Organizaciones socioambientales se levantan contra el abuso y el avance de las industrias salmoneras

Escrito por el 13 Abril 2019

Luego de la visita de los reyes noruegos a nuestro país y en el marco de la preparación de la COP 25, agrupaciones medioambientales criticaron el impacto y daño al ecosistema marino generado por la salmonicultura en el sur de Chile.

La ONG Ecoceanos junto a organizaciones sociales de Chiloé criticaron el actuar de las empresas salmoneras ubicadas en la zona sur y austral del país, luego de que la ONG entregara un informe a la embajadora noruega sobre el “actuar abusivo” de las empresas Mowi (ex Marine Harvest) y Nova Austral.

Esto, en el contexto de la visita de los reyes noruegos hace unas semanas a la región de Magallanes junto a 60 empresarios. El informe contemplaba los malos comportamientos empresariales y el no respeto a las regulaciones de pesca, acuicultura y medioambiente por parte de estas empresas noruegas.

El encargado de prensa de Ecoceanos, Patricio Melillanca, mencionó que Mowi infringió la Ley General de Pesca y Acuicultura al no capturar el mínimo de salmones escapados en isla Huar en julio del año pasado, incentivando a pescadores artesanales a hacerlo.

“Han tenido escapes de salmones en la zona sur de Calbuco, cerca de Puerto Montt y Chiloé, en donde no han cumplido con la legislación chilena. Incentivaron a las comunidades costeras y pescadores artesanales a que violen la ley para capturar a estas especies que tenían antibióticos. Para esto, la empresa Marine Harvest le pagó a trabajadores de la pesca artesanal para que realicen esta irregularidad“.

 

 

La directora de la campaña de contaminación marina de Oceana, Javiera Calisto, se refirió a la negación de Mowi a hacer público el uso de antibióticos en los cultivos de salmones en la zona sur del país a través de Sernapesca, considerando el escape masivo de salmones en la región de Los Lagos.

“Marine Harvest, hoy llamada Mowi, es una de las empresas que más se han opuesto a la entrega de la información, y no solamente se opusieron ante el Consejo para la Transparencia, sino que también lo hicieron, sino que también lo hicieron interponiendo acciones legales en la Corte de Apelaciones, y posteriormente, ante el Tribunal Constitucional. Esto al final provoca que, aunque los tribunales fallen a favor de Oceana, haya un retraso en la entrega de información. Lo que impide poder comunicar efectivamente a los consumidores la cantidad de antibióticos que las empresas están utilizando”.

 

 

El ex vocero del Movimiento Defendamos Chiloé, Juan Carlos Viveros, señaló que la industria salmonera ha provocado una enorme pérdida de identidad y cultura en la zona, agregando que no le sorprende la sucesiva entrega de concesiones a empresas que han pasado por encima de la ley.

“En 40 años, la industria salmonera rompió toda la cultura de las islas pequeñas, una cultura que vivía de la minga, del esfuerzo comunitario en donde todos los vecinos hacían un trabajo en conjunto para resolver un problema. Hoy en día, se transformó en una cultura asalariada, en donde nadie hace nada si no se le paga. Se podrá decir que es el costo de la modernidad, pero nosotros no trajimos a las salmoneras. La enorme cantidad de concesiones a las industrias salmoneras que ha inundado las costas chilotas y ahora también a Los Lagos, ha provocado una enorme pérdida a la identidad y cultura“.

 

 

La industria salmonera, al igual que otras industrias extractivistas, tiene un impacto significativo en el cambio climático, lo que será abordado en la Cumbre sobre el Cambio Climático COP 25 que recibirá Chile a fines de este año. Al respecto, el Director Nacional de Greenpeace en Chile, Matías Asun, comentó que en primer lugar Chile debe cambiar su desarrollo energético para terminar con el daño medioambiental.

“Se debe alinear el desarrollo energético del país con lo que nos advierte la ciencia climática. Esto es, abandonar completamente el carbón para el año 2030 en Chile. Y de este modo, evitar los amplios y severos impactos que el cambio climático ha generado en millones de chilenos”.

 

 

Finalmente, en la reunión con la embajadora de Noruega, la ONG Ecoceanos también manifestó su preocupación por las cuatro concesiones dadas a Nova Austral para el cultivo de salmónidos en el extremo sur del país, específicamente en la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos, situación que mantiene preocupada a la comunidad, quienes se han estado manifestando contra la instalación de las salmoneras en la zona.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA