Represión en Petorca: “Carabinero nos dijo ‘debería haber un Pinochet pa’ que los mate a todos”

Escrito por el septiembre 25, 2019

El vecino de Longotoma, Matías Encina, afirmó que a pesar de que no hubo hechos de violencia por parte de los manifestantes en las movilizaciones en defensa del agua, piquetes de Fuerzas Especiales de Carabineros atacaron «de la nada».

Una serie de manifestaciones se vivieron el domingo pasado que puso fin a la semana de fiestas patrias en la Ruta 5 Norte a la altura de Petorca. Los protagonista fueron vecinos de la zona que reiteran sus protestas ante lo que han denominado un “saqueo del agua”.

Las manifestaciones finalizaron con fuertes hechos de represión policial que dejaron un saldo de 19 detenidos y graves denuncias de incumplimientos de protocolos por parte de Carabineros: un manifestante golpeada en un camión institucional y apologías a la Dictadura por parte de personal de Fuerzas Especiales.

Organizaciones como la Conaproch y el Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) rechazaron estos hechos de violencia. Estos últimos exigieron a través de un comunicado el «fin a la represión y a la protesta social».

Las movilizaciones se dieron el mismo día en que Rodrigo Mundaca, dirigente de Modatima, una de las principales organizaciones en la lucha por el agua, recibiera dos reconocimientos internacionales por su lucha en defensa de los derechos humanos: el Premio Internacional de Nuremberg y el premio Danielle Mitterrand. 

En conversación

En el Noticiero Ciudadano entrevistamos a Matías Encina, representante de comunidades agrícolas de Longotoma para hablar sobre las movilizaciones en Petorca. 

¿Cómo se desarrollaron las manifestaciones del domingo?

Fue una convocatoria abierta de la ciudadanía. Se autoconvocó a la gente a los distintos puntos que estuvimos presentes: Longotoma, Pullalli y Qubradilla. Nos logramos manifestar. La idea de esta movilización fue hacer visible la realidad crítica en la que estamos: los cerros están secos, parecen verdaderos cementerios de animales, hay comunidades que están sin agua dos o tres semanas. El objetivo era lograr que turistas que viajaron a la cuarta región tuviera información sobre esta situación.

¿A qué se debió el actuar de Carabineros?

En ningún momento hubo barricadas, encapuchados ni ninguna piedra se le tiró a Carabineros. Esta protesta la convocamos llamando a la pasividad. Aquí necesitamos la unidad de todos y, si bien la carretera estuvo detenida por algunos minutos, fue para entregarle la información a los automovilistas. También recalcar que las automovilistas lo tomaron súper bien. No generamos ningún taco tampoco. No buscábamos generarle problemas a la gente que venía de vuelta de estas mini vacaciones porque entendemos que el problema del agua va mucho más allá degenerar un taco. Es un tema que requiere unidad nacional.

¿Cómo fue la represión?

La represión de Carabineros fue inmensa. Nosotros no habíamos tenido registros en la provincia de la brutalidad con la que se nos atacó. Hubo compañeros que los tomaron presos de la nada. Los piquetes de fuerzas especiales actuaron de la nada, hay demasiados videos. Había gente, campesinos y habitantes de la provincia, que estaban desesperados con las caras descubiertos y en sus manos nada más que lienzos acusando lo que estaba pasando.

¿Qué pasó con los detenidos?

En las comisaría estuvieron cerca de seis horas incomunicadas las personas que tomaron detenidas en la carretera. En la comisaría también hubo hartas falencias en los protocolos de los mismos Carabineros. Es grave la situación. No creo que sea sano que un carabinero nos diga a las personas detenidas que «debería haber un Pinochet para que nos mate a todos». No creo que esto construya.

¿Dónde se dieron esos dichos por parte de Carabineros?

Yo soy bastante responsable con lo que digo. Al menos a los compañeros que nos llevaron a constatar lesiones, cuando nos subieron nos fueron provocando y nos dijeron eso, además de una serie de amenazas. Nos trataron de «comunistas tal por cuales». A mi lo más grave me parece ese odio que hay por parte de los Fuerzas Especiales y de Carabinero hacia la ciudadanía. Nosotros tratamos de dialogar con ellos para hacerles entender que lo nuestro era algo más de fondo y nada contra ellos, pero no hay caso. Ahí no hay regulación. Cualquier persona que ayer se fijó, se dio cuenta que los carabineros estaban drogados. Hubo un compañero con un lienzo que lo golpearon arriba de un camión.

¿Cuáles son sus demandas concretas?¿Cómo se puede solucionar el problema de la falta de agua?

La solución concreta no la tiene nadie. Tiene que ser una discusión que nazca desde las mismas comunidades. Lo que nosotros planteamos es que se tiene que volver a nacionalizar el agua. El Estado tiene que hacerse responsable. No puede estar entregando derechos de agua a privados; eso como primer punto. En la Reforma del Código de Agua, el agua tiene que ser devuelta a la tierra. Tiene que haber una regulación también. Las cuencas están secas. Esto es un saqueo.

Escucha la entrevista completa a Matías Encina en el siguiente enlace.

Comentarios
Etiquetado como:

Canción actual

Title

Artist