Polémica app de fertilidad es financiada por grupos antiaborto y asesorada por médicos chilenos

Escrito por el 12 Junio 2019

 Una investigación elaborada por el diario británico The Guardian, reveló que la aplicación Femm -que cuenta con más de 400 mil descargas-  es dirigida y financiada por empresarios católicos antiaborto de Estados Unidos. Además, esta misma app cuenta con la asesoría de dos médicos chilenos de la Pontificia Universidad Católica (PUC).

 

Femm, popular aplicación para controlar periodos de fertilidad en las mujeres, se encuentra actualmente en cuestionamiento público y ético. Esto, luego de que la investigación realizada por The Guardian pusiera en evidencia la dudosa eficiencia  de esta app para el control de natalidad de mujeres como su estrecho vínculo con grupos católicos anti-aborto.

Desde 2015 que Femm, aplicación de salud sexual, obtiene información personal sobre el ciclo sexual y menstrual de mujeres de Estados Unidos, Unión Europea, África y América Latina. Su principal objetivo, según sus dueños, es evitar o conseguir el embarazo.

No obstante,  The Guardian asegura que esta aplicación recomienda a sus usuarias abandonar los anticonceptivos y seguir métodos “naturales” mientras reciben financiamiento por parte de grupos contrarios al aborto.  “Nos hacen creer que todo es neutro pero la verdad es que ahí hay una intencionalidad política”,  dice Paz Peña, integrante de Acoso.online.

Financiamiento y asesoramiento dudoso

 

Sean Fieler y su vinculación con organizaciones religiosas anti-aborto y anti-disidencias sexuales.

Una gran cantidad de los ingresos que recibe Femm es a través de donantes privados. Dentro de estos, se destaca la Fundación Chiaroscuro, organización que encabeza Sean Fieler, reconocido empresario estadounidense y católico, que está contra el aborto y el matrimonio igualitario.

Según los datos entregados por este medio inglés, Femm ha recibido alrededor de un millón de dólares por Fieler. Incluso, su nombre se encuentra en la junta directiva de la Fundación Femm, organización sin fines de lucro que gestiona la aplicación.

Además, esta app también contaría con el asesoramiento de Pilar Vigil y Patricio Contreras, médicos chilenos de la Pontificia Universidad Católica que forman parte de Reproductive Health Research Institute (RHRI), organización perteneciente a la misma Fundación Femm. Sin embargo, ninguno de los dos cuenta con una licencia para ejercer su profesión en Estados Unidos.

Incluso, Pilar Vigil, médica gineco-obstetra y doctora en Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica, es directora del programa Teen Star, programa de sexualidad para adolescentes, donde promueve métodos como la abstinencia.

La tecnología no es neutra

Diversas investigaciones y organizaciones de  ciberseguridad han alertado de ciertas aplicaciones de fertilidad y ciclo menstrual que han lucrado y vulnerado la seguridad de usuarias al compartir sus datos con terceros. Si bien, Femm no ha recibido este tipo de denuncias -hasta el momento-, es importante considerar que la tecnología también se trataría de un hecho ideológico.

Comentarios de usuarias respecto a esta aplicación.

Una de las preocupaciones que rodea a Femm es que a pesar de tener una línea contraria al aborto, convence a sus usuarias de “empoderarse” de su propio ciclo menstrual, abandonando métodos anticonceptivos. Incluso, las mismas usuarias en Playstore, comentaban que en la app no existía la opción de avisar que se estaba utilizando algún método anticonceptivo como tampoco existía una alarma para recordar ingerir pastillas anticonceptivas -elemento básico de cualquier aplicación de ciclo menstrual- (cómo se puede ver en la foto adjunta).

Para la experta en derechos digitales, Paz Peña, es indispensable que el movimiento feminista se cuestione sobre el correcto uso de la tecnología y como nos enfrentamos a ella. “Si nosotras no politizamos las herramientas digitales que utilizamos luego nos encontramos con este tipo de sorpresas y vemos que la ultraderecha y  ultraconservadores nos están sacando partido. Es por eso que las feministas necesitamos poner temas como estos en la agenda política”, enfatiza.

De este mismo modo, Erika Smith de  Dominemos la tecnología! , explicó a Radio JGM que es importante tener conocimientos de quien está detrás o desarrolla nuestras aplicaciones o plataformas en internet. Además, hizo énfasis en que es más necesario que nunca que mujeres se sumen a la creación de internet, esto debido a que las mujeres somos las más afectadas por violencia machista en internet.

“Se necesita de muchas más voces y  mujeres, si bien hay muchísimas que actualmente están creando softwares, aplicaciones, espacios seguros en internet, hacen falta muchas más. Una de las cosas más importantes que han sucedido, es que se ha reconocido a través de organismos internacionales que la violencia digital hacia las mujeres es violencia machista -y vaya que costó- pero no por eso, nos restaremos de internet. Las mujeres somos creativas y creo que debemos ocupar este espacio”, explicitó.

 

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA