Javier Rebolledo: “Estamos todavía divididos en torno a la memoria de este país”

Escrito por el 11 Septiembre 2018

En el marco de una nueva conmemoración del 11 de septiembre, Radio JGM conversó  con el periodista e investigador, Javier Rebolledo, autor de libros como “La Danza de los cuervos” y “Los hijos del frio”. A más de cuatro décadas del bombardeo a la Moneda, hablamos en el Noticiero Ciudadano con el periodista sobre el acontecer nacional en torno a los Derechos Humanos (DDHH), la importancia de la memoria y el rol de los actores sociales en su construcción.

Tras 45 años del golpe y considerando todas las investigaciones que has hecho en materia DDHH ¿Cómo crees que el país recibe esta fecha en momentos en que el ambiente está tan alterado en torno a este tema?

Creo que dividido, estamos todavía claramente divididos en torno a la memoria de este país. Todavía no están definidos, me parece, los valores fundamentales, por lo menos para una buena parte de la sociedad, en torno a lo que es aceptable y lo que no es aceptable sobre violaciones a los DDHH.

Lo digo por todo este discurso del contexto, que no es otra cosa que una morigeración de un condicionamiento de las violaciones a los DD.HH versus la situación política. Estamos de acuerdo en que acá hubo una situación política, estamos de acuerdo que acá habían diferencias, estamos de acuerdo en un montón de cosas, pero esas cosas no se pueden morigerar cuando se habla de violaciones a los DD.HH y ahí tenemos al ex ministro de Cultura, al Presidente de la República, a la Corte Suprema, a Lucia Santa Cruz con su museo de la democracia y las barbaridades que dijo. Lo que me hace pensar que todavía no hemos hecho el aprendizaje completo a 45 años del Golpe.

Hace algunos días atrás escribiste en El Desconcierto una columna “De la memoria, la democracia, la dictadura y lucha por la razón”, donde te refieres a la defensa que hizo Mario Vargas Llosa al ex ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Mauricio Rojas ¿Qué significado tiene que el escritor peruano y Premio Nobel defienda a quien calificó al Museo de Memoria chileno como “un montaje”?

Lo califico como ignorancia. A mí me encanta el escritor Mario Vargas Llosa, me acompañó buena parte de mi juventud y en el desarrollo de mi escritura y mi cariño por ella, pero no puedo dejar de leer que no tiene tacto político, peca de ignorancia  y  cree que eso es parte de esa izquierda a la cual él le tiene terror, esta izquierda totalitaria que bajó al exministro Rojas. Él no sabe cómo fue el proceso, como desde Evopoli pasando por Amplitud y una buena parte de Renovación Nacional le quitaron el piso a este caballero, con declaraciones fuertes por parte de la derecha renovada y de la propia izquierda ya que lo que dijo fue irresponsable. Entonces, no me llama la atención que Mario Vargas Llosa se haya mandado este “ranazo”, simplemente desde su ignorancia y, por otro lado , me preocupa, porque puede ser que no tenga asesores de calidad, pero uno tiene que tener respeto, ética y conocimiento sobre lo que pasa en otro país y a él le faltaron en este caso estas tres cosas.

La semana pasada el presidente Sebastián Piñera sostuvo una reunión con presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, y frente a esto las organizaciones de DDHH acusaron que no hay una separación de los poderes del Estado ¿Qué significado tiene para ti esta reunión considerando el pasado oscuro del poder judicial?

Tengo una crítica a lo que es por separado el Poder Ejecutivo y la Corte Suprema también ¿Qué es lo que se pudiera discutir en esta reunión? Uno no quisiera que lo que estuvieran haciendo es ponerse de acuerdo para apretar la mano, que ya tienen apretada, en torno a las violaciones a los DDHH ni tampoco para soltarla. Uno esperaría que debieran trabajar de forma independiente. Finalmente, lo que creo es que no debiera darse una reunión de este tipo y menos a puerta cerrada. Me parece que hacerlo es enemigo de la democracia porque uno lo que espera es que los poderes actúen de forma independiente.

Después que se hicieron públicas las declaraciones del exministro Mauricio Rojas ¿te sorprendieron las manifestaciones en pos de los DDHH que surgieron a partir de estos hechos?

En un principio sí, fue sorpresivo pero también fue consecuente porque el discurso de la derecha fue muy tonto, muy brutal, muy evidente, con muy poco cálculo político, porque pensaron que como la izquierda estaba disgregada, que estaba la embarrada en la centro izquierda y de alguna otra forma era el momento para meter un discurso que ellos estaban tratando de instalar hace mucho tiempo. Yo vengo escuchando hace tiempo el tema del “contexto”, del que “todos caímos en esto y para evitarlo todos debemos cambiar”, etc. lo único que lo tenían ellos medio borrado de la agenda porque no estaba la situación política.

Y ahora lo que hicieron fue de alguna forma unir a la izquierda a través de este discurso. Parece que una parte de la derecha no entiende que desde el centro hasta la izquierda hay cuestiones que ya son intransables. Y no me refiero sólo a los partidos políticos, sino que a la izquierda de la gente, del mundo, de las personas, y que ya no toleran ni aceptan ciertas cuestiones, como por ejemplo la violencia durante la dictadura, las torturas, las desapariciones, los crímenes, el exilio, etc.

En este contexto en el que se está hablando bastante sobre DDHH ¿Cómo has recibido esta querella que se realizó en tu contra debido a tus investigaciones? ¿Cuál es el avance dentro del proceso?

El 9 de octubre se me dicta sentencia por medio de un juicio abreviado, sin fiscal persecutor ni tampoco defensor público. Es un delito de acción penal privada entonces están sus abogados, Juan Carlos Manns y compañía, junto a mis abogados que se enfrentarán en un juicio único. Nosotros presentaremos nuestras pruebas y se dicta sentencia ese mismo día, arriesgo tres años de cárcel según la querella más un millón de pesos en multa y las disculpas públicas como también corregir las ediciones próximas del libro.

Manuel Guerrero señaló en una declaración pública que actualmente existe una deuda por parte de todos los gobiernos sobre justicia y DD.HH ¿Qué rol cumple hoy la oposición en la construcción de la memoria?

Creo que cumple un rol fundamental por esas cosas que son valóricas, que son importantes, que nos definen como país y como seres humanos, que son las cosas que estamos dispuestos a tolerar y las cosas que no. Creo que esos son los problemas de fondo que tiene el país: problemas éticos profundos, problemas de incompatibilidades, problemas de honestidad. Y todas esas cosas yo creo que se pueden enseñar en torno a una memoria honesta y las violaciones a los DD.HH que nos dan la oportunidad de tomar un aprendizaje común. Creo que la izquierda debería intentar unirse en torno a eso y hacer una oposición efectiva dado que la derecha le está dando la oportunidad.

Finalmente ¿Cuál es el llamado que hay que hacer a las nuevas generaciones en torno a la construcción de una memoria?

Primero, interesarse en la memoria no importa la disciplina. Buscar, hurgar en esta memoria, no como un elemento político sino que como un elemento que nos comunique como una verdad más profunda, una verdad que nos hable de nosotros mismos como país y que nos ayude a construir algo verdadero en torno a valores profundos, no al cálculo más inmediato y de la política de guerra de querer ganar una rencilla o una discusión política. Acá pasaron cosas horrorosas que no nos podemos volver a permitir y creo que esto nos ofrece una oportunidad única de mirar el mundo, de observarlo, de mirar nuestro pasado para construir un mejor presente y tener así un mejor futuro.

 

Escucha la entrevista aquí:

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA