sur dijeron a Radio JGM que la inmobiliaria no ha hecho ningún tipo de consulta oficial al Consejo de Monumentos Nacionales para saber qué ocurrirá con este tema.

A pesar de esto, según constató la organización en defensa del patrimonio en una visita realizada con observadores del Museo de Bellas Artes y el Consejo de Monumentos Nacionales, los murales se encuentran en buen estado.

Resistencia vecinal

Desde fines del año pasado los vecinos y vecinas se enteraron del proyecto y comenzaron a organizarse para frenar la construcción.

Carolina Cares explicó que como vecinos han propuesto “hacer un parque, un área verde para San Miguel que hoy no existe y rescate la memoria de aquellos niños que vivieron y crecieron alguna vez en Ciudad del Niño, respetando además el patrimonio vivo que existe en aquellos niños que hoy son adultos mayores”.
.

Ir a descargar

Pese a la intenciones de la comunidad, por falta de apoyo de las autoridades y los elevados precios a los que la inmobiliaria vendería el terreno la posibilidad de usar el espacio para la recreación de la comunidad es baja.

Respecto al rol de las autoridades, desde Patrimonio Santiago Sur agregaron que, “si bien en los últimos meses el municipio se ha involucrado y está generando una propuesta en torno al tema, esto ha sido a causa única y exclusivamente por la gestión autónoma de los vecinos. Consideramos que las propuestas municipales no permiten resolver el problema de fondo, que es la invalidación de los permisos otorgados”.

La manifestación contra el proyecto inmobiliario fue convocada para el pasado jueves  3 de diciembre. Además, los vecinos están haciendo el llamado a los residentes de San Miguel a levantar banderas negras para simbolizar la “muerte del barrio”.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist