Irán en la mira de Estados Unidos

Escrito por el mayo 11, 2019

Este lunes 6 de mayo, Estados Unidos anunció el envío de su portaaviones USS Abraham Lincoln al Medio Oriente. Se trata de una fuerte señal destinada a presionar a Irán, ante supuestas amenazas de atacar «fuerzas e intereses estadounidenses en la región».

Si bien no es primera vez que Washington envía buques de guerra ante las costas iraníes, se trata de otro factor que podría propiciar una escalada en Medio Oriente, tras la implementación de nuevas sanciones a la venta de petroleo por parte de Irán, el pasado 2 de mayo.

Esta información cobra especial relevancia al considerarse que hace aproximadamente un año, el gobierno de Donald Trump decidió retirar a su país del acuerdo nuclear con Irán. Este tratado, levantaba las sanciones que hasta ese entonces pesaban en el país persa a cambio de que renunciase a su proyecto de desarrollar armas nucleares.

El acuerdo firmado durante el 2015, fue desde un principio criticado por el sector más conservador de Estados Unidos, junto a los dos mayores enemigos de Irán en la región, Israel y Arabia Saudita.

La presencia del portaaviones junto a los antecedentes recién expuestos, hacen temer un eventual conflicto en una región ya de por si muy volátil.

Ahora bien, es precipitado hablar de que se vaya a desatar abiertamente un enfrentamiento armado, sin embargo, las sanciones del 2 de mayo, destinado a bajar a cero las exportaciones de petroleo de Irán, son un duro golpe para un país con un aproximado de un 40% de inflación al año y con una moneda, el rial, devaluado en un 70%. Esta situación, que ha sido reconocida por el mismo presidente iraní, Hassan Rouhani como la mayor crisis económica enfrentada por la república islámica desde su fundación en 1979.

A pesar de lo anterior, sancionar países con intereses contrarios a los de Estados Unidos, no precipita necesariamente un cambio de régimen. Basta ver los casos de Corea del Norte, Cuba e inclusive Iraq, antes de la invasión. Lo que si podría transformarse en foco de conflicto, es como estas medidas afectan a la población. En este sentido, un Irán con fuertes problemas económicos y rodeado por fuerzas hostiles, podría convertirse en un nuevo foco de problemas humanitarios.

Otro aspecto alarmante de la situación actual, que se ha vuelto explícito durante la administración de Trump, es el unilateralismo de Estados Unidos. Su rechazo al tratado nuclear y su ímpetu en negar las ventas de petróleo a Irán, ponen en entredicho el concepto de entendimiento entre naciones, junto con el rol de las Naciones Unidas.

Actuaciones así no son nuevas. En los meses previos a la invasión a Iraq de 2003, Estados Unidos manifestaba que, aún sin contar con el respaldo de la comunidad internacional y la ONU, intervendrían en el país árabe con el objetivo de capturar las armas de destrucción masiva, que supuestamente tenía Saddam Hussein y que finalmente nunca existieron.

Ya por aquel entonces, los grupos de derecha estadounidenses, ansiaban aprovechar la «lucha contra el terrorismo» como un argumento para intervenir en Irán.

La tensión entre Estados Unidos e Irán no es algo nuevo. Durante décadas ambos países han mantenido una retórica muy belicosa respecto al otro. Sin embargo, las nuevas sanciones, sumadas a la presión militar, hacen surgir dudas de hasta que punto se puede presionar a un país, antes de que explote un conflicto o surja un caos social, y veamos por televisión nuevos éxodos masivos de refugiados.

Finalmente, vale la pena preguntarse si puede el mundo permitirse que Estados Unidos invada y destruya otro país, como ya fue el caso de Iraq.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist