Que se escuche en todos lados: “A Macarena Valdés la mataron”

Escrito por el 23 Agosto 2019

En la conmemoración de los tres años del supuesto suicidio de la líder y activista mapuche por las aguas y los territorios, Macarena Valdés, Radio JGM realizó un reportaje enfocado en repasar la historia detrás del caso y las repercusiones que ha tenido para la familia Collio-Valdés y el pueblo mapuche.  


Escucha el reportaje completo, que se emitió en el Noticiero Ciudadano aquí:

Un 22 de agosto hace 3 años fue encontrada muerta en su casa la ecoactivista Macarena Valdés. Con solo 32 años, el supuesto suicidio de quien sus amigos y cercanos conocían cariñosamente como la “Negra”, sigue penando entre quienes más la querían y en todo un pueblo que exige verdad y justicia.

En ese marco la Coordinadora No + Zonas de Sacrificio Valparaíso en conjunto con la Coordinadora Feminista 8M de la 5ta región convocaron a una concentración en la Plaza Sotomayor realizada este miércoles.

Aquello ante la exigencia de que la Justicia de cabida en su investigación al peritaje realizado al cuerpo exhumado de Macarena por parte del médico forense Luis Ravanal, en conjunto con una histopatología realizada por la directora del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Chile, Carmen Cerda.

“Alguien suspendió ese cadaver. El cuerpo estaba sin ningún signo de ahorcamiento, nisiquera de ruptura capilar”, fue una de las frases esgrimidas por el forense Ravanal en aquel informe posterior a la exhumación del cuerpo de Valdés.

Antecedentes conocidos por la fiscalía a fines del año pasado y que llaman con fuerza a preguntarse quién mató a la dirigenta social y mapuche, Macarena Valdés, y qué relación tiene con el conflicto de las comunidades Newen Tranguil y RP Global.

Pero primero, quién fue Macarena Valdés.

Corría el año 2012 cuando el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Los Ríos dio el vamos al proyecto de minicentral hidroeléctrica de Tranguil a nombre de la empresa RP Global en conjunto con la compañía de distribución eléctrica Saesa, aquello sin ninguna consulta indígena ni estudio de impacto ambiental.

Rubén Collio

Rubén Collio

Ante estos hechos, nació la lucha por defender este territorio por parte de la comunidad organizada en la Coordinación Newen Tranquil, en la que la lamnien Macarena y su pareja, el werkén Ruben Collío, fueron claves para la organización de esta. Erigiéndose ambos como algunos de los principales líderes por la lucha contra RP Global y la instalación de su central.

“Hace tres años hicimos el primer ejercicio de dignidad al reclamar nuestros derechos, hace tres años que nos comenzamos a organizar, y ésta organización se realizó con tanta fuerza que la única forma que encontraron para pararnos fue asesinar a la Negra. De ahí, hasta ahora hemos estado reclamando justicia, justicia que se ha demorado, justicia que nos han negado solamente por el hecho de ser mapuche, por declararnos mapuche y defender nuestra Mapu”, argumentó.

El actuar de la empresa de capitales austriacos fue depredador. Comenzó a hacerse del derecho de las aguas del sector, a prometer empleos y a talar árboles nativos de forma ilegal. Pese a ello, no contaron con la resistencia de las comunidades.

Protestas y diversos actos de entorpecimiento contra la constructora pagada por la compañía internacional hicieron perder la paciencia a los empresarios.

El 21 de agosto de 2016 dos trabajadores de la constructora Edibor a cargo de los trabajos en la zona llegaron donde Mónica Paillamilla, copropietaria del terreno donde vivía Macarena, para advertirle que sacara a la familia Collío-Valdés del lugar antes de que algo malo pasara.

A la Negra la mataron

Un día más tarde su hijo de 11 años encontró a la “negra” colgada de una de las vigas de su casa. A tan solo horas del suceso trabajadores Saesa fueron escoltados por Carabineros para instalar un cableado de alta tensión al que se opuso por tanto tiempo la familia de Rubén y Macarena.

Las extrañas circunstancias en las que Macarena fue encontrada muerta sembraron las dudas de las que hoy surgen los frutos de la desconfianza y la certeza de que a la Negra fue asesinada.

Por otra parte, en ese momento llamó profundamente la atención la excesiva protección de Carabineros para con los trabajos de la instalación del cableado eléctrico útil para la central hidroeléctrica.

Todos elementos que han llevado a que la pregunta por quién está detrás es este asesinato apunten a la empresa a cargo y una complicidad implícita de las autoridades. Sin embargo, nada hubiera sido posible sin el accionar de la familia, que ha sido clave para dilucidar lo que realmente ocurrió hace 3 años. El pago por los servicios de Luis Ravanal ayudaron a descartar la tesis del suicidio entregada por el Servicio Médico Legal de Valdivia en 2016, además de denunciar el irregular procedimiento de la primera autopsia.

Por otra parte, la participación de Carmen Cerda y su histopatología, o bien, el estudio de los tejidos de la difunta Macarena, fue clave para aclarar que ella ya estaba muerta al momento de ser colgada. No obstante aquello, según antecedentes entregados por Rubén Collío en un reportaje a The Clinic, el informe entregado a la fiscalía de Los Ríos venía sin la parte escrita por Carmen Cerda. Un hecho que acrecentó las sospechas por el alcance de las presiones que existen en el caso, considerando que el Ministerio Público ha intentado en dos ocasiones no perseverar en él.

Foto: Pavel Ilich Pavelic Jo

Foto: Pavel Ilich Pavelic Jo

A esto se suma las incontables veces que se perdieron registros claves de la carpeta investigativa, en donde incluso la familia de Macarena informó que harían una denuncia por obstrucción a la justicia, acción que no perseveró ya que los documentos aparecieron en extrañas circunstancias en 2018.

Los hechos de injusticia han hecho que la familia Collío Valdés viaje por el mundo denunciando este montaje, llegando incluso a reunirse con integrantes del parlamento europeo y con relatores de Derechos Humanos de la ONU, proclamando la ausencia de voluntad en dilucidar la muerte de la Negra.

Feminicidio empresarial

Es en el marco actual de la exigencia por verdad y justicia que se habla de un feminicidio empresarial. Un crimen en contra de Macarena por ser una de las más destacadas mujeres líderes de un movimiento por la defensa del territorio.

Así lo señaló en una protesta en fiscalía la representante del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT), Francisca Fernández. “Nosotros como movimiento somos enfáticos en señalar que el asesinato de Macarena Valdés es un feminicidio empresarial y que se enmarca en su condición de ser una gran defensora de las aguas y los territorios. Pero también un segunda dimensión que me parece importante el no olvidar que la criminalización, el hostigamiento y la persecución política hoy es vigente en el territorio del Wallmapu”, aseguró.

Asamblea de Mujeres de Ngulumapu, Erika Ñanco

Asamblea de Mujeres de Ngulumapu, Erika Ñanco

En esa línea, también se refirió la vocera de la Asamblea de Mujeres de Ngulumapu, Erika Ñanco. “Verificar en realidad que el asesinato de Macarena Valdés no fue un suicidio es un avance, pero no tener claro quién es el o los responsables de ese asesinato, nos deja a nosotras como mujeres en una situación de vulnerabilidad total, más aún cuando son líderes que están en contra de empresas trasnacionales que se sabe que tienen poder económico y poder político que están influenciando aquí, y que claramente no existe un ánimo por parte del gobierno, ni por parte de las instituciones para resolver este caso, y saber qué fue lo que realmente sucedió”, indicó.

Actualmente la empresa RP Global estaría vendiendo la central construída en la zona de Tranguil, sin entregar ninguna respuesta sobre el caso. Además, según fuentes de la radio esta habría desistido de continuar la construcción de sus centrales en la zona de Curarrehue.

Desde la radio intentamos contactarnos con las oficinas de RP global en Chile para conocer sus actuales proyectos, sin embargo no recibimos respuesta alguna.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA