Cler Canifrú, guitarrista: «el rock y las mujeres están haciendo ruido»

Escrito por el julio 1, 2018

La cantautora conversó con Radio JGM y profundizó en las dificultades a las que se enfrentan las mujeres en la música y cómo desde la tribuna del feminismo ha encarado esta lucha. Actualmente la artista se encuentra promocionando su último single «Dormida en la Nieve», que es un adelanto de su próximo trabajo discográfico.

Multifacética es poco para describir a la guitarrista nacional Cler Canifrú. A lo largo de su carrera ha sido parte de proyectos tan diversos entre sí, como lo son la banda de la cantante romántica chilena Myriam Hernández o el grupo  de corte punk y contestatario, Lilits.

Con una amplia experiencia como músico de sesión de diversos artistas y habiendo sido miembro estable de bandas como Hidalgo o Murciélago, el 2013 Cler Canifrú decide oficializar su proyecto solista. Este proceso se ve reflejado en el lanzamiento de su EP «Posavasos» en el 2014 y su posterior disco de larga duración «K9» en el 2015.

A la fecha, la compositora chilena acaba de finalizar el proceso de financiamiento de su próximo disco a través de un crowdfounding, que planea lanzar en octubre del 2018.

 

El rock desde la mirada femenina 

Sin tachas, sin cuero. Un buzo negro y una pequeña trenza que pasa casi desapercibida. Relajada y serena, así se muestra la artista. Mientras que entre sus manos sostiene un vaso de té en el que se lee: «buen día Alejandra», escrito en plumón permanente. «Es que me da lata decir Cler», confiesa la guitarrista.

Si uno revisa su carnet de identidad, tampoco se encontraría con este nombre. Si no que figura como María Clara Canifrú. «A mí me iban a poner Marie Claire Canifrú porque mi bisabuelo era francés», recuerda la artista. De ahí que todos sus conocidos le han dicho Cler. «Nadie nunca me dijo Clara o María Clara, siempre me dijeron Cler, entonces crecí respondiendo a ese estímulo», señala.

Desde pequeña fue cercana a esta rama del arte. La licenciada en música, con mención en guitarra eléctrica, comenta que sus primeros acercamientos al rock fueron a través de la figura de su padre. «Mi papá tenía una banda de rock y mi mamá cantaba en unos programas de niños», explica Canifrú. Su primer acercamiento a este género fue con las canciones de Los Beatles, que su padre le solía cantar.

El estilo de sus composiciones se ve fuertemente influenciado por el hard rock de los ’70 y especialmente, por el grunge de los ’90. «Independiente de que sesione tocando muchos otros estilos, yo diría que el mío va más por esa onda, sobretodo el rock alternativo», indica.

Entre estos «otros estilos» se encuentra el rock progresivo, el punk y la música romántica. Incluso la bachata y el reggaeton cuando le ha tocado animar matrimonios y otros eventos.

Tampoco se queja de los trabajos donde tiene que alejarse del rock para poder percibir ingresos más estables. «No lo hago pateando la perra. Por el contrario, estoy agradecida de que me llamen para hacer estas cuestiones. Prefiero eso a tener que trabajar en otra cosa para tener que sustentar lo otro. Prefiero mil veces hacer esto y que sea para mí una pega remunerada, donde igual me tenga que colgar la guitarra que hacer otra cosa», sostiene Cler.

Agrega que «no siempre veís lucas y menos en el rock, que aquí es donde menos se ve la plata. Lilits, Hidalgo e Hijo de Algo lo hago por satisfacción personal».

¿Cómo ves esta escena donde tú te mueves? Es un espacio donde podríamos decir que no eres una  artista emergente, pero tampoco estás consagrada ante la crítica. 

Es un espacio, que a diferencia de otros estilos, tiene las puertas mucho más cerradas. Si bien las bandas de rock son las que más llenan estadios cuando vienen a Chile, por alguna razón no pasa con la escena local, siendo que hay bandas súper buenas. Es más difícil en el rock que con otros estilos, porque tampoco suenan mucho en la radio. Solo tenís la Sonar y la Futuro, y es todo lo que hay. Igual somos muchos y por algo damos la pelea. Nos gusta mucho, somos muy apasionados.

El rock tiene mucho de ideología. No lo hacís para vender. Yo creo que nadie hace rock para vender. Estarías súper mal enfocado si tu meta fuera ser famoso. El rock uno lo hace porque nace de una inquietud, de la rabia, del amor, de la frustración y de la política. Tiene más ideología, más trasfondo que otros estilos.

Se diferencia del pop, que también me gusta, pero éste es más conciliador. Está diseñado para que te guste. No así el rock, que está hecho para pegarte una cachetada, para contestarte. Quizás por eso, en un afán de mantener adormecida a las masas se le da mucho menos espacio.

 

Su propina es mi disco

Hace menos de un mes, Cler terminó el proceso de crowdfounding para la producción de su próximo trabajo discográfico. Este tipo de financiamiento no es nuevo para la artista, ya que usó un método similar al momento de hacer su álbum anterior, «K9». «Es bien común (esta forma de financiamiento). Está en boga porque tenis que rebuscártelas. No todos se ganan el Fondart y en el arte es donde menos hay lucas«, expresa.

La guitarrista asegura que en Chile se piensa que porque alguien suena en la radio está forrado en plata. «Pero tampoco es así. Grabar discos es súper caro, mezclar, masterizar y todo eso son lucas«, señala al profundizar por qué diversos artistas consagrados estarían usando esta vía para costear sus proyectos.

En este mismo espacio donde tú te mueves, ¿cuál es el rol que se le da a la mujer en el circuito del rock en Chile?

El rock es de hombres. Les carga que una diga esto, pero para las mujeres sí es más difícil. En todo ámbito, sobre todo en el rock es súper difícil. Si bien, puede ser que hayan muchas más bandas de hombres que de mujeres, yo siento que las oportunidades no son las mismas.

A mí misma me han dicho varias veces: ‘oye Cler, están saliendo más mujeres, así que ten ojo’. Pero, ¿por qué tengo que tener ojo?, ¿por qué me tengo que resguardar de que hayan otras mujeres tocando la guitarra? Tú a los hombres no les adviertes, tú no le dices a Claudio Cordero: ‘oye cuidado, porque el Benjamín Lechuga te está pisando la cola’. Tú no haces eso. Al contrario, los unes. ‘La raja ver a Cordero, Lechuga Hidalgo, Sanhueza y Silva’ pero con las mujeres pareciera que no hay espacio para más de una, entonces las pones a competir. Y eso igual es charcha.

Yo varias veces he escuchado que dicen que ‘a la Cler la pescan porque es simpática o porque tiene muchos pitutos’. ¿No puede ser quizás, porque no soy tan mala? O, ¿porque quizás sea buena? Y no es que yo diga que sea buena, no lo sé. Pero ese no es el primer cuestionamiento. Primero vienen muchas otras cosas y al final está el ‘algo bueno hace’, es como un agregado.

Y ni hablar de que tenis que ser flaca, de que si estás muy vieja tampoco te pescan. Y no solo en el rock, en caleta de pegas en que yo he estado. He escuchado que dicen ‘necesitamos una bajista’ y ‘ah no, es que tiene 40, está muy vieja’. A mí me han dicho en otros programas: ‘oye Cler, subiste un par de kilos. Tenis que bajarlos’ y tu miras a la orquesta, y son puros guatones.

Para la mujer y no sólo en el rock, si no eres rica o si no tiras pinta, la tienes mucho más difícil. Los hombres no. Yo conozco hombres feos, gordos, pero tocan la raja y nadie les dice nada. Pero si ves una mina así, desaseada, descuidada pero talentosa, igual no la van a pescar.

Todo lo que me cuentas y de lo que pasa en el rock, también se ve reflejado en el resto de la sociedad. 

Claro. El rock es sólo un segmento de lo que pasa a diario. Es la cagá. Te juro que yo no sé por qué a la gente le molesta tanto que una se queje, porque no son puras tonteras. Por cualquier cosa te dicen ‘feminazi’. Te han puesto la pata encima toda la vida. Por ejemplo, a las mujeres les dejaron hacer arte hace poco. Hay un montón de obras clásicas que fueron compuestas por ellas y que tuvieron que firmar como hombres. Porque las mujeres no tenían permitido ser artistas.

La mujer calza súper bien en el pop. Que sea bonita, que se ría siempre, que cante canciones de amor y que sea todo muy complaciente y muy bonito. Ahí si tenís tu espacio, pero en lo demás no. Porque molesta o hace ruido, algo pasa.

Ha sido así siempre. Si hablas de escultores, escritores, músicos o pintores, muchos nombres de hombres se te van a venir a la mente. Pero con las mujeres vas a tener que pensarla más. Históricamente, la población mundial siempre han sido más mujeres que hombres. Si siempre han habido más mujeres que hombres, ¿por qué no conocemos a más mujeres en la historia? Y ahora las mujeres lo están diciendo y los locos se enojan, y somos todas ‘feminazis’, entonces es raro.

En algún momento dijiste que «una mujer que elija hacer rock es más rockera que un chascón con chaqueta de cuero que escuche Metallica. Para el hombre ser rockero igual es un lugar de status quo.

La mujer siempre la tiene mucho más difícil y aún así, con todos los prejuicios y todo lo que cuesta, decides hacer rock. Encuentro que es súper jugado, mucho más que ponerte una chaqueta de cuero que diga Metallica e ir a tomar cerveza al Bar de René.

Creo que es una actitud mucho más rockera sacarte la chucha y que te cierren las puertas todo el día, como le pasa a todo el mundo. Le pasa también a los hombres, pero a las mujeres nos pasa más. Y que aun así decidas hacer rock lo encuentro muy loable y rockero, más allá de andar vestido así por la vida.

 

El feminismo y el rock: un movimiento político 

Para Cler Canifrú, el feminismo es como el rock ya que dentro de él hay varias subdivisiones y destaca que las mujeres «tienen todo el derecho a manifestarse de la forma que mejor les plazca. Yo no voy a salir a marchar con las tetas al aire porque me da vergüenza y soy muy pudorosa. Pero solo por eso, no porque encuentre que sea algo inmoral», comenta.

En ese contexto, ante las recientes tomas feministas que se dieron en las universidades como una forma de protesta frente al sistema patriarcal y los abusos cometidos por profesores, la artista apoya esta medida. «Probablemente, yo también estaría metida en esa toma. Yo apoyo este movimiento y lo haré desde mi tribuna que en mi caso es haciendo rock, diciendo lo que pienso y contestando», sostiene Canifrú.

¿Cómo te gustaría a ti que fuera la industria del arte en Chile, de aquí en adelante para las mujeres?

Que sean más parejas las oportunidades. Nadie esta diciendo que nos pesquen solo por ser mujeres. Solamente estamos buscando igualdad de oportunidades, eso es todo.

Si se están haciendo estos movimientos no es para que nos consideren más a las mujeres por ser mujeres. Es para que tengan las mismas oportunidades que los artistas hombres. Y vuelvo al ejemplo, si te pido escritores hombres me vas a nombrar varios, pero no me vas a nombrar casi ninguna mujer. Con suerte serán dos, máximo. Y no es porque sean malas, es porque no tienen el mismo espacio, no son tomadas tan en cuenta, por lo que no tienen tanto peso.

Ya se están haciendo cosas, esto del movimiento es un alegato a que se nos den las mismas oportunidades y la misma tribuna, y no por ser mujeres, si no que porque podemos hacer un trabajo de buena calidad. Yo creo que ya se está haciendo. Todo este ruido que se está levantando es parte del trabajo que se tiene que hacer. Cada una desde su vereda con marchas, colectivos dentro de las universidades y en la música. 

Son cosas que han pasado desde siempre. Desde que las mujeres no podían dedicarse a hacer medicina porque después eran tratadas de brujas. Históricamente nos han puesto la pata encima, de verdad que hay gente que cree que estamos tonteando. La música ha sido otra forma de alzar la voz. 

A propósito de eso, participaste del tema «Ni una más ni una menos» con otras artistas chilenas. 

Es una canción bonita y pop. Está hecha para que llegue a todas las masas y no solamente a un circuito específico, como lo es el del rock. La idea era fuera envolvente para todos y que llegue a todas las edades. Ahí tienes otra forma de alegar. En el fondo esa canción también es un alegato, no es complaciente. Se está diciendo algo súper fuerte.

Durante este mes la artista tendrá una serie de presentaciones. La primera será el 5 julio junto a Beso Lésbico y Cleaver, dos exponentes de la escena rockera contemporánea. El show se realizará en La Batuta, ubicada en Jorge Washington #52. Las entradas tienen un valor de $3.000 general y se pueden adquirir a través del sistema Ticket Hoy.

Luego, el próximo 14 de julio Cler Canifrú tocará en las Sesiones Audiomúsica y el 19 tendrá un show en el Bar de René.

Escucha el último single «Dormida en la Nieve» de Cler Canifrú, aquí: 

Comentarios

Canción actual

Title

Artist