ONG Qarapara: “Bahía Chascos no puede ser una nueva zona de sacrificio en Chile”

Escrito por el 2 Junio 2019

Mientras organizaciones sociales, entre ellas ONG Qarapara, buscan que se declare este lugar como Área Marina Protegida, autoridades regionales aprobaron la instalación en la bahía de uno de los dos megaproyectos que impactaran gravemente en su ecosistema.

 

Foto: Colectivo en Defensa del Medio Ambiente Atacama

Bahía Chascos se encuentra a 80 km al suroeste de Copiapó, en el borde costero de la región de Atacama. Debido a las características oceanográficas de este lugar llegan desde las Islas Galápagos ejemplares de tortugas negras o verdes, siendo el punto de alimentación de estas especies más austral del pacifico oriental.

A pesar de su significativo valor natural, que implica tanto flora y fauna marina como terrestre, el pasado jueves, la Comisión Regional de Medio Ambiente de Atacama aprobó de forma unánime la instalación en la bahía del proyecto “Andes LNG,” el que afectaría gravemente la biodiversidad de la zona.

Esto, debido a que se trata de una iniciativa que busca generar energía eléctrica a base de gas natural, y para ello, el proyecto -propiedad del consorcio conformado por Shell, Mitsui y la finlandesa Wärtsilä- contempla la construcción y operación de un terminal, un gasoducto de 90 km y una central de generación eléctrica ubicada a 40 km al norte de Vallenar.

Pero “Andes LNG” no es la única iniciativa que busca instalarse en la zona costera de la tercera región, a mediados de abril ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) “Copiaport-E”, proyecto portuario multipropósito del empresario brasileño Eike Batista.

Sobre la aprobación de “Andes LNG” por parte de las autoridades regionales y el impacto ambiental de ambos megaproyectos en Bahía Chascos, Radio JGM conversó con la directora de la ONG Qarapara –organización dedicada a promover la conservación de las tortugas marinas en Chile-, Carol Medrano, quien afirmó al respecto que “el problema de la puesta en escena de estos proyectos es que la parte de construcción trae consigo explosivos y consecuencias dañinas, en cuanto a la generación de ruido que afectaría a la biodiversidad de la bahía”.

“No sólo se trata de tortugas marinas, sino que también implica especias de cetáceos como ballenas y delfines, además de chungungos, pingüinos de Humboldt y aves marinas. Asimismo, en la zona hay guanacos y varias especies de reptiles. Por otro lado, en la parte marina, la sedimentación dañaría al pasto marino endémico, ésta es una de las dos praderas que hay en Chile y solamente se encuentra en nuestro país esta especie, que también es muy sensible a todo tipo de cambios que pueden existir dentro de su entorno”, añadió.

 

Foto: ONG Qarapara

Junto con otras organizaciones ustedes solicitaron al Ministerio de Medio Ambiente que esta zona sea declarada como Área Marina Protegida ¿qué otras acciones han contemplado?

Nosotros trabajamos ahí desde el 2012-2013, que fue cuando estaba el tema de la termoeléctrica Castilla, e instalamos la idea de poder realizar un área marina costera protegida de múltiples usos, que es una figura de protección que no permitiría que se instalen estos proyectos como “Andes LNG” y “Copiaport-E”.

Además, siempre hemos trabajado en conjunto con las comunidades locales, como también a nivel nacional, contándoles la importancia que tiene la presencia de esta agregación de tortugas marinas, que es la más austral del pacifico sur.  Entonces, lo que nosotros hemos hecho, es básicamente tratar de siempre contarle a la gente la importancia de la biodiversidad y el por qué se debe proteger un sitio como este, la idea es que no generemos una nueva zona de sacrificio, como ha ocurrido con tantos lugares de Chile.

¿Cuál es la actitud de las autoridades locales?

A nivel municipal, hemos tenido una aceptación bastante importante, de hecho, como Bahía Chascos es más bien de la comuna de Copiapó, hemos trabajado con este municipio y el año pasado pusimos ante el Ministerio del Medio Ambiente la posibilidad de que se hiciera la figura de protección.

Sin embargo, lo anterior todavía está un poco en stand by, debido a que Bahía Chascos es una propiedad privada, que pertenece precisamente a las personas que quieren poner el puerto de “Copiaport-E”, que se llama Hacienda Castilla. Entonces, es por eso que ha sido más o menos complicado debido al tema de los planos reguladores y las pertenencias de territorio.

¿Cuáles son las características de la zona que motivan la instalación de estos megaproyectos en la bahía?

Bahía Chascos tiene algunas características que son bien particulares, tiene condiciones oceanografías especiales, pues posee una profundidad que no supera los 8 o 10 metros -cuando hay marea alta-, entonces todas esas cosas, los fenómenos de surgencia y los factores oceanográficos son los que favorecen que estos proyectos se quieran instalar ahí.

¿Cuál es el llamado que ustedes hacen a la comunidad?

El llamado es en realidad a empoderarse de las especies que nosotros tenemos en Chile. Acá en Bahía Chascos tenemos una oportunidad super única de poder proteger especialmente a las tortugas marinas como también a los pastos marinos, ambos en peligro de extinción. Tenemos la oportunidad de poder empoderarnos de la existencia de toda esta biodiversidad y tratar de que también dejemos algo para el futuro, porque si bien el crecimiento económico es importante, también creo que hay que considerar hasta que limite es más relevante que la biodiversidad.

Entonces, el llamado también es a que nos movilicemos y que podamos hacer todo lo posible para apelar a las personas que votaron a favor de este proyecto, y así, poder revertirlo de alguna manera.

 

Escucha la entrevista completa aquí:

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA