“Que los pueblos digan cómo van a priorizar las aguas”: La lucha por la desprivatización

Escrito por el 29 Marzo 2019

“Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca”. Así comienza el escrito de la ONU, presentado el pasado viernes 22 de marzo para conmemorar el día mundial del agua. Lamentablemente en Chile no tenemos nada que celebrar. Actualmente somos el único país en el mundo que tiene privatizada sus fuentes de agua y su gestión.

Bajo la legislación actual, es posible obtener un derecho de agua mediante una solicitud presentada en la Dirección General de Aguas. De ser aprobada, los derechos son entregados de forma gratuita y perpetua gracias a un artículo de ley publicado en octubre de 1981, en plena dictadura. El problema es que la persona que adquiere de forma gratuita los derechos puede venderlos y/o arrendarlos. Esto se debe a la separación del agua de la tierra, lo que permite especular sobre este derecho humano.

Desde el año 2011 se discute en el congreso la renovación del Código de Aguas, sus principales cambios serían:

Derecho de aprovechamiento de aguas es esencialmente temporal; redefinición del concepto de derecho de aprovechamiento de aguas; caducidad del derecho de aprovechamiento de agua; limitación del ejercicio de los derechos de aprovechamiento de aguas; prohibición de constitución de derechos de aprovechamiento de aguas en Áreas protegidas y glaciares; categorización de los posibles usos del agua y usos prioritarios; y cambios en los usos del derecho de aprovechamiento de aguas.

El problema es que estos cambios estarían destinados solo al 10% de los derechos que no han sido entregados a privados. El 90% restante ya están constituidos y no sufrirán cambios, por lo que se podrá mantener el derecho de agua a perpetuidad.

Acción ante la degradación

Otra arista dentro del conflicto del agua  es el período de desertificación que se vive en Chile. Según un informe de la fundación Terram  el avance del desierto en Chile es de un metro por día, como promedio. Para agosto de 2017, más de 48 millones de hectáreas nacionales habían sido afectadas por este fenómeno. Este número sigue aumentando.

Foto: Movimiento por el Agua Paine – MAP

Frente a este complicado panorama y bajo el contexto del día mundial del agua, diferentes agrupaciones miembros del Movimiento por el Agua de Paine (MAP) y el Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) convocaron a una manifestación en la comuna de Paine, exigiendo la desprivatización de las aguas de Chile.

La vocera del MAT, Camila Zárate,  explicó las principales demandas en el acto final de la manifestación realizada en Paine.

“Piensan que con el agua se puede especular, se puede transar, se puede hipotecar, se puede heredar, se puede hacer negocios. No entienden que el agua es un bien común y vital para todos y todas nosotros. Es por eso que nosotros hemos demandado desde el primer comienzo como Movimiento por el Agua y los Territorios, desprivatizar las aguas de Chile, a través de la gestión comunitaria. Que los pueblos digan cómo van a priorizar las aguas“.

Desde el Movimiento por el Agua de Paine, la vocera Isabel Toledo, también expresó su descontento por la desigualdad hídrica que se vive en la comuna. La que ha relegado a cientos de vecinos a abastecerse con camiones aljibes.

“Alzar la voz y movilizarnos ha sido nuestra respuesta, podemos advertir que todo el sistema de representación política local y nacional responde a una dirección única: enriquecer las élites económicas y políticas que dominan la actividad agrícola y empresarial de nuestro país”.

 

Foto: Movimiento por el Agua Paine – MAP

La visión de las organizaciones presentes en la manifestación de Paine es clara y directa. Entienden que los privados se han aprovechado de una ley que se creó en dictadura y que desconoce el derecho humano de acceso al agua. La vocera del Movimiento por el agua del Paine, Carla Ortiz, expresó durante la marcha los trabajos que realizarán como organización a nivel local, pero al mismo tiempo aclaró que la gran lucha es a nivel nacional contra la privatización del agua en nuestros territorios.

“Nuestra lucha es local, es por democratizar las APR (Agua potable rural), fiscalizar y normar la extracción de agua y uso de ríos, esteros, quebradas y manantiales. Pero la gran pelea es por desprivatizar el agua, nacionalizar este recurso vital para la vida. No solo para la vida humana, si no para la vida de todos nuestros ecosistemas”.

La desertificación y el aprovechamiento de los privados sobre el agua, son dos problemas paralelos que generan en Chile una situación crítica. En 2017 se realizó el Balance Hídrico Nacional para ver cuánta disponibilidad de agua existía realmente en Chile. Este balance no se realizaba desde 1987 y sus primeros resultados fueron preocupantes: se ha reducido la disponibilidad del agua entre un 10% y 37% . Este Balance fue realizado por la DGA, junto a la Universidad Católica y la Universidad de Chile. Se espera que durante este 2019 se conozcan nuevos resultados de este balance, esta vez dividido por macrozonas.

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA