Museo MAPA: «Que el Estado no se haga cargo de la cultura significa la muerte de muchas instituciones o grupos culturales»

Escrito por el octubre 1, 2021

Trabajadores del Museo de Arte Popular Americano (MAPA) completaron varias semanas paralizados junto con los funcionarios no académicos de la Universidad de Chile. Si bien la situación ha avanzado, el panorama en general de la cultura en Chile sigue en crisis para espacios pequeños y organizaciones autogestionadas. Radio JGM conversó con la vocería del equipo laboral del MAPA al respecto. 

Museo de Arte Popular Americano (MAPA)

El 20 de septiembre, el Museo de Arte Popular Americano (MAPA) consignó en su cuenta de Instagram que llevaban más de 20 días en paro junto con los funcionarios no académicos de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.

Si bien era una paralización general, el equipo de trabajadores y trabajadoras del MAPA aprovechó la oportunidad para visibilizar sus propias urgencias, como una plaga de termitas que recién comienza, pero que amenaza el patrimonio del espacio, y el traslado de éste a la nueva Plataforma Cultural JGM. El 3 de septiembre, el equipo del museo envió una carta al rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, para darle a conocer sus principales inquietudes.

Si bien se ha avanzado en la movilización y diálogo de propuestas, Radio JGM conversó con la vocería del MAPA,  para conocer más a fondo las problemáticas del museo, además de la crisis del arte y la cultura en Chile y sus principales desafíos. Nuestra fuente, integrante del equipo solicitó reserva de su identidad para dar esta entrevista

El inicio de la paralización

¿Cómo comienza la plaga de termitas en el museo?, ¿Qué daños ha provocado?

El MAPA está en una casa muy antigua en el centro de Santiago, no es una cosa ajena lo que pasa en el MAPA a lo que pasa en el sector. En esa zona hay plaga de ratones y de termitas, que no se ha trabajado con los vecinos, pero de la que se tiene conocimiento.

Es una casa muy antigua y hay un par de piezas que tienen daños, por eso se está pidiendo una acción rápida, para que esto no pase a mayores ni haya destrucción de patrimonio. Las piezas tienen poco daño, se les hizo un diagnóstico, y gracias a la movilización que hicimos, se aceleró la gestión de los recursos para el control de la plaga, para que no haya daño serio de patrimonio.

Es importante aclarar que las piezas contaminadas están aisladas, no es algo que afecte a toda la colección. La colección del MAPA es muy particular, porque hay muchas materialidades. Lo primero que atacaron las termitas fueron las piezas de madera.

¿Qué otras organizaciones son parte de esta paralización?

La paralización que llevamos a cabo está dentro del paro de funcionarios no académicos de la Facultad de Artes. Como equipo nos adherimos a esa paralización, y paralelamente levantamos nuestro petitorio.

En un inicio era un paro con medidas transversales, pero nos dimos cuenta que como equipo, también teníamos problemas particulares del museo. Ahí nos dimos cuenta que este era el momento y que debíamos hacer algo, nunca habíamos tenido una movilización como la de ahora. Esta, en específico, es porque se vienen desafíos mayores, como lo es el traslado a la plataforma JGM.

Entonces nos manifestamos ahora, aprovechando el paro de los funcionarios no académicos de la facultad de artes. Nos adherimos y paralelamente levantamos nuestro petitorio. También, fuimos apoyados por la asociación de funcionarios, entonces fueron levantadas nuestras necesidades en el petitorio general y estamos en conversaciones paralelas.

Nuestro paro está completamente ligado a la paralización de la facultad. Se va a levantar, pero nosotros seguiremos con nuestras negociaciones pero sin movilización.

Problemas antiguos del museo

¿Qué respuestas han recibido desde la Universidad de Chile?

Nosotros ya nos sentimos ganadores, ya que habiendo visibilizado esta situación, mucha gente supo que existe y que hay que tener ojo con la instituciones museales de la universidad. Además de lo abandonadas que están las instituciones de la Facultad de Artes, que tiene un desfalco económico gigante. Nosotros apelamos a que la universidad tiene que hacerse cargo de estos museos, y del patrimonio nacional que tienen.

Con la rectoría, queremos acatar temas muy específicos y urgentes, como el tema de la plaga, y temas más generales como el movimiento a la plataforma JGM. Hemos llegado a ese acuerdo, y esperamos que la próxima semana podamos vernos con gente de rectoría y conversar más.

Como museo, ¿Siempre han tenido un presupuesto adverso o es algo que se acentuó con la pandemia?

Siempre ha sido así, y al parecer es la realidad de otras unidades que funcionan de la misma forma. Hay un presupuesto muy acotado, por lo tanto, hay que postular a fondos de proyecto. 

Esto nos parecía muy agotador, ya que somos un equipo pequeño. Además de cumplir nuestra labor, teníamos que estar a cargo de proyectos, lo que nos desgasta como equipo. Finalmente, no podemos cumplir con todos los objetivos que busca el museo para poder seguir creciendo.

A eso apuntamos, queremos que haya un real apoyo para que no dependiéramos de proyectos para hacer exposiciones o contratar personal. La idea es que sea plata directa, un presupuesto estable y fijo. Esperamos tener aquello para el próximo año, según la dirección del MAPA estarían incluidos estos cambios presupuestarios.

La pandemia y el MAPA

¿Cómo ha afectado la pandemia el funcionamiento del MAPA?

Ha afectado en el sentido que no se puede trabajar directamente con las piezas, ya que no hubo presencialidad. Entonces, hay muchos proyectos adjudicados entre el 2019 y 2020, donde se trabaja con piezas en específico. Para aquellos proyectos, se necesitaba estar con las obras de manera presencial, pero ha tenido que ser un trabajo muy a largo plazo y se han extendido los tiempos. 

En ese sentido, ha afectado porque ha llevado más tiempo y no se han podido tratar temas como el cambio a la plataforma JGM o el tema de las plagas. Entonces surgen estas urgencias, que antes no estaban. 

Esto pasa porque no podíamos habitar los espacios del museo, eso afectó. Pero lo que sí ganamos es tener visibilidad en redes sociales, crear contenido y mostrar las cosas que pasan dentro del museo. Sus investigaciones, exposiciones, hacer talleres, entre otros.

¿Cómo relacionarían esta paralización con la crisis que ha vivido el mundo de la cultura?

Todo esto son síntomas, lo que estamos viviendo es un síntoma. Que el estado no se haga cargo de la cultura, o que no la vea como un bien esencial, significa la muerte de muchas instituciones, grupos culturales o iniciativas. 

Además, desalienta a todos los que trabajamos en cultura, porque este país está tan disociado que se aboga a la enfermedad antes que al cuerpo completo. No se logra llegar a una cura real para la cultura y el arte, que es parte de nuestra vida. 

Que los trabajadores de Facultad de Artes estemos movilizados, es porque cargamos con una mochila de problemas. Y la problemática va creciendo, porque finalmente lo que tenemos son parches y como no se ataca de raíz, se agranda más. Esto no tiene que ver con el decanato de ahora, es algo histórico. 

Todas estas problemáticas son parte del abandono que tiene el gobierno, el Estado, que abandonan la cultura, y la universidad también. En cierta medida esto va más allá de solo nosotros, en general es de toda la universidad y el país.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist