Condiciones dignas para vivir: El reclamo de los Hogares Universitarios U.Chile

Escrito por el junio 26, 2017

Hacinamiento, cortes de luz, presencia de hongos, Internet deficiente y un reglamento general de hogares obsoleto, son algunos de los principales problemas a los que día a día se enfrentan los y las estudiantes de regiones que habitan los hogares universitarios de la U. de Chile.

por Bárbara Barrera Morales

Hace más de dos años que las y los estudiantes de los hogares universitarios Mario Ojeda, Juan Gómez Millas y Paulina Starr – todos dependientes de la Universidad de Chile – vienen visibilizando sus principales demandas en torno a los problemas reglamentarios, de habitabilidad e infraestructura presentes en los tres recintos.

Pese a haber mantenido constantes diálogos con la Dirección de Bienestar Estudiantil (DBE) de la U. de Chile, organismo a cargo de la administración de los hogares universitarios que en varias ocasiones se comprometió a cumplir con sus demandas, los y las estudiantes acusan implementación de soluciones «parches» y cortoplacistas.

Radio JGM te explica cuáles son los principales problemas de los hogares universitarios de «la Chile» y qué exigen hoy en día sus más de 100 residentes.

1. Infraestructura

Hogares Universitarios es un programa de la Universidad de Chile que permite que jóvenes de diferentes regiones puedan venir a la capital del país a estudiar en la Casa de Bello. Para muchos, esta es la única posibilidad de cursar sus estudios superiores en uno de los mejores establecimientos educacionales del país.  Sin embargo, su estadía dentro de los hogares dista bastante de lo que las y los estudiantes esperan al llegar a su primer año de universidad.

Rocío Seguel, integrante y delegada del hogar universitario de mujeres Mario Ojeda, asegura que dentro de los principales problemas a los que se enfrentan en su paso por los hogares se encuentran las filtraciones de agua por las intensas lluvias de invierno, las cuales terminan dañando las paredes y enchufes; cortes de luz repentinos en diferentes épocas del año; presencia de hongos en duchas y algunas habitaciones; problemas con el Internet que no les permiten trabajar adecuadamente; y escasas duchas para la cantidad de estudiantes que integran los diferentes recintos.

Tal es el caso del hogar Juan Gómez Millas (JGM), conformado exclusivamente por hombres, donde las duchas funcionan en base a un termo eléctrico que suministra agua caliente. En la actualidad, el termo del tercer piso del hogar no se encuentra operativo, pese a que los estudiantes aseguran que han sido innumerables las veces en que el servicio técnico ha ido a repararlo. En consecuencia, en dicho sector existe una ducha en funcionamiento para un total de 14 estudiantes, los cuales deben hacer fila todas las mañanas para poder bañarse.

Seguel explica que estos problemas impactan directamente en el desempeño académico de los y las estudiantes: “contar con un lugar adecuado para estudiar, con un espacio para ello, o con un internet que pueda responder a nuestras necesidades para pruebas para trabajos, claramente afecta. Además esto es una beca, y por lo tanto cuenta como requisito en cuanto al avance académico, en cuanto a los ramos”.

2. Habitabilidad

 Javiera Gutiérrez, también integrante y delegada del hogar universitario Mario Ojeda, cuenta que otro de los principales problemas a los que se enfrentan tiene que ver con la habitabilidad de los recintos.

En primer lugar, asegura Gutiérrez, existe un gran hacinamiento especialmente en el hogar JGM, donde este año no sólo se ocupó la capacidad máxima del establecimiento (30 personas), sino también dos de los cuatro cupos de emergencia.

Por lo mismo, gran parte de los jóvenes que habitan el recinto no cuentan con clósets para guardar sus pertenencias y tampoco con espacios de estudio aptos, situación que “ha afectado la calidad de vida que tienen los residentes dentro de esa casa, dado que el sobrepoblamiento de las habitaciones afecta el desarrollo de las actividades cotidianas que tiene cada residente en ese hogar”, explica Gutiérrez.

En esa misma línea, Seguel enfatiza que los problemas que se presentan son también a nivel de convivencia interna. “Las situaciones donde hay hacinamiento, en las situaciones donde hay lugares poco aptos para la salud, o sea, problemas de salud con la presencia de hongos y de humedad en invierno claramente afecta al buen vivir que podamos tener, a la dignidad también como personas”.

En 2014 el hogar Mario Ojeda fue remodelado con una inversión cercana a los 250 millones de pesos, según cifras de la Universidad de Chile, la cual habilitó espacios que en el pasado no estaban disponibles. No obstante, los y las estudiantes aseguran que los trabajos de remodelación fueron realizados en base a planos erróneos que no contemplaron la realidad del recinto; los mismos planos que actualmente la DBE utiliza para justificar el aumento de cupos del hogar. En consecuencia, las nuevas residentas del hogar Mario Ojeda no contarán con las condiciones mínimas de habitabilidad.

3. Política de vivienda universitaria

Actualmente el programa Hogares Universitarios se rige por un reglamento que data de 1997. En los últimos dos años la DBE ha venido trabajando en su reformulación con el objetivo de modificar algunos aspectos obsoletos que no responden a las necesidades y demandas actuales de los y las estudiantes.

Meme original de Estudiantes de Hogares Universitarios U. de Chile

Gutiérrez cuenta que a través de esta modificación la DBE pretende incorporar un modelo de hogares basado en ideas extranjeras que volvería la situación “bastante compleja e insostenible”, debido a que no respondería “a las necesidades de los y las estudiantes de nuestra universidad pensando en el contexto chileno”.

En primer lugar, este nuevo plan “trayectoria de hogares” implicaría que los y las estudiantes vivan los primeros dos años dentro de los hogares que actualmente se encuentran en funcionamiento, para pasar en tercer año al Erasmo Escala: hogar que actualmente ni siquiera está construido y que tampoco contaría con las condiciones mínimas para poder albergar a la cantidad de personas que habitan en los tres recintos de la U. de Chile.

Otra de las propuestas del plan son los cobros adicionales por sobreconsumo de servicios básicos, la pérdida de calidad de residente una vez egresados los y las alumnas y el arriendo de los hogares universitarios en verano.

Gutiérrez explica que esta última idea fue planteada desde la DBE “para rentabilizar los hogares porque para ellos somos solamente gasto”, y que implicaría que los estudiantes retiren sus pertenencias de la casa en períodos no académicos pese a que muchos de ellos provienen de regiones extremas del país.

Rocío Seguel señala que las demandas por las cuales hoy se movilizan han estado contenidas en petitorios de generaciones anteriores que también fueron parte de los hogares de la Universidad. Para Javiera Gutiérrez, precisamente este antecedente da cuenta de que “históricamente las soluciones que ha dado la DBE han sido soluciones parches, cortoplacistas, que no dan cuenta de una visión a largo plazo de un proyecto de hogares bien pensado entendiendo el sentido de hogares, y considerando las necesidades de los y las residentes actuales y quienes estarán en el futuro”.

Asimismo, Seguel asegura que no hay que perder de vista que “hogares es parte de Universidad de Chile, y parte de lo que ella proyecta a nivel país: una universidad inclusiva, pública, que llega a regiones trayendo a estudiantes a través de distintos programas y becas”.

En ese contexto, Seguel lamenta que «hogares no esté dando una respuesta a esas demandas que la misma universidad se ha impuesto  para llegar a estudiantes que son más vulnerables y que piden un acceso a la educación completa”.

Dentro de los principales pasos a seguir para lograr el cumplimiento de sus demandas se encuentran el continuo diálogo con la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y el Senado Universitario, y la pronta incorporación al debate de los decanos de las diferentes facultades de la Universidad. Estos son los que finalmente decidirán si se aprueba o no el nuevo reglamento en el consejo universitario.

Revisa el petitorio completo de los estudiantes de Hogares Universitarios U. de Chile aquí:

 

 

 

Comentarios

Canción actual

Title

Artist