“El Horacio”: cuando el teatro se une a la resistencia social

Escrito por el 10 Noviembre 2019

Se trata de la obra de Heiner Müller que a través del rock cuenta la historia de un héroe romano que a su vez se convierte en asesino, al cual el pueblo deberá juzgar.

Luego de una seguidilla de funciones suspendidas, este sábado nueve de noviembre se vivió por partida doble, entre las 16 y las 18 horas, una intensa y emocionante puesta en escena de la obra “El Horacio” de Heiner Müller, bajo la dirección de Néstor Cantillana.

La obra había sido estrenada el 17 de octubre, logrando realizar solo dos funciones, ya que según cuenta el también actor e integrante del Colectivo The Braiers, Néstor Cantillana, “nosotros suspendimos no por las movilizaciones, suspendimos porque acá la represión de los Carabineros era brutal, tiraban bombas lacrimógenas a diestra y siniestra a gente que se estaba manifestando de forma pacífica, entonces era por la seguridad del elenco, del público, de los técnicos que son los que llegan antes y se van al final, que no podíamos hacer funciones”, por lo que escogieron este horario “ que permite que la gente se pueda manifestar, pueda venir, pueda salir y pueda llegar temprano a sus casas sin riesgos”, indicó.

La presentación de la muestra estuvo a cargo de la directora artística del recinto santiguino, Paulina Urrutia, actriz y ex ministra de la Cultura, quien dio un emocionante discurso en torno al arte y el rol que éste tiene en la realidad social que vive nuestro país.

El elenco de esta producción artística está compuesto los actores Igor Cantillana, Pablo Schwarz, Heidrun Breier, Macarena Teke, Alvaro Espinoza, Eduardo Herrera y Gonzalo Muñoz, y está acompañada además por los músicos Gabriel Muñoz Breier y Cristián Correa.

El argumento central de la obra cuenta la historia de un héroe militar, quien asesina a su hermana sin ninguna justificación, y donde el pueblo tiene que decidir su futuro: si se le trata como un héroe o como un asesino, “lo interesante de este cuento es no sólo cómo se juzga a una persona como el Horacio, sino que además, cómo se va a recordar en la posteridad a este hombre”, comentó Néstor Cantillana.

Lo particular de este montaje radica en que no está narrada de una forma tradicional, ya que el elenco se expresa a través de una banda de rock, donde cada cual no representa ningún personaje, sino que más bien habla a través de este texto poético escrito por el dramaturgo alemán Heiner Müller en 1968.

En este sentido es que el director de la obra, Néstor Cantillana explicó la decisión que tuvieron como colectivo al representar de esta forma esta puesta en escena, “nosotros encontramos la música como un buen vehículo que nos ayudaba a poder potenciar a la obra y darle la energía”.

Además cuenta que esto también tuvo que ver con la producción del montaje, ya que “hay muchas de esas imágenes que tienen que ver con la guerra y todo eso, pero no podíamos porque no teníamos plata para hacer una producción más realista de Roma y los etruscos”, fue por esto que sintieron que “la música nos ayudaba mucho, porque el rock tiene todo el power y por ese lado podíamos traducir imágenes, para que la gente sintiera, ya que la música ayuda como un vehículo de emociones, y eso es lo particular que tiene este montaje”.

La obra en sí, es una propuesta muy interesante ya que combina el teatro con la música, en este caso el rock, lo que la hace muy potente y enérgico, llevando así al espectador a involucrarse mucho más en la trama, ya que sus sentidos son elevados al máximo con una gran interpretación de texto e instrumentación. Los efectos de luces y humo también son un elemento muy destacado, ya que se asimila bastante a un concierto, lo cual hace de esta experiencia algo alucinante.

Néstor Cantillana también señaló que “aquí lo importante son las palabras, porque como en la prensa, éstas tienen una misión, ya que pueden develar la verdad de las cosas o pueden ocultarlas también, por eso es tan importante el rol de la historia”. También hace un paralelo con nuestro pasado histórico, “hace años atrás, los libros de historia hablaban de pronunciamiento militar, y desde hace poco que se está hablando de dictadura militar. Es súper importante el lenguaje en ese sentido”.

Además comenta que la obra se conecta de una forma muy estrecha con los acontecimientos que vive Chile estos días, porque “primero hay muchos márgenes que tienen que ver con poesía, por ejemplo cuando se dice que se derrama sangre sobre la tierra”.

Segundo, “el hecho de que sea el pueblo el que toma la decisión, no el rey ni el presidente, sino que sea la gente la que decida, la que discuta, incluso que se agarre de las mechas, no importa, porque lo importante es escuchar al otro, plantear los puntos de vista propios, y tratar de llegar a un acuerdo, porque esa es la única forma de que un país se fortalezca, así que creo que tiene muchos puntos de contingencia”.

En cuanto a esto último, es que al final de la función, tanto los actores como el público pudieron expresar cánticos de apoyo a las movilizaciones chilenas, convirtiendo a la sala del Teatro Camilo Henríquez en un lugar no solo de encuentro artístico, sino que también social.

Cantillana indica que la importancia del teatro es independiente de los acontecimientos, puesto que “tiene que ver con que el teatro es un vehículo de reflexión, de transmisión, de ideas, de pensamientos, que tú como espectador puedes compartir o no”. Señaló también que “el rol del teatro es que la gente piense, que puedan además de emocionarse, y toda esa otra parte que es un poco más sensitiva y sensorial del teatro, tener la capacidad de invitar al público a reflexionar”.

Sobre la actual revolución social en Chile, Cantillana expresó que la demanda que considera más urgente es “una nueva constitución, ojalá en una asamblea constituyente vinculante, y la nacionalización de los recursos naturales, pues no puede ser que el agua pertenezca a privados, o que el poder económico sea el que conduce el poder político, porque si no es una oligarquía, o es como que tuviéramos reyes, son siete familias las dueñas de este país, no puede ser eso, hay que cambiarlo”.

Por el momento, “El Horacio” no seguirá en cartelera en el Teatro Camilo Henríquez por este año, ya que la producción y el Colectivo The Braiers, solo contemplaron estas dos únicas funciones para cerrar la temporada. No obstante, se espera se realicen funciones desde el 4 al 9 de enero de 2020 en el contexto de Santiago a Mil, y será presentada en el mismo recinto.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA