El mensaje de las campeonas mundiales

Escrito por el 13 Julio 2019

Hace casi una semana que Estados Unidos levantó su cuarto título mundial en el fútbol femenino en la cita planetaria de Francia, pero la noticia no ha estado solo ahí. El movimiento social y político que han levantado en el mundo la capitana Megan Rapinoe y el resto del plantel es lo que hoy tiene al mundo hablando del futuro del balompié para mujeres.

El 7 de julio es un día que ya entró en la historia de Estados Unidos. El grupo de jóvenes y experimentadas jugadoras levantaron la cuarta copa para el país del norte de América de la mano de Jill Ellis, la eterna entrenadora ganadora.

Jerarquía, unidad y un excelente juego fue lo que llevó a las de los 50 estados a levantar nuevamente una copa, esta vez derrotando a las actuales campeonas de Europa: Holanda.

A pesar de que ya muchos aseguraban el título para las americanas desde su primer partido frente a Tailandia, donde las superaron por un contundente 13-0, los focos se fueron al movimiento que habían llevado hacia la Federación en el cual exigían un pago equitativo al de su símil masculina, ya que el grupo de las multi campeonas reciben menos pagos por la misma actividad. El Equal Pay es lo que piden.

La portera Ashlyn Harris incluso compartió en su cuenta de instagram una fotografía tomada a una de las pancartas durante la celebración luego de la obtención de la copa en las calles de Nueva York que apoya la medida impulsada por las jugadoras.

 

The f*ckin’ White House

“I’m not going to the White House”, fueron las palabras de la capitana Megan Rapinoe que encendieron la política en Estados Unidos. Si llegaban a levantar la Copa en Francia, las seleccionadas no irían al acto protocolar en la casa de gobierno, moción que fue apoyada por la totalidad del equipo.

Antes estas declaraciones, el presidente Donald Trump se manifestó a través de twitter, emplazando a la jugadora de 34 años, diciendo que “primero ganara algo”.

Y así lo hizo. Ganó y no fue a la Casa Blanca, y tampoco ninguna de las jugadoras del plantel. Incluso, Ali Krieger, defensa de la selección apoyó a Rapinoe en la misma red social donde se descargó Trump, aludiendo a que el “presidente” respondía de esa manera a las mujeres que no podía controlar.

Pero esta no ha sido la única manifestación. Durante el desfile por Nueva York convocado por el mismo alcalde Bill de Blasio, Megan dio un emotivo discurso en el cual ensalzó la figura de la mujer en el deporte y en el fútbol, además de hacer un llamado a los seguidores para que hagan que el mundo sea un mundo mejor, haciendo alusión clara al conflicto llevado con el magnate que preside Estados Unidos.

Sin dudas que las declaraciones de Megan y de las actitudes demostradas por la selección de Estados Unidos quedarán en la retina mundial. La unidad por un solo objetivo y el luchara por lo que se merecen es un precedente para el fútbol mundial y para la lucha de género en el deporte.

Las jugadoras demostraron que el fútbol femenino es tan importante como el masculino y que se merece un espacio tan o más grande como el que los hombres poseen.

 

Fotos: fifa.com

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA