Vulneración del derecho a la identidad: El Estado chileno contra las personas trans

Escrito por el junio 1, 2021

Para las elecciones del 15 y 16 de mayo, el candidato Zev Tello se llevó una sorpresa: su nombre no aparecía en la papeleta, a pesar de haberlo cambiado hace seis meses. Esta situación es recurrente para la población trans y ha empeorado durante la pandemia, cuando documentos como los pasaportes sanitarios y comprobantes de vacunación dan a conocer nombres que no corresponden a la identidad de las personas. 

Imagen: Agencia Uno

La descoordinación entre las bases de datos estatales y privadas es una problemática que afecta a las personas trans desde antes de la pandemia. No obstante, la crisis sanitaria ha agudizado esta situación, que ha implicado que los documentos para transitar en espacios públicos se completen con la información anterior, no con el cambio registrado.

La situación a la que se enfrenta la población trans implica que los datos de sus cédulas de identidad no son los que figuran en los permisos, ocasionando problemas.

La ley 21.120, más conocida como Ley de Identidad de Género (LIG), establece que el Registro Civil debe informar a ciertas instituciones sobre el cambio de nombre de las personas trans. Entre ellas están Carabineros, el Servicio Electoral (Servel) y la Superintendencia de Salud. Además, quien haga uso de la LIG puede solicitar que se comunique a otros organismos sobre la rectificación. Las personas trans deben esperar meses para que sus nombres ingresen al sistema. Pasado ese período, no deberían existir errores.

Quienes cambiaron su nombre y sexo registral legalmente pensaron que tener su carnet con los datos actualizados sería suficiente, pero la realidad demostró lo contrario.

El Ministerio de Salud y su falta de compromiso con la población trans

El Ministerio de Salud (Minsal) lanzó el controversial pase de movilidad que se puede conseguir en la página web Yo Me Vacuno. Se trata de un certificado dinámico que acredita la inoculación de la vacuna contra el covid-19 y permite el desplazamiento sin la necesidad de un permiso extra. 

La bióloga y activista trans, Sofía Zapata, nunca vio que un organismo público ingrese de forma errónea sus datos personales hasta que descargó su pase de movilidad. Este es uno de los casos donde la plataforma gubernamental MeVacuno entrega datos erróneos.

Pero eso no es todo, la experta criticó también la medida debido a que el trámite tiene una variable donde se especifica el sexo biológico. Al respecto, indicó que «no hay evidencia de que los efectos de la inoculación para personas cis y trans sean distintos’’. Y que «esa variable no debería estar en un documento público’’ dado que puede exponer a la población trans a discriminaciones de cualquier tipo. 

Constanza Valdés

Constanza Valdés, licenciada en derecho y activista transfeminista.

La licenciada en Derecho y activista transfeminista, Constanza Valdés, declaró que «principalmente las personas que han tenido problemas con el carnet de vacunación y la discordancia entre los datos son quienes cambiaron su nombre y sexo son bajo la Ley de Identidad de Género».

No obstante, también existen personas afectadas que actualizaron sus datos bajo la normativa anterior. Así le sucedió a la bióloga Sofía Zapata y al estudiante de Psicología Maximiliano Arriagada, quien rectificó su nombre y sexo registral el año 2017, cuando todavía no se promulgaba la LIG. 

Arriagada sacó su comprobante de vacunación y se encontró con sus datos personales anteriores. Lo mismo le ocurrió a le profesore de la Universidad Mayor y transactivista Luka Suban, quien explicó que »en la página puse todos mis datos actuales, pero al descargar el comprobante de vacunación noté mi nombre anterior y un sexo que no corresponde». En otra ocasión, Suban descargó su pasaporte sanitario. Allí su nombre era el correcto, pero no el género. 

Otra situación similar es la que vivió la programadora Laura Sandoval en el sitio C19. Sacó su pasaporte sanitario y se encontró con sus datos personales no rectificados, a pesar de haber cambiado aquella información a través de la LIG en 2020. «Me hace sentir que no soy dueña de mi identidad. Significa mostrar un nombre que no me representa y confiar también en el criterio de la persona que me vaya a atender. Siempre es una complicación’’, reveló.

De igual manera, el procurador Rodrigo Segovia advirtió que »muchas personas trans sufrimos de ansiedad y ya es un reto vivir con disforia. Autodenominarte con un nombre que corresponde en público es muy angustiante, además de la pérdida de tiempo por algo que debería hacer la administración».

Estos testimonios se suman a otros que maneja la organización OTD (Organizando Trans Diversidades). En 2020 la colectividad denunció que los pasaportes sanitarios de varias personas aparecían con sus nombres anteriores. 

Valdés explicó a Radio JGM que estas vulneraciones a la identidad y privacidad de las personas trans ocurren porque «el Minsal no tiene sus registros actualizados’’. Además, enfatizó que «ha habido una descoordinación constante entre el Registro Civil y las instituciones para actualizar los nombres de las personas trans’’ y que estas acciones evidencian la falta de políticas públicas y enfoque de género en el ministerio. 

Zev Tello por el error del Servel: el candidato que debió publicar su nombre muerto para obtener votos

Zev Tello, artista y candidato a la Convención Constitucional.

Faltaba menos de una semana para las elecciones más importantes de los últimos 30 años, cuando el candidato a la Convención Constitucional por el distrito 17, Zev Tello, se enteró de que la papeleta llevaba su nombre muerto. Tello cambió su nombre mediante la LIG seis meses antes de las votaciones y le aseguraron que su nombre nuevo estaría en los votos. Tras percatarse, conversó con sus compañeros de lista (Lista del Pueblo) y llamó al Servicio Electoral (Servel). Ese sería solo el comienzo de un sinfín de trámites que realizó para no obtener ninguna respuesta.

Por teléfono le comunicaron que se dirija a la sede del Servel ubicada en Talca. Así lo hizo y cuando llegó, la respuesta que recibió fue que era un problema del sistema y que no podían hacer nada. Incluso lo culparon de hacer mal los trámites. ‘’Me dijeron que debería haber hecho los trámites presencialmente’’, señaló Tello. Sin embargo, él ya había tenido una mala experiencia con el Servel y la presencialidad: junto a sus compañeros de lista casi recibieron una multa por hacer un trámite en fase 1. En esa instancia les indicaron que todo era a través del sitio web. 

Finalmente, vio una oportunidad: el Servel le entregó el correo electrónico de la dirección de partes para solucionar el problema. Tello se contactó, pero solo recibió un mail de la secretaria de la dirección de partes diciendo que su nombre no existe en el sistema. 

En respuesta, el candidato se vio obligado a publicar su nombre anterior para que las personas pudieran votar por él. Además, denunció al Servel a través de redes sociales. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Zev🐉; (Monet) (@z0dushi)

Al respecto, la también integrante de Abofem y Rompiendo el Silencio, Constanza Valdés, apuntó a la gravedad de esta situación. «Es una vulneración a la privacidad, la identidad de género y al derecho humano de la participación política, ya que no se le permitió competir en igualdad de condiciones’’, recalcó. 

A la fecha, Zev Tello no ha recibido respuesta por parte de las autoridades. Sin embargo, junto a sus ex-compañeros de la Lista del Pueblo están considerando realizar una denuncia formal. El candidato no electo  insiste en que no se quedará callado porque él es solo uno de los cientos de personas trans que han vivido el mismo tipo de vulneraciones. 

Si eres una persona trans y tu nombre y/o género antiguo están en tu pase de movilidad y/o pasaporte sanitario, puedes acudir a OTD aquí.

Imagen

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist