Paula Salinas, deportista: “Algo en lo que falla Chile es que no se apoya desde las bases”

Escrito por el julio 1, 2021

En medio de la pandemia, deportistas de diversas líneas batallan para tener apoyos mínimos para salir adelante. Ese es el caso de Paula Salinas, jugadora Selección Chilena de voleibol.

Por Javier Tapia E.

Paula Salinas, jugadora Selección Chilena de voleibol

Paula Salinas, jugadora Selección Chilena de voleibol

A fines de marzo, el atletismo chileno alzó la voz. La suspensión del Campeonato Nacional desató la molestia de los deportistas y los reclamos no se hicieron esperar. Si bien se entiende que la pandemia golpea fuerte y los casos de Covid-19 son alarmantes, las quejas van por otra línea: la desigualdad a la hora de tomar decisiones sobre una disciplina y otra.

“¿Es el fútbol la única selección que existe en Chile? Hay deportistas que cumplimos un año sin competir», comentó la atleta Evelyn Ortiz en su cuenta de Twitter. «La selección chilena de fútbol es la única selección autorizada, avalada y respaldada para funcionar sobre cualquier pandemia mundial», agregó.

Finalmente, en acuerdo con las autoridades deportivas y sanitarias, el evento pasó a ser disputado el 20 y 21 de abril, asegurando que estos costos extra serían asumidos por los mismos atletas y desde la federación.

¿Por qué unos sí, y otros no?

No es contra el fútbol, y mucho menos pretender que la pandemia no existe, pero el deporte chileno no se entiende por qué unos sí y otros no. Similar situación es la que vive el voleibol. Mientras seleccionadas nacionales triunfan en sus campeonatos en el extranjero, aquí tienen que solicitar permisos especiales que les permita cumplir con el aforo del Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO).

Inclusive en tiempos prepandemia, la Liga Chilena de Voleibol A-1 no hace el peso en comparación con sus similares sudamericanas. Paula Salinas, armadora de la selección, aprovechando la postemporada, comenta que “muchas de mis compañeras se fueron a Estados Unidos y estudian y al mismo tiempo juegan. Les dieron la oportunidad y la tomaron. Y lo otro es jugar en ligas extranjeras. Va por el lado de tener que buscar algo de mayor nivel porque la liga chilena no es profesional”.

La Selección Nacional femenina de vóleibol cuenta con siete miembros desempeñándose en Estados Unidos, tanto en community colleges como en universidades, y dos jugadoras en ligas profesionales en el extranjero. Cuestión que evidencia la evolución que ha logrado la selección femenina durante este último tiempo.

Salinas recientemente participó en la Liga Nacional Superior de Voleibol de Perú como capitana del Club Deportivo Alianza y siente que “esta liga es un campeonato que te abre muchas puertas”. En marzo se sumó a las filas del Deportivo su compañera de la selección, Beatriz Novoa, quien, finalizada la etapa 1, recibió el reconocimiento al mejor promedio de anotación.

La voleibolista reconoce sentirse “afortunada de la oportunidad de volver a competir, que no todos los deportistas han tenido. Nos hacía mucha ilusión volver a tomar este ritmo así que fue una experiencia muy bacán”, asegurando que “fue una liga que nos ayudó mucho a retomar y a adquirir más experiencia. Yo estoy muy contenta y creo que Bea también”.

Migrar como destino

Salinas tuvo que migrar para obtener experiencias que en el deporte nacional simplemente no iba a alcanzar: “Yo creo que al final sí o sí vas a querer irte a fuera para aprender más, para poder ver otras realidades. Si te quieres dedicar a eso, vas a trabajar para poder lograrlo. Otro punto es que en Chile no nos pagan por jugar, en cambio uno sale y ve que el vóley se mueve distinto. Entonces, son hartos los factores que influyen en el hecho de decidir de competir afuera o quedarte en Chile”.

“Yo estoy muy feliz con el trabajo que han hecho todas, tanto las que estamos afuera como las que están en Chile”, comentó Salinas, quien agregó que “he estado casi toda la pandemia en Perú. Regresé a Chile a finales de noviembre y cuando quise retomar los entrenamientos con la selección no se podía porque se necesita un permiso especial, y ese permiso no era tan fácil de tramitar”.

Por esta razón la deportista explica que desconoce cómo funciona los protocolos en la selección y que todo está en veremos: “Ahora que vuelva me voy a incorporar. Aquí en Perú siento que se manejó de buena manera, pero aun así hubo contagios. Y por otro lado está lo que son las competencias a nivel selección. No hay nada definido”.

Inversión

En el presupuesto 2020 del Ministerio del Deporte, el Fondo Nacional para el Fomento del Deporte alcanzó apenas el 2,9% de un total de 148 millones 749 mil 124 pesos. Un 5,9% menos en comparación al año 2019. El resto de los ingresos son destinados para gastos de la Subsecretaría del Deporte y el Instituto Nacional de Deporte.

Respecto de la indiferencia entre selecciones, Salinas cree que “todos los deportes deberían ser apoyados de la misma manera. Algo en lo que falla Chile es que no se apoya desde las bases y se tiene este mal concepto de solo destinar fondos cuando hay logros, cuando en realidad hay que poner mucho enfoque a las categorías inferiores”.

Para la voleibolista todo viene desde la distribución de fondos y cómo funcionan las instituciones y proyectos. Se debe replantear que se quiere lograr con el deporte en Chile. “Todo va de la mano en realidad”, explicó.

Respecto de su futuro en el deporte, Salinas asegura que ha estado descansando y que no se ha contactado con el club, pero no descartaría volver a la liga peruana: “Estoy segura de que quiero volver a jugar, de salir al extranjero y eso me deja tranquila”, finalizó.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist