Mujeres como botín de guerra: La violencia política sexual en Chile

Escrito por el 30 Octubre 2019

Tras semanas de movilizaciones en todo Chile, se han denunciado cientos de casos de violaciones a los Derechos Humanos por parte del Estado chileno y fuerzas militares y policiales del país. Entre este tipo de vulneraciones, se encuentra la violencia política sexual que se ha ejercido a mujeres y disidencias sexuales, con crímenes tales como violaciones y abusos sexuales, humillaciones, desnudamientos forzosos, tocaciones y amenazas de violación.

 

Militares de Chile arrestando a mujeres

“A mi compañera periodista y a mi, nos hicieron desnudarnos y hacer sentadillas”, declara en un video Estefani Carrasco, periodista de La Estrella en Arica, luego de ser detenida por Carabineros de Chile.

Este es uno de los testimonios de mujeres que han denunciado publicamente la violencia sexual por parte de aparatos del Estado. Hasta el momento, 18 son las querellas por violencia sexual interpuestas por el Instituto de Derechos Humanos (INDH) en el marco de las manifestaciones sociales y represión ejercida por fuerzas militares y de seguridad en Chile en las últimas jornadas. 

Testimonios como el de Estefani, vislumbran la violencia política sexual que se ha ejercido sobre los cuerpos de las mujeres y disidencias sexuales en estas últimas semanas. Entendiendo la violencia política sexual, como una vulneración a la integridad corporal y sexual, que va desde los abusos y violaciones sexuales hasta  tocamientos, desnudos en detenciones, humillaciones fundadas en el sexo y/o orientación sexual de la persona, amenazas de violación, entre otras formas de violencias realizadas por agentes del Estado y que no está tipificada como un crimen específico en nuestro país. 

Según la integrante de la Asociación de Abogadas Feministas de Chile (ABOFEM)Verónica del Pozo, las denuncias que han recibido como agrupación son de un total de 35 víctimas, de las cuáles cuatro son hombres y cinco pertenecientes a la comunidad LGTBIQ+. El resto se trata sólo de mujeres adultas y adolescentes.

“Es evidente que esta violencia se ejerce efectivamente sobre las mujeres en términos mayoritarios.  La razón tiene que ver con el rol subordinado que tiene las mujeres en la sociedad y como los agentes estatales son también parte de esta cultura patriarcal que subordina a las mujeres y que considera que son objetos sexuales dispuestas para el placer de los hombres”, dijo la abogada Verónica del Pozo. 

Los agentes estatales son también parte de esta cultura patriarcal que subordina a las mujeres y que considera que son objetos sexuales

A pesar de estas agresiones por violencia sexual que se han denunciado en organismos como el INDH y ABOFEM,  el sábado pasado, Isabel Plá, ministra de la Mujer y Equidad de Género, aseguró que “no hemos recibido denuncias de esa naturaleza y si las hubiera, en el marco de lo que está ocurriendo, corresponde que sean otras organizaciones las que asuman”.  Por su parte, AML Defensa de Mujeres, estudio jurídico feminista, indican que Isabel Plá “no está cumpliendo su rol como cabeza del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. Está en contra de las mujeres en Chile al transitar entre el silencio cómplice y las palabras revictimizantes“.

La violencia sexual como arma de guerra

Esta específica vulneración de derechos hacia las mujeres no es algo nuevo en Chile ni mucho menos en el mundo. Desde la antigüedad hasta la actualidad, en cualquier época de crisis y guerra, se intensifican las violencias y torturas sexuales a mujeres por parte de fuerzas policiales y/o militares

En Chile, los casos de violencia política sexual más visibilizados -debido al esfuerzo de mujeres sobrevivientes por denunciar estos mismos hechos-, ocurrieron en la dictadura de Augusto Pinochet desde 1973 hasta 1990.

De las víctimas que declararon en la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, casi todas las mujeres que fueron torturadas, también fueron violentadas sexualmente, enfrentándose a abortos, violaciones y abusos sexuales realizadas por torturadores e incluso por perros adiestrados, introducción de ratas vivas  a sus genitales, entre otros tipos de vulneraciones y vejaciones. En la mayoría de estos casos, aún existe impunidad o bajas condenas a los responsables.

Pensábamos que esto no lo íbamos a volver a vivir, estas eran situaciones que  creíamos que nuestros hijos iban a ver en los libros de historia y no en la realidad” dijo la integrante del colegio de abogados, Paulina Vodanovic, cuando se le consultó por las querellas sobre tortura sexual en Chile.

Beatriz Bataszew

No obstante, para Beatriz Bataszew, sobreviviente a la violencia política sexual en dictadura e integrante de Memorias de Rebeldías Feministas, estos abusos ocurridos en Estado de Emergencia en Chile no son una excepción, sino más bien, visibilizan esta problemática ya que desde la dictadura hasta la democracia, siguen sucediendo este tipo de agresiones a mujeres en manos de agentes del Estado. 

“La violencia política sexual se ha seguido ejerciendo sobre los cuerpos de las mujeres y las disidencias sexuales de manera permanente después de la dictadura. No es que estén aumentando [los casos], es probable que sí, pero lo que sabemos es que han sido un continuo. Esa es la forma de castigar y disciplinar a las mujeres que luchan. Recordemos que hace tres semanas atrás las mujeres mapuche hortaliceras fueron objeto de violencia política sexual ”, aseguró. 

Esa es la forma de castigar y disciplinar a las mujeres que luchan

Es por ello que esta agrupación de mujeres sobrevivientes, alejadas de la institucionalidad, decidieron crear una campaña de acompañamiento feminista para todas aquellas mujeres que puedan ser vulneradas en este u otro contexto. 

“Hemos construido un mail seguro para que alguna compañera que quiera o no denunciar, pueda relacionarse con nosotras desde el feminismo. Hemos logrado a lo menos una posibilidad de intervención en crisis feminista. Es importante esta intervención porque yo como sobreviviente, sé lo que ha hecho el Estado con las compañeras que fueron objeto de violencia política sexual”

Campaña “Memorias de Rebeldía Feminista”

Mujeres desaparecidas

Por redes sociales, empezó a viralizarse un listado de 13 mujeres desaparecidas tras las movilizaciones que han sacudido a Chile desde el 17 de octubre en adelante. Organizaciones como Ni una Menos Chile y Feministas Autoconvocadas, denunciaron estas situaciones. 

Sin embargo, desde ABOFEM, declararon que algunas de estas mujeres han sido encontradas pero no se ha actualizado la lista en redes sociales. A pesar de esto, no descartan que existan casos de personas que no se han podido encontrar.

“En este momento no queremos hablar de desapariciones, estamos poniendo todos los antecedentes que tenemos a disposición de las autoridades pertinentes para que se investiguen. Si hemos sabido de personas que no han podido encontrar y estamos tratando de indagar en esas situaciones pero quienes tienen que hacer esa labor es la Fiscalía pues tiene las facultades de investigación para hacerla”, aseguró Verónica del Pozo.

 

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA