Modatima y MAT critican el plan de racionamiento para enfrentar la sequía en el Gran Santiago

Escrito por el abril 14, 2022

El pasado lunes 11 de abril el Gobierno Metropolitano presentó un plan de racionamiento de agua, ante la profunda crisis hídrica que están viviendo gran parte de las comunas de la zona. Debido a esto diferentes organizaciones socioambientales mostraron preocupación y decepción frente al enfoque del plan: “Una de las principales deficiencias de este plan es que sigue priorizando el agua para las empresas por sobre las personas”, aseguró el vocero del Movimiento de Defensa por el Acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medio ambiente (Modatima) del territorio de Santiago, Mario Sánchez.

Por: Francisco Lucero Robles

Hace más de trece años que la zona central del país vive una sequía que se acrecienta cada vez más, ejemplo de esto es que actualmente existen lugares de la región que deben abastecerse con camiones aljibes, cuerpos de agua como la Laguna de Aculeo en Paine que prácticamente han desaparecido. Junto con lo anterior, el uso indiscriminado del agua por parte de industrias extractivistas ha concluido en que la región vive un momento crítico por la escasez hídrica. Es por esto que el Gobierno Regional, junto a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Aguas Andinas presentaron el “Protocolo de Racionamiento de Agua para el Gran Santiago”.

Dicho plan de mitigación busca aliviar el estrés hídrico que viven los ríos Mapocho y Maipo, las principales fuentes de agua del Gran Santiago. De esta forma, a través de campañas educacionales y limitación en el acceso domiciliario al agua el gobierno regional busca combatir la escasez de agua.

El plan cuenta con 4 etapas, la primera es la Alerta Verde en donde se implementarán acciones de difusión para el ahorro de agua y priorización del uso de aguas subterráneas. Luego está la Alerta Preventiva que contempla la restricción de presión dentro de la norma y verificación de recurso de emergencia. La Alerta Amarilla implica la preparación de recursos de emergencia y la restricción en la presión del agua. Finalmente, la Alerta Roja incluye cortes de agua rotativos para las zonas más afectadas por la escasez hídrica. Estos cortes serán avisados por la autoridad con antelación y no durarán más de 24 horas. Dependiendo del nivel de crisis estos podrán ser cada 4, 6 o 12 días.

Según el plan, existen zonas de la capital que no serán afectadas por estos cortes debido a la complejidad geográfica, existencia de pozos subterráneos o presencia de edificios fundamentales para el funcionamiento de la ciudad, como hospitales o instituciones del Gobierno.

Por otro lado, Maipú y Cerrillos no se verán afectados, ya que poseen empresas de servicios sanitarios que no están dentro del plan.

Imagen de: Gobierno Regional Metropolitano

Un plan que continúa favoreciendo el uso del agua para las empresas

Desde el Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) criticaron el enfoque de la medida planteada, ya que no ataca al problema real. En ese sentido Francisca Fernández, vocera de la organización señaló que: “El plan de racionamiento nos parece muy problemático porque hemos sido muy enfáticas y enfáticos en señalar que el problema hídrico en Chile está vinculado a un modelo de acaparamiento de las aguas bajo el Código de Aguas de 1981. Entonces, si bien, hay una crisis hídrica dada por el cambio climático, en Chile esto se agudiza por la privatización de las agua. Un plan de racionamiento que sea pensado solamente para la ciudadanía, es un plan en el marco de falsas soluciones”.

Por su parte, el vocero de Modatima Santiago, se sumó a las críticas: “Creemos que primero que todo es un plan nefasto que no viene a asumir el problema real y que tampoco viene a dar una solución real al conflicto del robo y usurpación del agua. Esta medida sigue priorizando y perpetuando el modelo de privatización del agua, por lo mismo, es importante entender de que se nos quiere hacer creer que es sequía, cuando lamentablemente no solamente es sequía, sino que también es saqueo del agua”.

Ambas organizaciones socioambientales critican las soluciones propuestas por la institucionalidad, ya que se enfoca en el racionamiento del agua para el consumo humano y no en las actividades extractivistas como la agroindustria y la minería. Debido a lo anterior Sánchez propone que: “Se tiene que entender que la naturaleza es sujeta de derecho, por ende, no puede ser que las personas aprovechemos bienes que nos entrega la naturaleza solo para enriquecer el bolsillo de algunas pocas personas”.

En la misma línea, la vocera de MAT afirmó que la solución debe ir en busca de: “Derogar el Código de Aguas, lo que implica reconocer el agua como Derecho Humano, Derecho de la Naturaleza y proceso de saneamiento”.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



[No hay estaciones de radio en la base de datos]