Ministerio de Medioambiente rechaza la declaración de «humedal urbano» a “Ojos de Mar”

Escrito por el octubre 8, 2021

A pesar de que Ojos de Mar tiene las características suficientes para ser catalogado como «Humedal Urbano», el Gobierno descarto este requerimiento, incluso cuando la protección y preservación del humedal sigue siendo necesaria para la comunidad.

Playa de Llolleo perteneciente al Humedal Ojos de Mar/ Fotografía: Rodrigo Vera

El pasado 24 de septiembre el Ministerio de Medioambiente resolvió rechazar la solicitud de declaración de Humedal Urbano al humedal Ojos de Mar de Llolleo, realizada por la Municipalidad de San Antonio en conjunto con la ciudadanía y diversas organizaciones socioambientales de la zona. Esto a pesar de que el propio ente gubernamental en marzo de este año declarara admisible el requerimiento de la comunidad.

Las razones según explican erradican principalmente en la Ley de Puertos (19.542), la cual establece una regulación jurídica especial dentro del recinto que prohíbe la declaración de humedal urbano.

A lo que se suma la adaptación del proyecto “Puerto Exterior de San Antonio” de la Empresa Portuaria San Antonio (EPSA) para que no dañar las lagunas existentes, y conservar los ecosistemas de las lagunas. Dicho proyecto pretendía encementar por lo menos 20 hectáreas del humedal para ser ocupado como estacionamiento de 10 mil camiones diarios.

“San Antonio tiene mayor contaminación que Quintero y Puchuncaví en PMx debido a la quema de combustibles fósiles. Cuando hablamos de un puerto que pretende aumentar en 20 mil camiones diarios y más encima acabar con el único sumidero de carbono que tenemos, teniendo en cuenta que no tenemos áreas verdes seria morir en vida como ciudad. En verdad seriamos declarados derechamente como zona de sacrificio ambiental”, aclara la integrante de la organización Ojos de Mar, Lily Plaza, respecto del proyecto de EPSA.

Ir a descargar

Es por esto que la necesidad de declarar Ojos de Mar como humedal urbano para asegurar su preservación y protección sigue siendo necesaria para Llolleo.

Las lágrimas del humedal Ojos de Mar

Los humedales son los sumideros de carbono más afectivos del planeta según la Convención de Ramsar, por lo tanto, son una solución natural para combatir los efectos del cambio climático. Y también son el hogar de diferentes especies tanto vegetales como animales –mamíferos, reptiles, aves, etc-. Tan solo en Ojos de Mar se han georeferenciado 356 especies.

A su vez estos ecosistemas regulan el ciclo del agua, reducen los impactos de diferentes desastres naturales como fenómenos meteorológicos extremos, las inundaciones, la intensidad de las olas y las mareas, entre otras cualidades.

“Los humedales son ecosistemas hídricos que han ido disminuyendo en los últimos 300 años, se estima que hay un 87% de reducción de estos ecosistemas. Sin embargo, son sumamente vitales para la vida vegetal y animal, ya que el 40% de las especies existentes en el planeta pasan en algún momento de su ciclo de vida en este tipo de ecosistema”, comenta el biólogo ambiental y director de la Academia de Ciencia Escolar del Instituto Comercial Marítimo Pacífico Sur, Pablo Malhue.

Ir a descargar

A pesar de la importancia que suscita su existencia, no tan solo para las localidades cercanas a ellos sino también para la biodiversidad, los humedales son ecosistemas fuertemente afectados por la contaminación, y Ojos de Mar no escapa de eso.

Pilpilen con crías en estacionamiento portuario/ Fotografía Rodrigo Vera

Según denuncian desde la organización Ojos de Mar, la empresa San Antonio Terminal International (STI) se encuentra agrandando su estacionamiento en la laguna norte del humedal. Por su parte, EPSA acopia residuos como neumáticos, rejas y cemento en la laguna sur. Además, la industria portuaria descarga aguas residuales en las lagunas y el constante paso de camiones afecta los animales que viven en el humedal.

Recientemente la Academia Científica Escolar Yecos del Inco junto con voluntarios de Ojos de Mar descubrieron que existen 23 especies que habitan en el humedal que son sensibles a la luz artificial nocturna y que incluso tienen una respuesta biológica debido a que altera su ciclo circadiano, es decir, los ciclos de vigilia y descanso de las especies.

A estas situaciones también se suman los casos de perros asilvestrados que cazan o destruyen los nidos de las aves, y el constante paso de autos y/o motos en las dunas o cercanías de la playa –que también forman parte del humedal- que destruye principalmente los nidos de las aves o les da muerte a las mismas.

Ante estos daños permanentes: “La declaración de humedal urbano va garantizar lo que es la preservación de los distintos objetos de conservación, porque recordemos que este humedal no es solamente los espejos de agua, también es la playa, incorpora las dunas, la desembcadura del rio Maipo y el estero el Sauce, el cual también provee de agua a estos ojos de mar”, aclara el biólogo ambiental.

Ir a descargar

Zarapito/ Fotografía Rodrigo vera

Ojos de Mar se encuentra dentro del polígono considerado como Important Bird Area (IBA) por la BirdLife International. Además, sus lagunas cumplen un importante rol en la reproducción y resguardo de las aves que también llegan a la desembocadura del rio Maipo, un área reconocida internacionalmente por la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (WHSRN).

Actualmente, se han registrado 105 especies de aves (correspondientes al 23% del total nacional) dentro del humedal.

Además de estas razones ecosistemitas la declaración de humedal urbano incide directamente en la cantidad de áreas verdes de San Antonio, según explica Lily: “Existen 45 hectáreas que son como el catastro de las áreas verdes que tiene la comuna y el humedal son 77, entonces si se protege aumentaría a más del doble la cantidad de áreas verdes en la comuna”, explica la integrante de la organización Ojos de Mar.

Ir a descargar

A lo que se suman las declaraciones de Malhue: “Es un humedal urbano. Ahora desde el punto de vista legal tiene todas las cualidades para ser declarado humedal urbano, el problema es la clásica burocracia que existen en los típicos estamentos que son encargados de considera este espacio como humedal urbano”.

Ir a descargar

Según los relatos de la ciudadanía Ojos de Mar no es tan solo un lugar con una gran biodiversidad, sino que también es un espacio de interés científico que es ocupado tanto por expertos como por los diferentes establecimientos educacionales. También, es un lugar recreacional y es usado como sitio ceremonial por las comunidades Mapuche Lafkenche que habitan en la zona.  Por esto y más, la lucha para que Ojos de Mar sea declarado humedal urbano seguirá en los Tribunales Ambientales.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist