Selección de balonmano hace historia en Mundial de Polonia

Escrito por el 16 Agosto 2018

Una historica participación logró la selección chilena en el Mundial Juvenil de Balonmano desarrollado en Polonia. Las “Lobitas” superaron su mejor registro, un 22° lugar que databa del 2016; ésta vez llegando al puesto 18.

Recordar que la selección femenina había logrado sus pasajes el mundial tras obtener un segundo lugar en los Panamericanos de Balonmano realizados en Brasil de 2018, edición que tuvo como vencedor al poderoso equipo local.

De esta forma, el equipo chileno ingresó, por soprteo, al Grupo B junto a potencias europeas: Dinamarca, Hungría, Egipto, Suecia y Croacia.

La “Roja” comenzó su participación en el mundial con el pie derecho tras ratificar su buen momento ante el combinado de Egipto, derrotándolo por un marcador de 23-12. La gran figura del encuentro fue Valentina Sepúlveda, que se matriculó con 6 anotaciones. También destacaron las salvadas de la portera nacional Madeleine Cortez.

En busca de su segundo triunfo consecutivo, y ya con el logro de haber mejorado su participación de hace dos años, las chilenas se enfrentarían al poderoso equipo de Hungría, que venía de derrotar a Suecia en la primer fecha.

Nada pudo hacer el equipo chileno ante el poderío de las húngaras. 42-13 fue el marcador para las europeas, quienes supieron aprovechar su ventaja física y experiencia para pasar por encima de las chilenas.

Con un saldo de un una victoria y una derrota, las “lobitas” se verían las caras ante el equipo sueco, que llegaba a la tercera fecha con dos derrotas.

Fue un cotejo parejo hasta el primer tiempo, con solo unas diferencias el equipo sueco se ponía arriba por 17-13. De ahí en más, el país rodeado por montañas sacó a relucir todo su arsenal para estirar más el marcador y terminar ganando por clara diferencia de 31-19.

El próximo rival de Chile sería el equipo de Dinamarca, escuadra que sumaba tres victorias seguidas ante Croacia, Suecia y Egipto. Todo hacía suponer una abultada victoria de las europeas.

Sin embargo, el duelo fue más parejo de lo que se creía en un principio. El equipo danés se llevó el primer tiempo por un estrecho marcador de 12 a 4. Pese a eso, las danesas prendieron motores y no dieron espacios para que las chilenas pudieran recortar la distancia de cara a la segunda fracción.

28-16 ganó la selección europea, quienes sumaban su cuarta victoria consecutiva y se perfilaban como una de las favoritas del torneo.

Foto de @Balonmanochile

En el último partido del grupo, la selección chilena se debía enfrentar a las jugadoras de Croacia, quienes, hasta el momento, habían logrado dos victorias y dos derrotas. Favoritas en el papel. 

Fue un partido muy dinámico, de ida y vuelta por parte de ambas selecciones. El sonido que marcaba el fin del primer tiempo sonaba y el marcador no podía ser más parejo: 11-11.

El segundo tiempo fue una copia del primero, solo unas desconcentraciones de las jugadores nacionales permitieron que las jugadoras europeas pudieran ponerse arriba por un gol a falta de pocos segundos para el fin del partido. Pitazo final y el marcador favorecía por 21 a 20 al equipo croata.

Chile ponía fin a su participación en la fase de grupos con un quinto lugar, tras un saldo de una victoria y cuatro derrotas. Un saldo negativo, pero que suponía acceder a la “Copa Presidente”, una instancia que define los puestos secundarios.

Aún así, las “lobitas” lograban su mejor actuación en un mundial juvenil, ya que estarían luchado por un 17° lugar y, en el peor de los casos, un 20° puesto.

El primer partido en esta fase sería ante el equipo de Eslovaquia, quien había logrado un quinto lugar en el grupo A.

Las chilenas salieron con todo el ímpetu para lograr su segundo triunfo en el torneo, tanto así que por primera vez en el evento se iban con ventaja la segundo tiempo. 13-11 fue para la selección chilena en el primer tiempo.

La segunda parte fue más de lo mismo, con unas jugadoras chilenas que lucharon cada pelota y supieron aprovechar sus opciones para acabar imponiéndose ante las europeas por 29 a 23. Gran triunfo de la escuadra nacional, que lucharía por obtener un 17° puesto ante la selección de Montenegro.

Pesé a luchar hasta el final, las “lobitas” no pudieron hacer nada ante la superioridad física y técnica de las jugadoras de Montenegro, quienes se ponían 15-7 arriba en el primer tiempo.

Las chilenas subieron un poco su nivel en el segundo lapso, pero no fue suficiente para recortar la diferencia. 30-16 fue el resultado final. 

De ésta manera, la selección juvenil de balonmano dio por finalizado su participación en el Mundial de Polonia, con un registro final de 2 victorias y 5 derrotas, además de un 18° lugar en la tabla general.

Un gran avance para el balonmano chileno, ya que en su primer participación en un mundial juvenil, el año 2016, la selección femenina había obtenido un 22° puesto. Cuatro puestos que reflejan un gran avance que ha tenido este deporte colectivo en nuestro país.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA