Vecinos del Barrio Yungay y Suárez Mujica exigen protección del patrimonio

Escrito por el mayo 22, 2018

En el marco del día del patrimonio, diversas agrupaciones barriales lanzaron la campaña #MásZonasTípicas #MásPatrimonioParaChile en las afueras de la Biblioteca Nacional. Todos juntos han aglutinado sus fuerzas para aclarar el retiro de los decretos patrimoniales del Barrio Suárez Mujica, el Sporting Club de Viña del Mar y la ampliación de la Zona Típica del Barrio Yungay.

Preocupación y molestia manifestaron los líderes de diversas organizaciones del mundo patrimonial, luego de que diversos decretos que determinarían la protección de barrios típicos fueran retirados de la Contraloría General de la República.

Entre las zonas afectadas se encuentran los barrios Suárez Mujica, que había sido declarado Zona Típica el pasado 24 de enero, el histórico Yungay cuya área había sido ampliada en 80 hectáreas por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y la declaratoria como Monumento Histórico del Sporting Club de Viña del Mar.

La presidenta de la organización “Barrio Suárez Mujica”, Erika Marambio, explicó que ellos le propusieron al CMN proteger 87 hectáreas y la entidad aprobó que se extendiera el polígono. Sin embargo, por segunda vez en un mes el documento que oficializaba la declaratoria de Zona Típica no llegó a término.

“Ese día nosotros suponíamos que la tramitación administrativa iba a circular como correspondía. Pero lamentablemente las cosas no sucedieron así y al llegar el nuevo gobierno el 13 de marzo, se retiró nuestro decreto. Estuvo hasta el 23 de marzo, volvió a reingresar sin ninguna observación. Pero el 17 de abril nos encontramos con la sorpresa de que fue retirado nuevamente junto con el del Barrio Yungay y el Sporting Club de Viña del Mar”, indicó la dirigenta.

Este dictamen fue un balde de agua fría para las agrupaciones, ya que sólo faltaban un par de detalles administrativos para que la Contraloría tomase razón y fuese finalmente publicado en el Diario Oficial para su entrada en vigor. En ese entonces, el CMN señaló en un comunicado que el retiro de las declaratorias en estos tres casos se debía a problemas técnicos en sus respectivos expedientes.

Para Erika Marambio, esta situación es curiosa y las explicaciones que han recibido no han sido contundentes. “Primero, nos dijeron que era por tema de forma y fondo. Cuando preguntamos qué significaba esto, nos dijeron que no se ajustaba a la Ley de Monumentos, que tenía algunas deficiencias y por otro lado, que no cumplía con la uniformidad del territorio”, comentó la mujer.

Frente a este último punto, los vecinos se siguen preguntando cuáles son los parámetros que tienen estas instituciones para determinar estas características de estos lugares. “Cuando precisamente, lo que nosotros declaramos es que un territorio heterogéneo. Estos tres barrios lo son porque conviven distintos movimientos, estilos arquitectónicos, mundos, historias e identidades”, señaló Marambio.

Ante la incertidumbre de la respuesta de Contraloría, las organizaciones están exigiendo que se especifique el motivo de la devolución de estas tres declaratorias.

 

Políticas e inmobiliarias devastadoras

Por otra parte, el presidente de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales y dirigente del barrio Yungay, José Osorio, sostuvo que esta decisión es una muy mala señal desde el CMN, ya que eventualmente podría aplicar una política de no aprobar más Zonas Típicas.

“Emilio de la Cerda, actualmente subsecretario del Patrimonio, durante el anterior gobierno de Piñera fue el secretario técnico del CMN. Durante su gestión fue el período donde menos Zonas Típicas se aprobaron. Por lo tanto, se tendería a pensar que en esta posición de poder él oriente a que se apruebe el mínimo de Zonas Típicas. Si bien en la punta está en Yungay y Suárez Mujica, detrás de nosotros hay una serie de otras comunidades que también quieren presionar al CMN”, dijo el presidente de la Asociación.

Lo engorroso de estos trámites ha significado una pérdida irreparable del patrimonio en los últimos meses. Precisamente, en los barrios Yungay y Suárez Mujica existen grandes intereses de las constructoras que ven con muy buenos ojos estos sectores. En Ñuñoa, la inmobiliaria Manquehue de la familia Rabat demolió este año la casona Art Deco ubicada en Manuel Montt #2632, mientras se tramitaba su protección para erigir una torre de 15 pisos.

De la misma manera, se demolió la gran casa moderna de Alcalde Eduardo Castillo #1622, la casa neoclásica de José Domingo Cañas #2039 y muchos otras construcciones con historia. En paralelo, se siguen ingresando aceleradamente nuevos proyectos a la Dirección de Obras de la Municipalidad que transgreden las normas de protección de una zona típica, degradando el entorno social y cultural, y cooperando en la pérdida de los valores patrimoniales del barrio.

En este contexto, el dirigente José Osorio aseguró que junto a otras organizaciones están levantando una iniciativa en el marco del día del patrimonio que permita movilizar a los vecinos de distintos barrios, ante esta preocupación y desprotección de los lugares.

“En el 99% de los casos estas luchas tienen que ver con una disputa frente al capital inmobiliario, ligado a las mineras o al retail.  En cada ciudad o pueblo hay una lucha de colectividades frente a un poder que en general quiere arrasar con identidades, memorias y en definitiva, ese patrimonio que han construido las comunidades”, observó el representante.

 

Barrio Yungay y Suárez Mujica: con las manos en alto

La pelea sigue y así lo saben los y las vecinas de estos barrios que siguen organizándose y potenciándose en este movimiento por la protección del patrimonio. La presidenta Erika Marambio destacó la necesidad que hoy tienen las personas de articularse para protegerse.

“Esto no sólo obedece a resguardarnos de la devastación, de las inmobiliarias, que los lugares donde nosotros habitamos sean comprados y habitados de manera irracional. Sino que tampoco hay una estética, una armonía, un concepto de ciudad y de una vivienda digna”, profundizó.

Desde sus espacios, los residentes defienden los lugares que los vieron crecer y echar raíces. El barrio Suarez Mujica se caracteriza por su tranquilidad, su seguridad y su belleza. Ahí las familias conviven en comunidad. Además, se destacan algunos almacenes centenarios. En palabras del arquitecto de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU), Miguel Lawner, este sector es una de las pocas ciudad jardín que quedan en Chile.

La vecina Nadia Ramírez señaló que “hemos podido convivir con la gente que ha venido llegando. Es de esperar que no proliferen los edificios, eso es lo que yo no quisiera. Tener un barrio convertido en Zona Típica, y mantener ciertas casas que son patrimoniales es también un valor. No económico, pero sí cultural”.

Daniela Berríos coincidió en este punto y mantiene la convicción de que Suárez Mujica debería ser declarado Zona Típica. “Nací y me crié acá. Mi familia tiene historia aquí. Me siento en hogar cuando camino por las calles, conozco a mis vecinos y me agrada vivir en comunidad, ir al almacén del barrio a conversar. Me gusta poder generar una familia más allá del límite de mi casa”, remató la vecina.

 

Comentarios

Canción actual

Title

Artist