MAM sobre crisis humanitaria en Chacalluta: “Tratar de controlar la migración por decreto es una ilusión”

Escrito por el 24 Junio 2019

Radio JGM conversó con Eduardo Cardoza, vocero del Movimiento de Acción Migrante, respecto de la situación que tiene a más de 200 venezolanos y venezolanas varados en la frontera de Chile y Perú. “Mientras se considere que la migración se  puede controlar en el punto de destino con medidas esencialmente represivas se está desconociendo el fenómeno y se están tomando decisiones que están condenadas a ser un fracaso”, aseveró.

Foto: REUTERS/Guadalupe Pardo

 

A partir del 22 de junio, el gobierno de Sebastián Piñera comenzó a exigir el uso de visas consulares para el ingreso  ciudadanos venezolanos al país como turistas. Medida que durante el fin de semana provocó la protesta de cientos de venezolanos y venezolanas en la frontera de Chile y Perú, quienes en la actualidad están varados en Chacalluta.

Sobre el tema Radio JGM conversó con Eduardo Cardoza, vocero del Movimiento de Acción Migrante (MAM), quien afirmó que “hay un problema humanitario en Chacalluta, son 200 personas a las que no se les deja entrar a Chile cuando normalmente los venezolanos pueden hacerlo con carnet de identidad como turistas”.

Respecto de la medida adoptada por el Gobierno, el vocero del MAM aseguró que “la respuesta que se da a esa situación humanitaria es poner más restricciones pues para la obtención de una visa de turismo de carácter consular las personas deberían ir previamente al Consulado para hacer los trámites antes de llegar a la frontera”.

Cardoza también explicó que no sólo se ha aplicado esta medida de restricción del ingreso a ciudadanos venezolanos, sino que también un caso emblemático fue el de República Dominicana, en el que igualmente se exigía la visa consular. “En definitiva, este tipo de restricción tiene un problema enorme ya que parten del concepto de que los flujos migratorios se pueden controlar en el país de destino y no se considera que lo que estamos hablando es una situación social global o en este caso regional”, señaló.

Y agregó que “en la medida en que se considere que a la migración se le puede controlar desde un punto de destino con medidas esencialmente represivas se está desconociendo el fenómeno y se están tomando decisiones que están condenadas a ser un fracaso”.

Desde el MAM, interpretan que detrás de esta disposición hay una “voluntad de castigar, de poner obstáculos, partiendo de la base de que es posible desincentivar a la migración poniéndole medidas restrictivas”, indicó su vocero.

“Nosotros ya lo hemos dicho en varias oportunidades, este insistir en la misma voluntad represiva de controlar la migración a través de decretos es inconducente. Pero, además, tiene un aspecto que es muy grave, pues esta migración que se esta dando desde Venezuela, se produce luego de que el Gobierno manifestó su apoyo a Guaidó, yendo el presidente hasta Cúcucta, pero cuando la gente llega a Chacalluta se olvidó de eso”, añadió.

Sobre la situación de los 200 ciudadanos venezolanos varados en la frontera, el vocero del MAM señaló que desde el derecho internacional “si esas personas solicitan refugio el Estado debe hacer cargo por lo menos durante el proceso que se estudia su situación. El problema, es que están rechazando justamente solicitudes sin analizarlas, sin tenerlas en cuenta. Hay un tema que es real y es que hay que asumir la responsabilidad. Nosotros, hasta ahora, no hemos visto ninguna solución ni propuesta para esas personas. Es como decir ‘esperemos que se disuelvan, que desaparezcan’, pero no hay una medida que tenga en cuenta eso, lo único que hay son medidas paliativas.

Venezolanas y venezolanos en la frontera de Chile y Perú

Para Eduardo Cardoza, el fenómeno migratorio en la región se debe asumir de manera conjunta por todos los Estados latinoamericanos. “La migración es un fenómeno global social, producto de las desigualdades del sistema económico y de la globalización. Por tanto, se necesitan medidas que tengan en cuenta los flujos reales de personas, pues querer aislar un país o simplemente tratar de controlar la migración por decreto es una ilusión que puede servir para el populismo ante elecciones o para satisfacer algunas pulsiones sociales en contra de los extranjeros incentivadas muchas veces a través de los medios de comunicación, pero no sirve para para resolver un problema real, social y regional en este caso”.

“La migración es un problema global, por algo sigue creciendo. Muchos países adecuan políticas de inclusión y de interculturalidad, porque, como está comprobado, las migraciones aportan a las sociedades que las reciben”, enfatizó.

Escucha la entrevista completa aquí:

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA