Qhapaq Ñan – Atacama: un viaje en el tiempo por los suelos nortinos

Escrito por el junio 29, 2018

Hasta el miércoles 15 de agosto se presentará en el Museo Chileno de Arte Precolombino la exposición «Qhapaq Ñan –  Atacama», una muestra que traslada un trozo de la cultura del interior de las ciudades nortinas a nuestra capital.

«Qhapaq Ñac – Atacama» es el nombre que recibe esta extensa recopilación cultural realizada por el fotógrafo nacional Claudio Pérez y el geógrafo Raúl Molina inaugurada el pasado viernes 22 de junio. Son más de 50 imágenes, mapas y objetos los que reúne esta exposición, a partir de cuatro viajes realizados a los interiores de las ciudades de Arica, Antofagasta, Iquique y Copiapó. En este recorrido por el norte capturaron a través de su lente la inmensidad y belleza del mítico Camino del Inka en el desierto de Atacama.

El fotógrafo Claudio Pérez, consagrado en su profesión por su registro y trabajo durante la época de la dictadura en nuestro país, conversó con Radio JGM sobre su experiencia y su relación con la cultura nortina. ‘’Era como estar en otro planeta, sobre todo en los lugares del despoblado de Atacama en zonas muy desérticas, véase Calama interior y Copiapó interior. Me imaginaba que estaba en Marte. Faltaba sólo el traje espacial’’, expresó al referirse a la sensación de estar presente físicamente en aquellas tierras.

En diversas ocasiones, Pérez ha manifestado tener una conexión especial con el norte. Recordó que su formación como fotógrafo se llevó a cabo en las calles, en los años de dictadura. Para descansar y relajarse luego de las intensas jornadas que le demandaba su profesión, visitaba el Museo Chileno de Arte Contemporáneo (MAC) para dibujar los objetos que allí se presentaban.

Es en su segunda expedición en esta zona donde conoce a Julio Vilte, un hombre clave en su carrera y con quien estableció una gran amistad. En aquella época, este último trabajaba en una investigación sobre la lengua materna de la zona, el kunza. El proyecto buscaba realizar un diccionario trilingüe del kunza al inglés y al español. Claudio Pérez se integró a esta iniciativa ilustrándolo con sus fotografías.

Más adelante, cerca del 2004, conoció a una familia que lo albergó en su visita a estación San Pedro, cuando se encontraba documentando sobre las fiestas y ritos al interior de Calama, y con quienes creó un vínculo muy grande. ‘‘Se van creando vínculos afectivos, familiares que le hacen a uno agradecer», manifestó.

Respecto a la exposición, Pérez destacó que parte de la importancia de esta recopilación era la apreciación de la obra vial de los pueblos que allí vivían, antes de la llegada de los incas. ‘’Las comunidades que ahí habitaban como los Aymaras o Atacameños, tenían sus propios caminos. Lo que hizo el inca fue conectar éstos y realizar un solo gran camino. Eso les permitió por supuesto, crear su imperio y extenderlo», explicó el fotógrafo.

A  su vez, destacó el valor de exponer y dar a conocer parte de la cultura y cosmovisión nortina. ‘’En esta muestra audiovisual está construida una apacheta, una conexión más mística religiosa ancestral, que tiene que ver con la relación entre el hombre, la tierra y las divinidades como el sol, la luna y el espacio. También tiene que ver con el tiempo y la geografía», expresó el autor. Agregó que representar una apacheta con piedras de la cantera de la colina que montaron en este espacio es darle ese significado.

«Que la gente vea esta instalación cultural que tiene una importancia muy grande para las comunidades indígenas andinas de nuestro país y de Latinoamérica. Es conectarlos un poco a su cultura. A nosotros nos falta tanto para llegar a hacer lo que ellos hacen, esa comunión, esa cosmovisión que tienen del mundo. Yo creo que llevar a zona urbana este tipo de exposición audiovisual, visual y experimencial es una forma de aprendizaje’’, comentó Claudio Pérez.

Sobre el sentido de presentar este trabajo, el fotógrafo expresó que más que una reconstrucción histórica, lo que este espacio genera es una visibilización a esta cultura. ‘’No sé si hay una manera de reconstruir el relato de los incas, pero sí es una manera de darles visibilidad. Ellos mantienen su culturala conservan y la defienden. Es una resistencia y eso es notable. Pienso que ese es el gran aporte que uno puede dar. Reconocerles y mostrar su cosmovisión. Yo creo que históricamente ellos han sido, son y seguirán siendo defensores de su cultura’’, concluyó.

La exhibición «Qhapaq ñan – Atacama» es una oportunidad para conocer y comprender parte fundamental de la historia de una parte importante de los pueblos originarios de nuestro país. La muestra se podrá visitar en el  Museo Chileno de Arte Precolombino hasta el 15 de agosto. La entrada será  liberada el primer domingo de cada mes. Fuera de esta excepción, para chilenos y extranjeros residentes el valor son mil pesos.

Para estudiantes chilenos y extranjeros residentes 500 pesos, para turistas extranjeros seis mil pesos y para estudiantes de otros países tres mil pesos. La entrada se mantendrá liberada para niñas y niños menores de diez años, a estudiantes de educación básica y media acompañados de su profesor y a quiénes pertenezcan a algún pueblo originario reconocido por el Estado. También a los socios del Club Barrio Santiago, a los funcionarios de la municipalidad de la misma comuna y a los trabajadores de museos.

 

 

Comentarios

Canción actual

Title

Artist