Periodismo deportivo: el área más reticente a la comunicación no sexista

Escrito por el 18 Junio 2019

Pese a que en el último tiempo se ha abierto la reflexión en torno a la violencia simbólica que se ejerce contra de las mujeres a través de las comunicaciones, los medios continúan sorprendiendo con prácticas repudiables: la comparación con deportistas hombres y la atención en sus cuerpos son las más comunes.

Aunque la reciente ola feminista ha visibilizado al fin la necesidad de medios de comunicación no sexistas, y que a raíz de ello se han llevado a cabo variadas reflexiones en torno a la importancia de comunicar y producir información de forma consciente, ha habido áreas del periodismo que se resisten con mayor fuerza a estos cambios.

Dado que el mundo del deporte ha sido un área históricamente masculinizada, el periodismo deportivo es la rama de las comunicaciones más reticente a adoptar los cambios que el feminismo propone.

Cada vez que se llevan a cabo competencias relevantes en el área del deporte, son muchas las mujeres que gracias a su talento excepcional, disciplina  y perseverancia logran llegar a instancias de alta exigencia.

Sin embargo, la satisfacción de ver a mujeres destacándose en el deporte suele verse empañada por el tratamiento sexista que dan los medios al cubrir dichas noticias.

Juegos Olímpicos de Río: visibilización del problema

Durante los Juegos Olímpicos de Río hubo una crítica generalizada al tratamiento que dieron los medios respecto a la participación de mujeres deportistas en el mismo. Gracias a la fuerza creciente del feminismo en 2016, se visibilizó la violencia en una serie de titulares sexistas.

 “La multicampeona que nada como un hombre”, “La chilena que roba miradas en Río 2016” y  “Las deportistas más guapas en los Juegos Olímpicos” son sólo algunos ejemplos de los cientos de titulares machistas que circularon por Chile y el mundo durante la competencia.

Tal fue la magnitud del sexismo con que se trataba el tema, que inspiró un estudio de la Universidad de Cambridge, en que se comprobó a través del análisis de millones de palabras y textos, que cuando se habla de una deportista a través de medios de comunicación en general se refiere a su cuerpo, su condición de madre, su edad o su estado civil.

El análisis de la universidad estableció que cuando se habla de una atleta las palabras más repetidas son “edad”, “embarazada”, “soltera”, “casada” y “mayor”. En cambio, para los hombres los adjetivos son “rápido”, “fuerte”, “fantástico” y “grande”.

Pese que las audiencias exigen cada vez con mayor fuerza un ejercicio periodístico no sexista por parte del área deportiva, dos años más tarde – y en plena ola feminista en Chile- Emol titulaba una nota sobre el excepcional desempeño de María José Rojas como “La “Alexis Sánchez” que dejó a Chile con un pie en la ronda final de la Copa América Femenina y que ostenta un notable récord”.

Mundial Francia 2019: la cosa sigue igual

En el marco del inicio del Mundial de Fútbol Femenino Francia 2019, y del debut de la selección chilena en la competencia, La Cuarta realizó la semana pasada una publicación titulada “La líder de la perfección”, consistente en un análisis del rostro de la capitana y arquera chilena Christiane Endler.

Tras analizar las facciones de la capitana, el diario indicó que su rostro arrojaba “fortaleza y ratos en que disfruta estando sola”. Como era de esperarse, el titular fue duramente criticado por organizaciones feministas y por usuarios en las redes sociales.

Cuando se habla de una atleta las palabras más repetidas son “edad”, “embarazada”, “soltera”, “casada” y “mayor”, indica un estudio de la Universidad de Cambridge.

Antonia del Solar, periodista feminista de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres destacó el rol esencial que cumplen los medios de comunicación respecto a la violencia contra las mujeres, ya que estos pueden ayudar a concientizar o, por el contrario, ser reproductores de la misma.

Para Antonia, los medios de comunicación tienden a ser reproductores de la violencia contra las mujeres. “Lo que hace La Cuarta es una prueba de esto: eligen dar un tratamiento sexista y personalista en vez de destacar el arduo trabajo que ha hecho la selección femenina de fútbol. Además de violento, esto ni si quiera es periodismo”, señaló.

Respecto a la misma polémica portada, Mónica Maureira, periodista feminista integrante del Observatorio Genero y Equidad, Mujeres en el Medio y académica de la Universidad Diego Portales, indicó que es algo que suele verse en los medios de comunicación, en que se resalta “el protagonismo de una mujer deportista, pero no por sus actividades deportivas y sus habilidades excepcionales, sino que más bien  por su estética, su apariencia física y su belleza”.

Además, Maureira señaló que lo que hace La Cuarta con Christiane Endler es un proceso de disección, en que se remarcan ciertos puntos de su rostro, buscando ahí sus potencialidades.

 

“Además de violento, esto ni si quiera es periodismo” – Antonia del Solar, Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

Por su parte, Carolina Muñoz, periodista feminista encargada de la dirección de género del Insituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, indicó que “medir los rasgos faciales no sólo es sexista, sino que también  hay un tema de racismo detrás. Hace  siglos se medía la cabeza de los seres humanos para saber quiénes eran más inteligentes. Entonces, además esto tiene connotaciones históricas y simbólicas de racismo y sexismo muy grandes. Es francamente criticable que se haga”.

Urge cambiar la forma de comunicar

Pese a que durante la ola feminista los medios abordaron las demandas del movimiento, no lo hicieron más allá de la noticiabilidad del momento. Esto se hace evidente, ya que hasta el día de hoy no se han recogido adecuadamente las demandas feministas respecto a la comunicación no sexista y las prácticas perdiosísticas no han cambiado radicalmente. Pareciera que los medios no están interesados en replantearse profundamente la forma de hacer periodismo.

Para Mónica Maureria,  el periodismo en Chile sigue en deuda con la actualización de ciertas formas de ejercerse, y parte importante del problema reside en la falta de interés en formarse, tanto en las universidades como mientras se está trabajando profesionalmente.

Carolina Muñoz acusó una falta de criterio de parte de los medios “al no darse cuenta de que hay cosas que ya no se toleran en el periodismo. Antes se podía hacer cualquier cosa en relación a las mujeres y pasaba completamente desapercibido, porque se habían normalizado ese tipo de conductas tanto por parte de la sociedad como por parte de los propios medios”.

“Medir los rasgos faciales no sólo es sexista, sino que también  hay un tema de racismo detrás” – Carolina Muñoz, periodista especializada en Género y Feminismo.

Hoy las cosas no son así. Ha habido mucha reflexión desde hace décadas respecto a la violencia simbólica que se ejerce contra las mujeres en la publicidad, en las comunicaciones, y en el periodismo en particular.

Sin embargo, Muñoz señala que el periodismo deportivo es una de las áreas donde ha costado más que estas reflexiones penetren, “porque ha sido tradicionalmente un espacio de hombres, en que los logros deportivos siempre se miden en relación a un sólo cuerpo, que es el cuerpo masculino”.

Mientras más mujeres sigan posicionándose en espacios históricamente masculinos, más urgente se hace la necesidad de medios de comunicación no sexistas, que estén a la altura de poder producir y comunicar noticias con un enfoque de género.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA