Paine tiene memoria: La resistencia política en la cuna de Kast

Escrito por el diciembre 16, 2021

Paine acogió a mediados del siglo pasado a la familia Kast con un negocio floreciente de cecinas, mantuvieron una activa participación en los oscuros días de la dictadura cívico militar y una permanente actividad política hasta nuestros días. Por su parte, las organizaciones sociales que han sostenido un histórico compromiso por la defensa del territorio y la memoria local, se posicionan por Boric, en contraste a la decisión del alcalde de la comuna.

Por: Javiera Barría y Camila Magnet

cuecas por boric paine

Cuecas por Boric en Paine

Durante la tarde del 8 de diciembre, alrededor de 50 personas se reúnen en la Plaza de la Dignidad y los Derechos Humanos (ex Baquedano) en la comuna de Paine. ¿El motivo? Congregar a los vecinos y vecinas para manifestar su apoyo por el candidato Gabriel Boric, tocando y bailando “cuecas por la dignidad”.

Banderas, chapitas, poleras y pañuelos con el nombre del presidenciable son vendidos en el evento, mientras los automovilistas que pasan por el lugar manifiestan su apoyo con bocinazos y gritos de aliento.

La instancia musical fue levantada por distintas organizaciones de Paine y personas que trabajan en arte y cultura, autoconvocadas. Esta fue una de las actividades que surgieron luego de que tras el triunfo de Kast en la primera vuelta, organizaciones sociales y partidos políticos de izquierda de Paine se reunieron para hacerle frente al avance de la ultraderecha en el país.

La gestora cultural Nilda Ibarra cuenta a Radio JGM que sintieron necesario agruparse, pues “nuestro gremio, nuestra manera de ver la vida, se va a ver súper mellada si sale la otra opción”. “Se van a limitar los recursos a cultura, van a acotarse. Va a ser una vida totalmente distinta para las mujeres, para las comunidades autoconvocadas, para todo lo que sea distinto a ellos”, explica.

Hace unas semanas, se realizó la marcha por la defensa de las tradiciones, organizada por clubes de huasos y rodeos junto con partidos de derecha. En comparación a esa manifestación, Nilda asegura que en el evento folclórico por Boric la forma de vida y la cueca es distinta.

“La idea es rescatar el acervo cultural del pueblo, de la que no se cuenta en los libros, porque nos engañaron en la historia durante mucho tiempo. (…) Hay gente a la que le gusta el rodeo y está bien; están a los que les gustan las cuecas y está bien. Hay que entender a Chile como una diversidad. Esa es la idea de apoyar esta opción: que todos seamos bienvenidos”, agrega la gestora cultural.

nilda ibarra cuecas boric

Nilda Ibarra, gestora cultural, Paine.

Así como a nivel país, en la primera vuelta se impuso en Paine el candidato del Frente Social Cristiano, quien obtuvo el 31,85% de las preferencias (8.429 votos), seguido por el de Apruebo Dignidad, con el 26,52% (7.020).

Y es que la presencia de la familia Kast en la comuna rural ha sido amplia en el pasar de los años. Sólo por mencionar algunos hechos, son los históricos dueños de la fuente de soda Bavaria; Bárbara Kast Sommerhoff (sobrina del candidato y hermana de Felipe) fue concejala de la comuna, y hay un liceo llamado Bárbara Kast Rist, donado por la hermana de José Antonio a Paine.

Un apellido con historia

La historia de la poderosa familia alemana en Paine se remonta al año 1950, cuando el padre del candidato, Michael Kast, compró una parcela en Linderos luego de escapar de Europa en el proceso de desnazificación post Segunda Guerra Mundial. Todo esto, luego de que el oficial del ejército nazi falsificara sus papeles para evitar la condena de los Aliados.

En el libro A la sombra de los cuervos, los cómplices civiles de la dictadura, el periodista Javier Rebolledo relata que en 1962 se instalaron con una fábrica de cecinas y embutidos, y luego la esposa de Michael comenzó a preparar lomitos con la ayuda de la familia Vargas Barrientos, creando así el Bavaria.

Once años más tarde, el 13 de septiembre de 1973, dicha familia humilde sufriría la desaparición de Pedro Vargas Barrientos, quien fue secuestrado por carabineros mientras estaba en la cola para comprar pan. Él, durante el gobierno de la Unidad Popular, había intentado organizar un sindicato dentro de la empresa de la familia Kast Rist, lo que le costó su despido.

Son 70 las víctimas mortales de Paine durante la dictadura, que en su mayoría eran campesinos beneficiados por la reforma agraria.

“En Paine muchos supieron que Michael Kast facilitó alimentos a los carabineros, además de un camión rojo con chofer, en el que posiblemente se detuvo a campesinos. Su hijo Christian compartió asados con civiles y uniformados actualmente procesados, en el mismo lugar donde los detenidos eran torturados en esos momentos y desde donde luego desaparecieron”, sostiene Rebolledo en su publicación.

Pero la participación de Christian (hermano de José Antonio, con quien firmó los Panamá Papers) en relación a las violaciones de derechos humanos en dictadura no acaba ahí. Rebolledo cuenta que un detenido que sobrevivió a un fusilamiento lo identificó judicialmente en interrogatorios y golpizas. «Christian no lo reconoce, pero sí recordó que mientras estaba en la subcomisaría de Paine conoció la identidad de un detenido que posteriormente pasó a engrosar la larga lista de detenidos desaparecidos», informa el periodista.

El descrédito a los espacios institucionales y la memoria fresca de las torturas y asesinatos acontecidos durante la dictadura de Pinochet, dice el concejal independiente Jorge Molina, fueron los factores para mantener a la población de Paine fuera de la articulación comunitaria.

De todas maneras, en 2005, se fundó de la Corporación Memorial Paine, que trabaja para “promover, coordinar y difundir los ideales trazados por las víctimas de la represión dictatorial en Paine, creando conciencia sobre los derechos humanos y promoviendo el desarrollo cultural y artístico al interior de nuestra comuna rural”, según señalan la información oficial del memorial.

Por otro lado, la organización vecinal se volvió a activar en 2013, cuando CCU pretendió instalar una mega planta en la comuna.

Paine no se rinde

La compañía de bebidas y cervezas pertenecientes al holding del grupo Luksic, Quiñenco S.A. y Heineken Chile, en septiembre del 2013 presentó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en la que declaraba  la instalación de una mega planta en el fundo Santa Amalia, en donde se extraerían 30 millones de litros de agua diarios.  

Para ese entonces, surgió el movimiento “No a CCU”, que junto a la Coordinadora Territorial de Paine se agruparon para denunciar la irregularidad del proyecto, cortando la carretera 5 sur por varios domingos sucesivos, ya que la empresa agudizaría el problema de escasez de agua. 

“Los campesino y algunos parceleros ya han constatado que hay mayor dificultades para extraer agua de los pozos, han descendido el nivel de agua de las napas, por ejemplo, hay una situación bastante irregular y de bastante vulnerabilidad”, dijo Jorge Benítez, integrante de la Coordinadora Territorial de Paine y miembro del Movimiento “No a la CCU” en una entrevista con Semillas de Aguas.  

A pesar de que el proyecto contaba con la firma del alcalde de ese entonces, Diego Vergara (RN), la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana rechazó la DIA. Así, la compañía decidió no insistir e indicó que buscarían otro lugar para su implementación.

Jorge Molina, quien fue parte de la coordinadora, cree que este triunfo y la organización de ese periodo les dio fuerza y aprendizajes a quienes recién iban conociendo los espacios políticos, además de haber sido “un proceso importante para la politización del territorio”.

Sin embargo, los conflictos de agua no terminaron ahí y en la actualidad Susana Capriles, parte del Comité Ambiental Comunal de Paine (CAC), denunció a Contraloría, junto al Movimiento por el Agua Paine y a la diputada Marcela Sandoval (RD), “el abuso de grandes empresas en la utilización de agua en medio de la crisis hídrica”.

En su momento, la parlamentaria que acompañó al movimiento explicó que Paine es parte de distrito 14, donde hay 13 comunas con Decreto de Escasez Hídrica desde 2011. Esto permitiría que la Dirección General de Aguas otorgue medidas extraordinarias frente a la entrega de derechos de agua, lo que no se llevó a cabo entregando nuevamente los derechos a las empresas agro exportadoras.

Manifestación Paine. Foto de:

Imagen: Comité Ambiental Comunal y Movimiento por el Agua Paine

A la lucha por el agua en Paine, el CAC se suma a la oposición de la ampliación del negocio de la familia Kast, quienes pretenden construir un parque con múltiples locales, el que proyecta recibir 3 mil personas diarias en un barrio residencial.

Desde el Comité se ha hecho una denuncia a la Superintendencia del Medio Ambiente, ya que los trabajos han comenzado sin una debida evaluación de sus impactos, además de que el actual Plano Regulador no permitiría este tipo de instalación. 

La calle, el municipio y la segunda vuelta

Durante el estallido social, el actual concejal por parte de Plataforma Social Paine, Jorge Molina, recuerda que los paininos se convocaron a las calles masivamente, desde donde emergieron diversas agrupaciones y asambleas territoriales, algunas de las cuales ahora conforman este conglomerado que lo llevó hasta el municipio.

La presidenta de la Junta de Vecinos de Villa La Portada de Paine, Natalia Miranda, no entiende a qué se debe la tendencia de derecha en su comuna. “Porque aquí fue donde más detenidos desaparecidos hubo, porque vivimos el estallido social, la velatón del 11 de septiembre y mucha gente apoyando la velatón. Pero llega una votación, y votan por la derecha”, cuenta.

natalia miranda paine

Natalia Miranda, presidenta junta de vecinos Villa La Portada, Paine.

Sin embargo, pese a que ganó Kast en primera vuelta y hay una tendencia de municipios de derecha -sólo con dos alcaldes de la Concertación desde la vuelta a la democracia: Jorge Larraín Muñoz (1992-1994) y Patricio Achurra (2004-2008), Molina piensa que este ha sido un tiempo diferente, pues incluso el actual alcalde, Rodrigo Contreras (UDI), ganó luego de una reñida votación contra Mario Arros, de la Federación Regionalista Verde Social.

Elecciones Paine, imagen de :Servel

Resultados elecciones alcalde Paine, fuente: Servel.

Contreras ya ha expresado su postura para estas elecciones y es uno de los 35 jefes comunales que le han dado su apoyo al candidato republicano, a través del grupo “Alcaldes por un Chile Libre”, en contraste a los más de 130 ediles que le entregaron su voto a Gabriel Boric.

En tanto, desde las calles de Paine, Jorge Molina relata que en este proceso de la segunda vuelta se ha vivido un clima similar al de la revuelta social de octubre: “Llega mucha gente, muy entusiasmada, hay gente nueva, conocimientos nuevos”, sumado a que se ha logrado generar un proceso organizativo entre movimientos sociales y partidos políticos. “Yo creo que este ha sido el proceso en que las organizaciones se están juntando con los partidos a trabajar en conjunto, de hecho estamos todos metidos en distintas organizaciones, ha sido interesante”, concluye Molina.

Por otro lado, Natalia Miranda y la vecina de Paine, Mafalda Zúñiga, coinciden en que la población no está tan politizada. “Al menos donde yo vivo, el tema de delincuencia, inseguridad y el trabajo son lo importante. La gente piensa en seguir adelante; quieren solucionar sus problemas. Hay algunos que se dan el tiempo de pensar o revisar lo que le están ofreciendo, cuáles son los pros y los contra, pero hay otros a los que les preguntas ‘¿por quién vas a votar?’, (y responden) ‘no sé todavía’. Es la típica”, explica Mafalda.

Ella también hace una crítica a la seguridad del sector: “Si llamas a Carabineros, o están en guardia o en otra parte. Es raro que lleguen. Prácticamente no hay seguridad en Paine”.

Natalia Miranda asegura que es por este constante problema, por la desvinculación de los políticos con el territorio y su gente, y por el aprovechamiento en actividades populares, que los vecinos y vecinas están desilusionados de la clase política. “Si tú no conoces el lugar que estás liderando, no vas a poder hacer nada. Para mí, las autoridades siempre tienen que estar pidiéndonos a nosotros… ¡Pero no somos sólo para la foto! Porque es facilito estar en una oficina sin cachar nada”, expresa la presidenta de Villa La Portada.

Cabe preguntarse entonces por qué sigue ganando la derecha en la comuna ante esta desafección política. Según Natalia, se debe a la cantidad de empresas y empresarios que hay en la comuna: “La derecha suma votos dando trabajo. Otra respuesta no tengo. Es lo que pasa en Las Condes: es donde está el poder económico. Por ahí va la cosa de por qué la derecha en Paine va un voto más arriba; pero muy poquito, no digamos que por mucho”.

La reflexión de la gestora cultural Nilda Ibarra es similar a la de Natalia, y recuerda que entre aquellas empresas están las de los Kast. “La empresa Bavaria indiscutiblemente ha dado mucho trabajo durante muchos años a muchas personas acá. De ahí parte esa fidelidad y de los rasgos del latifundio, porque aunque no sea campesino tanto como antes, aún existen estas formas de ver al patrón. Su presencia en Paine es política y social”, cierra la organizadora de las cuecas por Boric.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



[No hay estaciones de radio en la base de datos]