Vulva Furiosa: “Nos han impuesto que debemos amar a otro antes que a nosotras mismas”

Escrito por el octubre 28, 2017

Laura Leal administra la página de Facebook y el blog Vulva Furiosa. Junto con Héctor Kemble de Duda Sheshual y a María José Oyarzún de Aprofa desmitificaron ideas entorno del VIH, criticaron la educación sexual y hablaron de la autogestión del goce en la radio abierta “Salud y placer sexuales” de la Radio JGM.

Por Camila Magnet Morales

Fotos por Rodrigo Gálvez

El miércoles 25 de octubre, en el marco de la Semana Feminista del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI) organizado por el Centro de Estudiantes de la Comunicación (CECO) y por la Secretaría de Género y Sexualidades (Sesegen) local, se realizó la radio abierta “Salud y placer sexuales” coorganizada por el CECO y la Radio JGM.

A esta instancia fueron invitados Héctor Kemble, matrón y coadministrador de la página de Facebook “Duda Sheshual”; María José Oyarzún, matrona e integrante del equipo de salud de la Asociación Chilena de Protección de la Familia (Aprofa); y Laura Leal, psicóloga, terapeuta, sexóloga y administradora de la página de Facebook y del blog Vulva Furiosa.

Las tres iniciativas tienen en común el trabajo por la educación sexual y del empoderamiento de las personas por sus derechos sexuales. Duda Sheshual partió como una página de confesiones, porque había mucho desconocimiento de parte de los mismos estudiantes de la Salud frente a distintos temas como enfermedades de transmisión sexual, relaciones lésbicas, etc”, cuenta Kemble. Debido a la cantidad de preguntas de sexualidad que había, se decidió crear una página exclusiva para responderlas. 

Aprofa es una corporación dedicada al servicio de atención médica, de educación, de promoción de leyes y políticas de educación sexual y reproductiva. “Trabajamos en base a los derechos sexuales. Lo estamos metiendo en la malla educativa, pero ha costado mucho por la ideología de los colegios. La sexualidad tiene que ver con no encasillarnos y lo que buscan los colegios es justamente eso”, dice María José Oyarzún.

Laura Leal, después de haber estudiado Psicología y haberse especializado en talleres de sexualidad, se dio cuenta de la patologización que sufrían las mujeres: “Hablan mucho de anorgasmia, vaginismo, vulvoginitis, ninfomanía… ¿No hay ninguna patología para los hombres? Y dije ‘las vulvas están furiosas’. Hice la página para que enviaran dudas y reclamos, para que las vulvas se conozcan, se disfruten ellas mismas y para visibilizar el sexo con una misma”.

VIH: mitos y prejuicios

El 20 de octubre, entre los estudiante de la Universidad de Chile, se viralizó por Facebook el testimonio de Felipe Gárate, donde acusaba desinformación, discriminación y prejuicios en el Servicio Médico y Dental de su universidad tras solicitar el test de Elisa.

“(La médica) a los pocos minutos preguntó sobre mi orientación sexual y, al saber que yo era homosexual, cambió completamente el panorama. Empezó a sermonearme sobre las conductas de riesgo que tenemos, que nuestras prácticas son peligrosas, que somos promiscuos y que no podía caberle en la cabeza por qué hacíamos eso si nuestro sexo es tan peligroso”, relata en su estado de Facebook.

En la actualidad, ha aumentado el contagio en mujeres dueñas de casa con pareja estable, “porque las parejas con las que están tienen relaciones sexuales sin protección con otras personas y se las transmiten a ellas. Hay que desmitificar que el VIH se concentra sólo en la población homosexual”, dice Kemble.

El matrón explica que el prejuicio de que las personas homosexuales son más propensos a contraer VIH proviene de la falta de educación que había en los años ‘60, cuando el virus se expandió en este grupo de personas. Pero la situación ha cambiado.

A esto María José Oyazún agrega que cuando partió lo que se define como la ‘epidemia rosa’ en algún momento, aludiendo al componente homosexual que tenía, se basa en la páctica sexual del sexo anal, que es la que genera más riesgo de adquirir el VIH. Tiene que ver más con una conducta sexual que con una orientación. No importa quién me guste, sino cómo lo haga”.

“Las cifras de VIH de hombres que tienen sexo con hombres se mantiene super estable y tiende a la baja. En cambio, tiende a aumentar en las mujeres y en los jóvenes que tienen multiplicidad de parejas sexuales, sin usar preservativo, principalmente”, dice Oyarzún. Además, Laura Leal agrega que la idea de que con pareja estable no se contrae VIH, “valida el amor romántico y la heteronorma”.

El informe mundial de Onusida “Ending Aids 2017” indicó que en Chile los casos nuevos de VIH en adultos crecieron 34 por ciento entre 2010 y 2017. Según Oyarzún, estas cifras responden, principalmente, a que hay más facilidades para detectarlo en los centros de salud y no a un aumento drástico de contagiados.

Displacer por inexperiencia

Laura Leal imparte talleres de autogestión del goce con partes teórica y práctica, donde, entre otros aprendizajes, reconocen las partes de la vulva y su complejidad. Cuando inició con esta faceta pedagógica se dio cuenta de que las imágenes que ocupaba eran falsas, que las vulvas que usaba de ejemplos eran iguales entre sí (blancas, tersas y sin vello) y que no aparecían todos los orificios que existen, como el de eyaculación y de lubricación.

Un estudio realizado en 2012 por estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile y la Universidad Internacional SEK sobre las conductas sexuales de hombres y mujeres chilenos, demuestra la realidad a la que se enfrenta Laura: la poca experiencia que tienen las mujeres masturbándose. El estudio indica que el 16,3% de las mujeres dice no haberse masturbado nunca, pero no existe ningún hombre que puede afirmar lo mismo.

“Los hombres crecen bañándose juntos, masturbándose juntos, viendo porno juntos, hablando del sexo de manera súper libre y nosotras no”, dice Leal. “El hecho de que no se hable de nuestra masturbación es otra forma de reprimirnos porque es una herramienta súper potente de empoderamiento de nuestro cuerpo y de nuestros propios deseos”, agrega.

“Muchas chicas no saben distinguir entre un orgasmo y un no orgasmo, entre un placer y un displacer, qué desean ni cómo lo desean, porque nos han impuesto la heteronorma y que tenemos que amar a un otro antes que a nosotras mismas”, dice basándose en la experiencia que ha adquirido impartiendo los talleres.

Además, asegura que para las mujeres la experimentación ha sido limitada y que no suelen meterse objetos en la vagina: “Solo un roce con cualquier cosa, cualquier silla, mesa, cama, con el peluche culiao que te regaló tu ex y no sabes qué mierda hacer con la hueá”, dice, generando la risa del público.

Ella invita a la experimentación y al autoplacer, “a pasarla bien con tu cojín, con tu almohada, total nadie va a cachar. Saber hacerlo contigo misma va a hacer que, cuando estés con alguien, sepas cómo hacerlo, sepas qué pedir, sepas bien cómo y por donde te gusta”.

De todas maneras, para Laura Leal el autoconocimiento no consiste sólo en la masturbación, sino que tiene relación con todo lo que le pasa al cuerpo: menstruación, dolencias y placeres. “Cuando una se acepta tal cual, cuando una puede encontrarse rica, bonita, diferente y diversa, es capaz de tener sexo con la otredad cuando quiera y como quiera”, asegura.

En general, el sexo hetero se acaba cuando el loco se va y hay muchas locas que quedan ahí mirando como si nada y ellos ni siquiera preguntan si quedó con ganas o no. Incluso puede que una no se dé cuenta de si quedo con ganas porque una normaliza que no”, advierte.

Para enfrentar las deficiencias de un sistema de educación sexual deficiente, María José Oyarzún invita a visibilizar la deuda del gobierno en esta materia. “Somos nosotros los que tenemos que pedir, exigir, movilizarnos, juntarnos todos y armar una fuerza que haga presión para que las políticas del Gobierno se acerquen a lo que esperamos, que son derechos sexuales que van dentro de los Derechos Humanos, nada más”, concluye.

 

Revisa la radio abierta «Salud y placer sexuales» completa a continuación:

Comentarios

Canción actual

Title

Artist