Midterms 2018 empoderan la oposición de Trump

Escrito por el noviembre 14, 2018

La semana pasada, se llevaron a cabo las elecciones del Congreso de Estados Unidos. En ellas, todas las personas mayores de edad de cada distrito votan directamente por sus candidatos cada 2 años. Son los midterms, las votaciones que ocurren a mediados del período presidencial en curso.

El sistema

El Congreso de Estados Unidos es bicameral: por un lado, está la Cámara de Representantes, conocida como la “cámara baja”. Ésta cuenta con 435 asientos, uno por cada distrito, y duran dos años en el cargo. La cantidad de distritos por estado varía dependiendo de su población (se estima que cada uno representa aproximadamente a 711 mil personas), y en cada votación se renueva la totalidad de los asientos.

Por otro lado, está el Senado, la “cámara alta”. Cuenta con 100 miembros, que se renuevan por tercios cada dos años. El cargo de senador dura seis años, y se eligen dos por cada estado. Durante las midterms del pasado 6 de noviembre, se disputaron 35 asientos de esta cámara.

El Congreso es el órgano legislativo, y entre sus atribuciones se incluye la aprobación de presupuestos, la propuesta y promulgación de políticas públicas, la redacción, debate y aprobación de leyes (que deben ser aprobadas también por el presidente de la nación), la determinación del comercio interestatal y extranjero, la propuesta de enmiendas a la Constitución, y la realización de juicios de destitución de funcionarios del gobierno federal. En este ámbito, tiene una responsabilidad de supervisión e investigación de la gestión del poder ejecutivo y sus organismos.

Resultados

Considerando que antes de los midterms, ambas cámaras estaban controladas por el bando republicano, la administración de Trump hasta la semana pasada tenía como enemigo número uno la prensa, pero no el poder de la oposición demócrata. Para triunfar en estas elecciones, el bando no oficialista debía ganar 23 asientos en la cámara baja, que parecía una meta bastante alcanzable, pero en el Senado enfrentaba un escenario más difícil al tener que defender 26 de sus asientos ya ocupados, y además, ganar otros dos adicionales.

Históricamente, los resultados de estas elecciones ha sido inversamente proporcional al nivel de aprobación de la administración actual: mientras menor es la aprobación del pueblo, más probable es que gane el partido contrario. Considerando un nivel de aprobación oscilante entre el 35 y 40 por ciento, era predecible un giro a favor del bando opositor.

Y justamente, así fue: los demócratas lograron dar vuelta la Cámara de Representantes, obteniendo la mayoría de sus asientos, mientras que el Senado permaneció en manos de los republicanos.

Adicionalmente, se llegó a un nuevo récord en cuanto al número de mujeres que pasaron a ocupar puestos en la cámara baja: 87 pertenecientes al partido demócrata, y 13 al republicano.

¿Qué se puede esperar de estos resultados?

Una administración cuesta arriba para Trump, a quien ya se le ha visto ofuscado por las críticas que ha recibido por los medios, y que, hasta ahora, no había enfrentado un órgano legislativo con oposición relevante.

En estas elecciones, la oposición ganó el subpoena power, en virtud del cual pueden compeler el testimonio bajo juramento o la presentación de evidencia a un funcionario del gobierno federal que estén investigando, que se vuelve especialmente poderoso ante casos de posible fraude, abusos o mala administración de parte del ejecutivo.

Los nuevos representantes demócratas electos Elijah Cummings y Jerry Nadler aseguraron que harían uso de las facultades investigadoras del Congreso para indagar los cabos que hasta ahora habían quedado sueltos, como la declaración tributaria de Trump, conflictos de interés en su administración, y si el presidente violó o no la Constitución aceptando regalos de gobiernos extranjeros, que la misma prohíbe.

Por tanto, es probable que durante los dos años que restan del mando de Trump se le vea cuestionado ahora no sólo por parte de la prensa, sino desde el propio poder judicial. De igual forma, la facilidad que ha tenido los republicanos hasta ahora para alterar, destruir y recortar proyectos como Obamacare y Medicare se vio fuertemente reducida, y difícilmente podrán seguir adelante con las políticas de inmigración de tolerancia cero de separación de familia, actualmente suspendidas.

Otros factores a considerar

En conjunto con las midterms, tuvieron lugar las elecciones de gobernadores de 36 estados y 3 territorios. Los resultados en este ámbito siguieron la misma línea que las elecciones de Congreso: los demócratas obtuvieron el control en siete estados que estaban en manos de republicanos, mientras que los republicanos perdieron seis. Aún así, los republicanos siguen teniendo un sólido respaldo en los estados. Estos resultados resultarán cruciales para la elecciones del 2020, en que se disputará la presidencia, pero no aseguran una victoria a ningún bando.

Finalmente, cabe destacar que en Colorado salió electo gobernador el primer hombre públicamente homosexual, el demócrata Jared Polis. Este estado pareciera acercarse a un retrato de las dicotomías que presenta el país norteamericano, pues mientras Polis triunfó la noche del martes pasado, constituyendo un hito para la comunidad LGBTI, un pastelero, Jack Phillips, se rehusó a venderle una torta de matrimonio a una pareja homosexual debido a sus profundas creencias religiosas. El caso llegó hasta la Corte Suprema, que se inclinó por la postura del pastelero, estableciendo que mientras las leyes y Constitución pueden y deben velar por los derechos de las personas homosexuales en el legítimo ejercicio de sus derechos civiles, las objeciones religiosas y filosóficas al matrimonio gay están igualmente protegidas como formas de libre expresión de los ciudadanos.

De igual manera, mientras Estados Unidos se muestra como la actual cuna de la aceptación de las diversidades de sus ciudadanos, alberga en la práctica niveles de discriminación impresionantes en tonalidades racistas, xenófobas y en contra de diversidades sexuales. Un “país de libertad y oportunidades”, cuya democracia no incluye el sufragio directo de su presidente, donde logra salir electo nada más ni nada menos que Donald Trump.

Comentarios
Etiquetado como:

Canción actual

Title

Artist