El agua en Chile: Propiedad de unos pocos

Escrito por el 13 Agosto 2018

Por: Diego Ortiz Fuentes 

Para el Mapuche es vida en sí misma, parte fundamental de su cosmovisión y elemento indispensable para la Mapu Ñuke. La ONU la declara como un derecho humano fundamental, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que es un pilar elemental para la dignidad humana. Para el cuerpo humano: es transportadora de nutrientes y productos químicos; lubricante de tejidos y órganos y regulador de la temperatura.

Contra toda definición y concepción razonable de lo que es y significa el agua, el artículo 19 número 24 de la Constitución chilena, la declara como un bien de consumo de carácter privado. En Chile, país rico en agua gracias a su extensa cordillera e interminables costas, el agua es propiedad de unos pocos, una simple moneda de cambio, jamás un derecho.

Desde el 2011 que se viene tramitando la reforma del Código de Aguas, sin lograr materializarse, el punto fundamental de dicha reforma: un cambio de concepción. Chile podría recapacitar y comenzar a considerar el agua como un bien nacional de uso público y derecho humano de todos sus habitantes. ¿La letra chica? El derecho a propiedad se mantiene y el agua prostituida al empresariado seguirá en manos de éste.

La reforma no será retroactiva, por lo que los derechos de aprovechamiento de agua negociados desde 1980 a la actualidad se mantendrán intactos, el único efecto que tendrá será en los derechos que quedan por otorgar, apenas un 10% de las aguas disponibles. La reforma es ilusoria.

Habrá que dar gracias si es que llega a aprobarse la reforma, ya que después de siete años de discusión y tramitación parlamentaria, el proyecto ha sido frenado nuevamente por el gobierno, llenando de incertidumbre la llegada de las migajas en la recuperación del derecho al agua.

Para el Mapuche, para la ONU, para la OMS, para todas y todos el agua es sinónimo de vida, por lo que no puede entenderse la realidad de este recurso en un país que cuenta con una de las mayores reservas de dicho fluido. De 101 cuencas hidrográficas, 75 ya presentaron signos de escasez para el 2015. De Arica a la Región Metropolitana, la demanda de agua excede la oferta, llenando los bolsillos de los que se dicen dueños de lo que es de todo el planeta.

La lucha por el agua es hoy y no se puede seguir esperando por una reforma insuficiente y a la medida del empresariado.

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA