Paula Navarro: “El fútbol tiene mucho poder y los hombres tienen miedo de que las mujeres tengamos ese poder”

Escrito por el 30 Junio 2018

La DT del Santiago Morning femenino y entrenadora ayudante del primer equipo del club, en entrevista con la Radio JGM, critica a las instituciones responsables del machismo en el fútbol y propone una serie de medidas como solución a este problema.

Paula Navarro, Santiago MorningEn Chile, el fútbol nos ha demostrado que no existen deportes para hombres y deportes para mujeres: mientras la selección masculina no logró clasificar al mundial, la femenina -prácticamente sin recursos- se prepara para Francia 2019.

Ante este escenario, intervenido por una movilización feminista a nivel nacional, la DT del Santiago Morning femenino y entrenadora ayudante del primer equipo del club, Paula Navarro, analiza y critica el machismo presente en esta disciplina.

Para ella, el fútbol es el único deporte capaz de paralizar el mundo y que afecta la economía del país: “La gente ve más televisión, hace más asados, va más al supermercado, viajan a ver a la selección… El fútbol se mueve por el poder. Es muy potente lo que pasa”.

¿Por qué pasa eso con el fútbol masculino y no con las mujeres?

Porque (el fútbol) está liderado por hombres. El fútbol tiene mucho poder, y ¿quiénes han sido en la historia los que han tenido mucho poder? Los hombres. Porque las mujeres que han salido a la pelea, estos las han eliminado; así de simple. O sea, ¿cuántas comentaristas mujeres hay? Ni una. Esto significa para estos tipos que ninguna mujer sabe de fútbol. ¿De quién es culpa esto? ¿De quién es el fútbol? De la FIFA. La FIFA ha hecho las cosas muy mal con el fútbol femenino. Muy mal.

Paula Navarro critica que la noticia de la clasificación al mundial de la selección femenina desapareciera después de una semana; que el triunfo y la alegría de esos días no se tradujera en más derechos para las mujeres deportistas.

“(La FIFA) formó una mesa de diálogo de no discriminación a la mujer. Eso no sirve, porque te hace perder tiempo. ‘Juntémonos a conversar, ¿qué vamos a hacer?, ¿cuáles son los problemas?’. Todos sabemos cuáles son los problemas. Aquí tiene que haber un cambio en la Federación de Fútbol Chilena, donde entren dirigentes y dirigentas mujeres que luchen por los derechos del fútbol femenino. Personas que tengan experiencia, contenido, que sean del medio”, propone.

Para justificar la desigualdad salarial, dicen que el fútbol de hombres vende más. ¿Qué opinas de ese argumento?

Obvio que vende más, porque ellos se han encargado de visibilizarlo. En cambio, no han hecho eso con el fútbol femenino. No hay información, no hay visibilización, no hay nada, porque a los tipos no les interesa. ¿Por qué? Porque les da miedo, porque no les conviene. Porque cuando lo visibilizas, los hinchas llenan los estadios, porque la gente dice ‘el fútbol está tan sucio, con tanta gente tránsfuga, que estas cabras se han sacado la cresta y no ganan ni uno, vamos a apoyarlas’.

“Ellos no quieren que esto se sepa, no les conviene, porque a las mujeres nos va a dar poder, nos va a dar autoridad y derechos para exigir y decir ‘nosotras estamos llenando los estadios con 30 mil personas. Empecemos a equiparar los sueldos’. Juegan 11 contra 11, 90 minutos… Ni una diferencia. Van a tener que repartirle un pedazo de la torta a las mujeres, y ese pedazo hasta el momento es de ellos. Ellos van a ganar menos. Este es un juego de poder”, enfatiza.

La entrenadora egresada del Instituto Nacional de Fútbol (INAF) compara esta realidad con los políticos ante la demanda educacional: “¿Por qué los políticos no quieren educación gratuita y para todos? Porque no quieren que los de abajo sepan más que los que están arriba. Que los de arriba tengan siempre los mejores profesores, la mejor infraestructura, la mejor educación, porque así los otros no les piden tanto. Eso es lo que quieren con nosotras: que nos quedemos calladas, que no aleguemos, que no tengamos visibilidad”.

¿Crees que aquí se podría replicar lo que hizo la selección danesa masculina, que le dio parte de su sueldo a la femenina para equipararlos? ¿Es esa una solución?

No creo que sea una solución y no creo que los jugadores lo hagan. Porque la gente cuando tiene dinero, cambia mucho. Aunque hayan sido súper humildes, cambian. Por lo tanto, ellos no van a estar dispuestos a decir “De los 100 mil dólares que recibimos por los partidos, les vamos a dar 50 mil dólares cada uno a las jugadoras”. No van a querer porque esos 100 mil dólares es la camioneta que le compra a la señora o la tarjeta de crédito. Eso no va a pasar y no es la solución.

¿Cuál es la solución?

Que la Federación de Fútbol tome el fútbol femenino, no la ANFP. Tiene que haber derecho de pago federativo y derechos de formación. Entonces, si formas jugadoras, un club extranjero se va a querer llevar a una y vas a decir “me tienes que pagar lo que corresponde a los derechos de formación”. Entonces, el club de Chile dice “esto es un negocio como con los hombres”: fabricar a los niños para venderlos.

“Actualmente nosotras formamos jugadoras y el equipo extranjero se las lleva y no nos pagan ni un peso. Los presidentes de los clubes dicen ‘Yo pago cancha, los balones, camisetas, profesores, buses, pago todo, me sacan mi patrimonio que son las jugadoras y no gano nada’. Entonces, es pura pérdida el fútbol femenino actualmente. Hasta que lo tome la Federación de Fútbol de Chile, que se reglamente y que haya personas destinadas al fútbol femenino”, agrega Navarro.

Desde la experiencia

Paula Navarro, DT Santiago Morning femeninoEn diciembre del año pasado, fue noticia que Paula Navarro sería la primera mujer DT del primer equipo del Santiago Morning. Unos días después, el presidente del club, Miguel Nasur, la presentó como la ayudante técnico y a Jaime García como DT.

Cuando ocurrió esto, ¿hubo conductas machistas o hubo otra justificación para hacerlo?

Primero, yo no quería, porque sabía a lo que me iba a enfrentar. Es muy difícil que te digan “Tienes que subir de categoría, salir campeona, tienes estos jugadores y no tienes más”. Son jugadores que yo no elegí… Difícil. Yo tampoco iba a entrar en el juego. No iba a arriesgar mi carrera a que, si me empezaba a ir mal, dijeran “es que es mujer, no tiene idea” y me iban a crucificar. Iba a ser debut y despedida. Era mejor estar dentro del cuerpo técnico, pero asesorando.

¿Crees que hubiera existido resistencia de parte de los jugadores de recibir órdenes de una mujer?

No, no creo que de parte de los jugadores. A mí me conocen.

De todas maneras, sin revelar nombres, dice que otras personas del mundo del fútbol, “que se creen entrenadores”, sí tuvieron comportamientos machistas. “El fútbol tiene mucho poder y los hombres tienen miedo de que las mujeres tengamos ese poder. Observa a la FIFA: ¿cuántas mujeres hay directoras? Dos, tres. Siendo que la FIFA debería decir ‘50% de hombres, 50% de mujeres’. Esto sería para mí una señal clara de igualdad”, expresa.

¿También vives la desigualdad de sueldo como entrenadora?

Claro, obvio que sí. Yo gano la mitad que gana el entrenador del primer equipo. Eso pasa como pasa en un banco, en una agencia privada… Las mujeres siempre ganamos menos de lo que gana un hombre con el mismo cargo, con la misma capacitación, con los mismos años, con todo.

Entre sus críticas y propuestas, Navarro agrega como conclusión: “Que el presidente de la FIFA sea hombre, pero que la vicepresidenta sea mujer ¿Por qué no? Por eso este fenómeno que está pasando con el feminismo tiene a las autoridades expectantes, molestos. Tienen miedo. Aquí hay que trabajar juntos. Pero si él gana 10 y hace la misma pega que yo, yo también gano 10”.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA