Presidenta del primer sindicato de comida rápida: “Somos parte de la juventud que se está organizando en todos lados”

Escrito por el 22 Diciembre 2019

La primera organización sindical del área de la comida rápida nació en el contexto del estallido social y denunciaron que uno de sus dirigentes ya fue desvinculado  de McDonald´s. Radio JGM conversó con su primera presidenta, Claudia Bustamante.

Esta semana un grupo de trabajadores y trabajadoras hicieron oficia la creación del primer Sindicato Interempresas de Comida Rápida, uniendo a representantes del personal de McDonald´s y de Burger King. 

El comunicado que anunció la nueva organización indica “mientras estos dos colosos compiten por la venta de combos agrandados, sus trabajadores/as estamos unidos y sabemos que tenemos un problema en común: la precaridad laboral“.

Desde el nuevo sindicato hicieron un reconocimiento a otras organizaciones de trabajadores que han tenido roles protagónicos en la organización sindical en el rubro de la comida rápida, como el sindicato de Starbucks.

Claudia Bustamante llegó en septiembre del 2018 a trabajar a McDonald’s y se convirtió en la primera presidenta de la organización y conversó con Radio JGM.

¿Cómo fue el camino para crear el sindicato?

Todo partió desde la juventud, desde la inexperiencia. Entonces todo fue bien torpe, pero como había interés en hacerlo igual salió. Siempre es necesario organizarse en el trabajo o en cualquier lugar, entonces teníamos la idea pero no sabíamos bien como hacerlo, así que empezamos averiguando las leyes. Fue un proceso de aprender harto. Pero por otro lado también fue muy desde la juventud.

¿En qué momento concretaron la iniciativa?

Creamos un instagram y después de eso echaron a un compañero, que es Carlos; cuando pasó eso entendimos que teníamos que hacerlo como algo más real. Primero surgió como “ya, ha gamos un instagram y difundimos información” y después fue “no, hay que hacerlo real porque tiene consecuencias reales“.

¿En qué momento tomaron la decisión de unirse con los trabajadores de Burger King?

Es que ellos también estaban organizando un sindicato, entonces pensamos en unirnos para hacer algo un poco más grande.

Despido de Carlos, dirigente sindical

Junto con la creación oficial del sindicato, se denunció que Carlos Navarrete, uno de los trabajadores de McDonald’s que estaba trabajando en la organización, fue despedido antes de que se le pudiera otorgar fuero.

Desde el Sindicato Interempresas de Comida Rápida indicaron que “no nos cabe duda que la empresa se verá obligada a revertir la medida. No aceptaremos persecución de ningún tipo”.

¿Cómo fue el despido de Carlos ?

No le dijeron concretamente “te echamos porque te estás organizando”, lo echaron por el artículo 16 que es por necesidades de la empresa. A el nunca le dijeron porqué lo echaron, pero ya habíamos ido a pedir el papel del ministro de fe para la creación del sindicato y no sé cómo la empresa se entera. Nosotros creemos que lo identificaron por el instagram que se creó, deben haber averiguado el número al que está asociado el dispositivo porque hoy todos los dispositivos móviles tienen asociado un número.

¿Carlos era la única persona que administraba el instagram?

Claro.

¿A parte del tema de Carlos ha habido otro tipo de práctica antisindical?

No. Había mucho mitos. Yo creo que esa es la mayor práctica antisindical hoy día en Chile en general: el mito de que no se pueden hacer sindicatos, el mito de que no se pueden organizar los trabajadores. Yo creo que eso es una práctica antisindical a nivel cultural del país. Se pueden hacer sindicatos, te puedes organizar en tu trabajo, cuesta, es un proceso costoso y donde uno tiene que tener las energías y estar preparado para las consecuencias reales que tiene.

“Porque Chile despertó, los y las trabajadoras de la comida rápida también”

El primer sindicato del rubro de la comida rápida surgió en el contexto de las masivas movilizaciones que se viven en todo Chile desde el 18 de octubre.

Las primeras líneas del primer comunicado de la organización sindical lo dice: “No son 30 pesos, son 30 años”.

¿El estallido social ayudó a generar un impulso para que se concretara la formación del sindicato?

Obvio, a nosotros se nos quemó el local o nos lo quemaron, no sé. Pero ese local ardió, entonces a todos nos enviaron a distintos locales distintos y nos empezamos a dar cuenta que en otros lugares las condiciones están marcadas por lo malos tratos y empezamos a identificar que era algo que está generalizado y que nosotros aguantamos mucho tiempo.

¿Simbólicamente el estallido social fue una motivación para organizarse?

Sí. Yo creo que nos puso una responsabilidad igual como trabajadores. En el fondo el estallido social puso de manifiesto que los salarios son bajos en Chile. Ahí nosotros pensamos: pucha, uno hace un trabajo que es casi de cuidado porque alimentamos gente- más allá de cómo sea la alimentación- y nos pagan aún menos. Es obvio que nos pegó. Insisto, somos parte de esta juventud que se está organizando en todos lados, se está organizando en sus trabajos, en la calle, en los colegios.

¿Por qué tras el incendio del local de Santa Rosa se dieron cuenta de la precaridad generalizada?

Hace mucho tiempo ya lo habíamos dicho. Yo soy del local de Santa Rosa, con Carlos. Nos pasó algo que es súper fuerte y que no habíamos dimensionado: cuando se quemó el local a todos nosotros nos repartieron por diferentes locales del área de Santiago, entonces ahí nos empezamos a dar cuenta que había mucho maltrato. Eso se juntó con el malestar al que estamos acostumbrados: siempre nos quejamos de que nuestro salarios son bajos y de que no se nos pagan aguinaldos.

Trabajar en el mundo de la comida rápida

El problema que más destacan los trabajadores y trabajadoras de la comida rápida son los bajos sueldos, pero últimamente la malas condiciones de seguridad han comenzado a ser un tema de discusión importante.

La semana pasada dos trabajadores de 18 años de una McDonald’s en Perú murieron tras electrocutarse con una máquina de bebidas mientras limpiaban el piso. Este hecho generó una serie de protestas y obligó a la empresa a cerrar todos sus locales en el país vecinos durante dos días.

¿Acá tienen antecedentes de algún caso tan grave como el de las muertes de los jóvenes en Perú?

No. Yo te hablo desde lo que yo sé, pero creo que todavía no han habido incidentes tan graves. Pero en realidad, es lo que te digo, estas empresas transnacionales a veces se cree mucho de que cumplen con los estándares de seguridad y a veces hay accidentes que son porque hay instrumentos en mal estado. Yo no digo que estos sea en todos los locales, pero pasa en muchos. Los trabajadores y trabajadoras de comida rápida muchas veces trabajamos en condiciones que nos pueden hacer daño a nosotros mismos.

¿Cuáles son los principales problemas que tienen que afrontar los trabajadores de los locales de comida rápida?

Uno es el estrés, la salud mental. Como un trabaja con ese concepto de la “comida rápida” es todo el rato correr. En ese sentido hay mucho estrés y es una de las cosas más complejas. Las jornadas de trabajo también son largas y extenuantes.

¿Cuáles son los primeros planes que tienen como sindicato?

Queremos hacer ahora una campaña de afiliación para empezar a ver una posible negociación y luego de eso ir viendo. El primer paso ya se concretó, que era que saliera el sindicato.

¿Están evaluando coordinarse con otros sindicatos?

Sí, como el de Starbucks y el de Papa John’s. Sería muy potente que la idea de organización se traspase dentro de la comida rápida porque somos un rubro que nunca nos han dejado organizarnos, es histórico. Ojalá se replicara para ojalá poder crear un cordón, una federación o algo.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA