La tragedia de Yemen

Escrito por el mayo 30, 2019

Tras más de cuatro años en guerra civil, Yemen se ha transformado en una tragedia catalogada como la mayor crisis humanitaria de la actualidad. La intervención de Arabia Saudita con el apoyo estadounidense, han puesto en peligro la vida de los más de 28 millones de habitantes de uno de los países más pobres de la región. 

Foto: Julien Harneis

«No hay lugar seguro para los niños en Yemen», con esas palabras, la directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, señaló la situación a la que se enfrentan los más de 12 millones de menores que actualmente viven en el país y que ya cumple más de 4 años en guerra civil.

Este conflicto, iniciado producto de las diferencias entre los habitantes del norte y del sur, unificados a principios de los noventa, se ha transformado en una de las mayores tragedias en lo que va de siglo. Desde UNICEF ya han señalado que en poco más de 10 días, 27 niños han muerto, aunque no se descarta que la cifra pudiera ser mayor.

En este sentido, la intervención de una coalición de países árabes, liderada por Arabia Saudita, ha jugado un rol trascendental en precarizar aún más la situación de los yemeníes. Desde 2015 el gobierno saudí ha llevado a cabo una campaña de bombardeos destinada a frenar al movimiento rebelde del norte de Yemen. En este contexto, Arabia Saudita ya ha sido acusada de cometer crímenes de guerra, como la destrucción de un bus escolar en agosto de 2018 en donde murieron 40 niños.

Otro aspecto igualmente alarmante, es la información dada a conocer en un informe de las Naciones Unidas en donde se pronosticaba que a fines de 2019 serán más de 230.000 las víctimas producto de la guerra y alrededor de la mitad de dicha cifra podrían ser menores de 5 años.

Fabrizio Carboni, director de la Cruz Roja para Medio Oriente, ha señalado que no se trata solo de una crisis humanitaria, ya que ha esta altura, la solución no se basa en lograr abastecer y suplir las necesidades básicas de los yemeníes en guerra, sino que es también una crisis psicológica que ha dejado heridas inconmensurables en quienes han vivido el conflicto.

Estamos hablando de un país en donde niños y niñas han nacido y crecido en guerra, y dependen en gran parte, o en algunos casos en su totalidad, de la ayuda humanitaria.

El puerto de Al Hudayda, ubicado en la costa del Mar Rojo, actualmente en manos de los rebeldes pero que está comenzando a ser abandonado por estos producto de negociaciones que se dieron a finales de 2018, es un punto crítico para los 28 millones de habitantes del país, ya que por ahí ingresan alimentos y ayuda humanitaria para alrededor de un 70% de la población. Esto ha  sido producto de mucha controversia, ya que Arabia Saudita ha mantenido un bloque marítimo al puerto, disminuyendo la velocidad en la que se reciben los recursos.

Sumado a lo anterior, a principios de abril, ambas cámaras del congreso de Estados Unidos, aprobaron una resolución que buscaba poner termino a la ayuda militar que da su país a Arabia Saudita y sus aliados, con el objetivo de disminuir el nivel de violencia y el número de muertos en la guerra. Sin embargo, el 17 de ese mismo mes, el presidente Donald Trump vetó dicha decisión argumentando que iba en contra de los intereses norteamericanos.

Quienes si se han pronunciado contra la guerra, aunque de manera bastante cuestionable, ha sido el gobierno de Francia, el cual a través de su ministro de relaciones exteriores, Jean-Yves Le Drian, han solicitado a Arabia Saudita y sus aliados, un fin a la «guerra sucia» que se está peleando en Yemen. Lo paradójico es que al mismo tiempo ha defendido la postura del presidente Emmanuel Macron, de continuar con la venta de armas a los saudíes, en medio de un conflicto en el que aún no se vislumbra un final.

Comentarios
Etiquetado como:

Canción actual

Title

Artist