Palestina e Israel ¿Cuántos muertos hacen falta?

Escrito por el 1 Abril 2019

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, fue categórico a la hora de referirse a los bombardeos realizados por su país sobre la Franja de Gaza el 25 de marzo, en respuesta a misiles lanzados por milicias palestinas el día domingo “Haremos lo que sea necesario para defender a nuestra gente”.

Sus palabras no hacen más que volver a señalar la poca importancia que da Netanyahu y la clase política conservadora judía a los casi dos millones de habitantes de la Franja. Sin embargo, y de forma sumamente preocupante, también vuelve a ilustrar la indiferencia con la que gran parte del mundo sigue la situación entre árabes y judíos.

En este sentido, es bastante revelador que producto de esta escalada de violencia, Egipto envío una comisión para mediar entre palestinos e israelíes, con el objetivo de lograr un alto al fuego. Mientras desde el gobierno de Netanyahu se exige el cese total de lanzamientos de cohetes, la oferta consiste en permitir un mayor acceso a camiones con mercancías, facilitar importaciones y aumentar el suministro eléctrico, es decir, elementos que uno debería dar por sentado a la hora de sentarse a la mesa a negociar y que no deberían ser formas de presión.

Ahora bien, es necesario señalar que los cohetes lanzados sobre territorio judío dejaron 7 heridos, entre los que se cuentan 3 menores, suceso que también explica el legítimo temor de la población israelí ante eventuales nuevos lanzamientos, lo que finalmente permite a mandatarios como Benjamín Netanyanhu llevar adelante a cabo medidas que atentan contra la vida de los palestinos en nombre de “defender a su gente”.

Es decir, tanto la muerte de palestinos como judíos, ha llevado este disparejo conflicto a una situación en donde la única respuesta a cualquier agresión, es lanzar otro golpe de vuelta. Esto, ya de por si lamentable, no sería aún peor sino fuera porque se encuentra en cierta forma legitimado por la comunidad internacional, ya que desde el momento en que Israel pasa por alto cualquier resolución de las Naciones Unidas sobre el respeto a las tierras ocupadas por palestinos y donde se le ordena detener la construcción de nuevos asentamientos; y no cumple, se trata de una falla fundamental en los mecanismos de la ONU.

¿Dónde están las sanciones? ¿dónde están los mandatarios de América Latina y Europa pronunciándose contra la violencia en la Franja de Gaza? o más allá de discursos ¿dónde están los medios haciendo una cobertura a la ayuda humanitaria enviada a los palestinos y que llegan cuando las autoridades militares y políticas judías quieren?

Vale la pena preguntarse ¿cuántas muertes hacen falta para buscar un mayor entendimiento? y no se trata de pasar por alto el que se trata de un conflicto con una raíz histórica demasiado antigua como para esperar solucionarlo brevemente, pero es evidente que Occidente no ha hecho todo lo posible para contribuir al dialogo y a una salida de paz. Es más, países como Estados Unidos ha contribuido de forma sustancial a volver aún más precaria la situación, como fue cuando durante octubre de 2018, el gobierno de Donald Trumpo puso fin a su contribución a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Finalmente, ante la falta de nuevos enfoques al conflicto o de resoluciones más verosímiles por parte de América y Europa, seguiremos viendo noticias sobre bombardeos y la violencia que involucra a inocentes de un lado u otro, lo que nos debe recordar la importante necesidad de buscar o crear organismos internacionales que sean capaces de responder a las urgencias y peligros de la guerra y la violencia; que el concepto de “ayuda humanitaria” no esté sujeto a consideraciones políticas, culturales o religiosas.

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA