Brasil 2018: Las propuestas del candidato Haddad

Escrito por el octubre 23, 2018

De cara a la segunda vuelta de las elecciones en Brasil, el candidato del petismo, Fernando Haddad, es la opción contra las políticas ultraderechistas de Jair Bolsonaro. Pese a eso, su programa de gobierno es escasamente conocido, en especial fuera de su país. Estas son sus algunas de sus principales propuestas.

A cinco días de los comicios en Brasil, se estrecha la diferencia entre el candidato Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, dividiendo la opinión pública en el país y el exterior.

De acuerdo a un estudio realizado el 19 de octubre por el instituto Datafolha, el candidato Jair Bolsonaro (Partido Social Liberal) podría obtener la presidencia en las próximas elecciones. Según el sondeo, Bolsonaro tiene el 59% de las intenciones de voto, mientras que Haddad sólo obtendría un 41%.

A pesar de que Haddad aumentó su porcentaje de aprobación, sus propuestas para un futuro gobierno son poco conocidas, ya que son opacadas por las agresivas ideas de su rival de campaña y el ser considerado el sustituto del encarcelado líder popular Inácio Lula da Silva, también lo ha afectado. ¿Quién es Fernando y cuáles son sus principales proyectos para Brasil?

El candidato petista de 55 años es un académico brasileño, descendiente de una familia de libaneses, quién impartió clases de economía en la Universidad de São Paulo , militante en el Partido de los Trabajadores (PT) desde 1997. Fue  ministro de Educación durante los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff, y alcalde de São Paulo entre 2012 y 2016.

Durante su tiempo como ministro, Haddad creó programas de inclusión de jóvenes negros y  de las favelas en las universidades federales, aumentó el número de matrículas y alumnos becados y fundaron nuevas universidades. Fue criticado por la derecha valórica por sus campañas de educación sexual y con contenido de género en la enseñanza básica.

Con el lema “O povo feliz do novo” (“el pueblo feliz de nuevo”), Haddad y Manuela D’Ávila (Partido Comunista Brasileño), candidata a la vicepresidencia, buscan reencantar a los votantes. Entre sus principales objetivos se encuentra la recuperación económica del país, así como la soberanía popular y el garantizar los derechos de los trabajadores, mujeres, jóvenes, indígenas y de la diversidad sexual.

En materia económica, el petista propone una reactivación económica ante la crisis financiera que consume al país, por eso «el Gobierno de Haddad va a proponer una reforma tributaria orientada por los principios de la progresividad, simplicidad, eficiencia y fomento de la transición ecológica», indica su programa oficial de gobierno. Junto a esto el “Programa Meu Emprego de Novo” (Mi empleo de nuevo), se planea generar nuevos puestos de trabajo a corto plazo, revalorizar el salario mínimo y que el Estado ampare a quienes quieran laborar.

La educación tendrá prioridad estratégica, por lo que el candidato espera revocar la reforma autoritaria impuesta por Michel Temmer, creando un programa de Enseñanza Media Federal para mejorar el acceso y calidad de las enseñanza para los jóvenes brasileños. Bajo esta misma premisa, Haddad cree que es posible disminuir la violencia armada y mejor la situación de personas vulnerables.

En salud, Haddad reafirma su compromiso con el derecho universal al acceso a salud, incorporando programas para aumentar la cantidad de médicos, crear farmacias populares y Clínicas de Especialidades Médicas para asegurar la atención básica y articular mayores facilidades para consultas, exámenes y cirugías de mayor complejidad. En el mismo tema, su plan de gobierno pretende promover “ la salud integral para la mujer para el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos y fortaleceremos una perspectiva inclusiva, no sexista, no racista y sin discriminación de [la comunidad] LGBT+».

Uno de los temas más controvertidos de las presidencias de Lula y Rousseff fueron los casos de corrupción, en especial el de Lava Jato, que terminó la destitución de Rousseff y el emprisionamiento de da Silva. Es por eso que Haddad propone garantizar mayor transparencia y prevención de corrupción mediante mecanismos de gestión de los organismos públicos, pero sostiene que “el combate contra la corrupción no puede servir para criminalizar la política».

Respecto a planes energéticos, su programa “propone la adopción de tecnologías verdes modernas, flexibles e inteligentes en la matriz productiva” y ampliar la inversión en ciencia, tecnología e innovación en universidades, institutos y centros de investigación, para garantizar niveles estables de energía y generar un nuevo modelo energético”. Junto a esto, espera llegar a una tasa de cero deforestación en 2022, sin mermar la producción agropecuaria, una de las principales fuentes económicas brasileñas.

Pese al panorama desalentador de las últimas encuestas sobre intención de voto, Haddad cree que Bolsonaro perderá en los comicios del 28 de octubre, ya que, “un profesor tiene muchas más posibilidades de abrir un diálogo que alguien como mi adversario, a quien nunca vi llamar a nadie para dialogar, que nunca aprobó nada sustancial en sus 28 años de mandato» de diputado, afirmó el petista en una entrevista con  la agencia Agence France-Presse en Sao Paulo.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist