220 muertos tras dos meses de protestas en contra de Ortega en Nicaragua

Escrito por el julio 2, 2018

Lo que comenzó como protestas en contra de las reformas previsionales impulsadas por el gobierno de Daniel Ortega, ya ha pasado a transformarse en una verdadera lucha del poder en Nicaragua. Más de 200 muertos y más de mil heridos han sido las consecuencias más lamentables de la represión ordenada por Ortega como respuesta a los movimientos sociales que han intentado presionar su salida desde el 18 de abril.

Este sábado recién pasado, 30 de junio, las calles de Managua atestiguaron la denominada Marcha de las Flores, donde decenas de miles de nicaragüenses recordaron a todos quienes han perdido la vida en los dos meses de manifestaciones. Sin embargo, y de forma hasta cierto punto previsible, la marcha terminó siendo disuelta producto de la violenta respuesta de la  policía.

Tras el ataque, se responsabilizó a las fuerzas gubernamentales de ser quienes atacan a la población, dando muerte a 1 persona e hiriendo a otras 9. Esto se suma a la ola de violencia desatada por grupos de paramilitares que cuentan con el respaldo del gobierno de Ortega. Estos llamados grupos de limpieza se dedican a atacar a cualquiera que forme parte de la oposición a Ortega, mediante el ataque a barricadas e inclusive se les acusa de disparar con rifles desde azoteas de edificios.

Junto con la persecución a la población, Nicaragua también ha sido victima de la censura y acoso a los medios de comunicación opositores. Según se detalla en el Segundo Pronunciamiento de la Prensa Independiente, hay testimonios de periodistas que han sido agredidos y han debido escapar al temer por su integridad física. Tal es el caso de Aníbal Toruño, director de Radio Darío, que fue incendiada el pasado 22 de abril y que ha sido amenazado de muerte junto a su familia y su personal.

Si bien a principios de junio, Ortega había indicado que se encontraba dispuesto a anticipar las elecciones presidenciales para el año 2019, lo cual fue considerado insuficiente por quienes quieren que el mandatario y  su esposa, Rosario Murillo, quien también es vicepresidenta, abandonen de forma inmediata el poder, el gobierno ha rehusado a seguir considerando la posibilidad.

De igual forma, la posibilidades de diálogo se van agotando, a medida que los empresarios, quienes en un comienzo esperaban jugar un rol de intermediarios entre el gobierno y la ciudadanía, han decidido en su mayoría comenzar a apoyar las demandas populares, en un país que cada vez hace más notorias sus diferencias políticas.

Kate Gilmore, representante del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas señaló que la ONU se instalará en Nicaragua por tres meses para investigar todas las violaciones a los DD.HH que puedan estar ocurriendo a raíz de las respuestas a las demandas de los movimientos sociales. Sin embargo, cabe suponer que la situación en el país no mejorará mientras Daniel Ortega y Rosario Murillo se mantengan en el poder, lo que hace suponer que la misión de las Naciones Unidas podría quedarse corta en cuanto a su alcance, y que podría no evitar que sigan existiendo grupos armados irregulares al servicio del gobierno, al igual que represión policial contra la población.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist