Radios comunitarias en Pandemia: Comunicar ¿un derecho o un delito?

Escrito por el septiembre 22, 2020

Radio Manque de Rancagua, Radio Plaza de la Dignidad y Radio La Voz de Paine tienen mucho en común: son medios comunitarios, han sido víctimas del hostigamiento policial continuamente, la pandemia los ha impulsado a utilizar nuevas plataformas y creen firmemente en el derecho a la comunicación que les niega el gobierno chileno.

Por Brian Arredondo, Belén Sabbag y Francisca Vargas *

El delito de comunicar

En los últimos meses Chile, y el mundo entero, se vio transformado por la pandemia del Covid-19. Esta situación vendría a evidenciar las grandes desigualdades existentes en nuestro país y enfrentarnos a nuevos desafíos para subsistir en la “nueva normalidad”. Entre estos casos se encuentran los medios comunitarios.

Tanto Radio Manque, Radio Plaza de la Dignidad y Radio La Voz de Paine, coinciden en que su labor, dentro y fuera del contexto de pandemia, consiste en informar sobre la realidad que los medios hegemónicos no están mostrando. Sin embargo, también coinciden en haber sido blanco de uno de los principales y más comunes obstáculos para los medios comunitarios: la persecución policial. Según el tercer boletín del Observatorio del Derecho a la Comunicación, esta es una problemática presente en nuestro país durante los últimos meses.

Si bien, esta situación se hizo evidente durante la revuelta social, con la pandemia no ha hecho más que agudizarse y consolidarse, explica explica Javier García, Director Ejecutivo del Observatorio. “Se está empezando a juzgar a funcionarios de carabineros por violaciones de derechos humanos y en estos procedimientos judiciales están siendo claves los registros de la prensa independiente porque es la que estuvo en el estallido haciendo cobertura en la calle. Desde ese punto de vista se han convertido en enemigos para Carabineros entonces los van a seguir hostigando, antes la excusa era confundirlos con manifestantes y ahora la excusa es aplicarle el artículo 318 del código sanitario. A pesar de que en muchos casos llevan salvoconductos, estas detenciones se siguen produciendo”.

El 15 de junio el Gobierno lanzó como medida sanitaria el Instructivo para permisos de desplazamiento. Este exige a los periodistas contar con un Permiso Único Colectivo que les permita salir a reportear durante la cuarentena, sustituyendo la medida anterior que consistía en portar la credencial de prensa. Sin embargo, sólo tienen acceso a este salvoconducto las empresas comunicacionales que poseen un rut e iniciación de actividades ante Servicios de Impuestos Internos. Limitando las actividades de los medios comunitarios y periodistas independientes.

El Colegio de Periodistas de Chile expresó su rechazo ante esta medida enviando un requerimiento a las autoridades. Y si bien, el 31 de julio el Ministerio del Interior resolvió que la Orden Profesional pudiera otorgar salvoconductos para periodistas colegiados y no colegiados, que se desempeñen en la prensa independiente. Esta medida no considera a las personas que ejercen la labor de reporteros sin contar con el título de periodista, una situación común entre quienes constituyen medios comunitarios, como es el caso de Radio Manque, Radio Plaza de la Dignidad y Radio La Voz de Paine.

Paula Correa, Segunda Vicepresidenta y Coordinadora Nacional de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Periodistas de Chile, critica que los salvoconductos no reflejan un estado de igualdad entre los medios de comunicación y exige establecer el derecho a la comunicación como un eje prioritario en las medidas del gobierno.

Por otro lado, algunos periodistas han optado por no solicitar el Permiso Único Colectivo debido al peligro que significa entregar información personal a la fuerza policial. García señala que la desconfianza en la institucionalidad se debe al hostigamiento del que han sido blanco los medios independientes.

Frente a esta situación, Jaime Rodriguez de Radio Manque señaló que en Chile aún existen sanciones para un delito que es comunicar.

También el Colegio de Periodistas ha sido tajante a la hora de rechazar el hostigamiento hacia los comunicadores. Es por eso que están realizando un catastro de periodistas y comunicadores independientes que han sido agredidos para así analizar cómo han sido las relaciones entre autoridades y medios que están realizando su labor. Afirma Paula Correa, Segunda Vicepresidenta y Coordinadora Nacional de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Periodistas de Chile

Además de la represión policial, la prensa independiente ha recibido órdenes judiciales para retirar contenido. Ante estas situaciones, los medios tales como el Fortín Mapocho y Señal 3 de la Victoria han presentado recursos de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago. Sin embargo, estos no fueron admitidos, como se señala en el Boletín 2 del Observatorio del Derecho a la Comunicación, argumentando que son temas de las políticas del gobierno.

Javier García, Director de dicha institución afirma que los tribunales no están siendo un instrumento de protección, dejando en la impunidad a los responsables.

A esto se le suma Gustavo Alfonsi, abogado encargado de litigación estratégica en el Observatorio, quien explica que la Corte debería interferir en las situaciones de violaciones a los Derechos Humanos.

Otras formas de comunicar

Tras el estallido social del 18 de octubre, Radio Manque y Radio Plaza Dignidad, reconocieron haber experimentado un gran alza en la cantidad de interacción que tenían con su público. Jaime señaló que la gente comenzó a interesarse más por los medios comunitarios y hubo una revalorización de la labor que realizan.

Cuando partió el confinamiento, la situación se mantuvo y los medios comenzaron a acompañar a la gente en sus casas. Sin embargo, tuvieron que reinventarse, creando nuevas formas de comunicar. La transmisión en línea fue y es el medio elegido para llegar a sus escuchas y las plataformas web con mayor uso fueron Facebook, en su modalidad Live y Fanpage, Podcast, Instagram y entrevistas por Zoom en algunos casos.

En el caso de Radio Plaza de la Dignidad, sus integrantes han tenido que enfrentar dos hackeos a su Fanpage y uno en su página de Instagram. A pesar de esta situación, la interacción con su público ha sido la misma y a la fecha su FanPage tiene 70 mil seguidores.

Aunque hayan dificultades, Carlos Escobar, fundador de la Radio Plaza de la Dignidad, afirma que los medios comunitarios deben seguir realizando su labor, exponiendo realidades e información que resulte relevante para la ciudadanía.

La unión hace la fuerza

En conjunto con otras organizaciones, los medios de comunicación han generado redes para realizar foros, transmisiones en conjunto y cadenazos radiales que han aumentado el flujo de usuarios en las plataformas que utilizan, además de compartir contenido creado por los distintos participantes.

En esta misma línea, diversas radios comunitarias, populares o alternativas, se han vinculado a la Red de Medios de los Pueblos, una agrupación en la que se logra una mejor articulación de medios que informan para generar una opinión pública alternativa, que no sigue la pauta de medios hegemónicos.

Susana Capriles, directora de Radio la Voz de Paine, señaló que no se ha generado la instancia para que esta red pueda volver a reencontrarse vía zoom. Sin embargo, están comunicados permanentemente.

Mostrar realidades e informar sobre lo que pasa en diferentes comunas desde otra perspectiva, son las consignas que motivan a los medios autogestionados a seguir comunicando día a día. Los comunicadores y comunicadoras destinan su tiempo a romper el cerco informativo de manera voluntaria, apagando incendios para seguir con vida y generando instancias para autofinanciarse.

Frente a la adversidad a la que están acostumbrados en Radio Manque, Jaime Rodriguez indicó que el derecho a la comunicación se debe seguir ejerciendo a pesar de los obstáculos, y además, como país se debe fortalecer el sector comunitario.

“Debemos seguir el derecho a la comunicación y tratar de ir profundizando lo que son los medios comunitarios. A Chile le hace mucha falta fortalecer el sector comunitario, porque no puede estar todo en manos del privado o de la mirada estatal. Hay más allá de eso y la comunidad tiene mucho que decir”

Con respecto a lo anteriores, desde la Radio La Voz de Paine hicieron el siguiente llamado:

El Derecho a la Comunicación

El derecho a la comunicación es la base para la labor que cumplen a diario los medios comunitarios, alternativos y populares. Este derecho está conformado por tres derechos relacionados a las comunicaciones: la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de información.

Para que el derecho a la comunicación se cumpla de manera correcta dentro del sistema democrático por el que se rige nuestro país, el Colegio de Periodistas junto a organizaciones como la Radio Universidad de Chile, la Red de Periodistas Feministas, entre otras redes, presentaron el 1 de septiembre del presente año, el bloque por el derecho a la comunicación.

Esta instancia, busca que el derecho a la comunicación se consagre en la nueva constitución como principio fundamental de una sociedad democrática. Sobre la iniciativa, Paula Correa, señaló la importancia de este derecho para el correcto funcionamiento y salud de las democracias, además, indicó que esta demanda afecta a todos las y los ciudadanos del país.

Según un informe del Colegio de Periodistas “Chile presenta una de las tasas más altas de concentración de la propiedad de los medios de comunicación, con un 80% solo en la prensa escrita. Las empresas El Mercurio SAP y el Consorcio Periodístico de Chile, COPESA, concentran un 82% de lectoría y más del 84% de la publicidad en el sector. Este virtual duopolio entre El Mercurio y COPESA se extiende también a la prensa regional, donde tienen un fuerte control”.

Si se consagra esta demanda por el derecho de la comunicación, se podría lograr una mejor regulación de los medios de comunicación de carácter privado y se podrá crear un sistema de medios de servicio público, a la misma vez que se garantizarán condiciones óptimas para el mejor funcionamiento y fortalecimiento de los medios comunitarios. Así, dejarán de apagar incendios constantemente y dedicarán su tiempo a comunicar sin el miedo de ser criminalizados por ejercer su derecho.

 

* Ficha Técnica:

Reportaje Multimedia producido por Brian Arredondo, Belén Sabbag y Francisca Vargas, estudiantes de cuarto año de Periodismo en el Instituto de la Comunicación e Imagen, en el marco del curso electivo de competencia periodística «Medios Comunitarios», a cargo del profesor Juan Ortega.

Entrevistas a

  • Paula Correa, Colegio de Periodistas
  • Jaime Rodriguez, Radio Manque Rancagua
  • Javier García, Observatorio del Derecho a la Comunicación
  • Gustavo Alfonsi, Observatorio del Derecho a la Comunicación
  • Carlos Escobar, Radio Plaza de la Dignidad
  • Susana Capriles, Radio La Voz de Paine

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist