Lula da Silva: La incógnita de las elecciones presidenciales en Brasil

Escrito por el julio 23, 2018

Con el candidato Ciro Gomes, se inició este viernes el proceso de inscripción de las candidaturas para las elecciones presidenciales de Brasil que se realizarán en octubre, y que ha generado polémica ante la intención del expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva de presentarse al proceso electoral, pese a que se encuentra en prisión cumpliendo una condena de doce años por los delitos de corrupción y lavado de dinero.

En el proceso, que se extenderá hasta el próximo 5 de agosto, los partidos políticos deberán oficializar a sus candidatos o bien formar alianzas que serán clave a la hora de recibir los fondos y la propaganda electoral.  En esta línea y de acuerdo con las últimas encuestas, Lula da Silva, reconocida figura del Partido de los Trabajadores, es el favorito de la gente para ser el próximo presidente, sin embargo, una ley aprobada durante su mandato lo inhabilitaría para presentarse a los comicios.

Odebrecht y Ley ‘Ficha Limpia’: Los problemas de Lula

La operación Lava Jato o caso Petrobras descubierto en 2013 comenzó con una investigación por lavado de dinero en Brasil, que con el tiempo se transformó en un caso de corrupción que afectó a América Latina.  Entre las principales firmas involucradas se encontraban Odebrecht y OAS que a través de millonarios pago compraba las licitaciones de Petrobras -empresa estatal más grande de Brasil- y que implicó la participación de políticos, quienes recibían parte de los sobornos.

En este sentido, en el 2016, Lula da Silva comenzó a ser investigado bajo la premisa de haber recibido parte del dinero de estas firmas para financiar su campaña política y ciertos bienes no declarados ante el ministerio de Hacienda. Finalmente, el año pasado Lula da Silva fue condenado en primera instancia a 9 años de cárcel por aceptar propiedades a cambio de contratos público. El ex jefe de Estado apeló entonces en segunda instancia, sin embargo, el tribunal de Porto Alegre por unanimidad ratificó los delitos y aumentó su condena a 12 años.

Este último punto es lo que le impediría al exmandatario a participar en las elecciones presidenciales, ya que en el 2010 se aprobó la ley ‘Ficha Limpia’ que establece que todas aquellas personas que tengan procesos judiciales abiertos o bien hayan sido condenados en segunda instancia no puedan optar a cargos públicos en un plazo de ochos años.

Si bien ante la justicia Lula da Silva es inelegible, la decisión final recae en el Tribunal Superior Electoral (TSE) que a raíz de un artículo en la ley puede evaluar el caso y decidir si suspender o no la inelegibilidad de un candidato.

A raíz de esto, el TSE rechazó una solicitud presentada por el Movimiento Brasil Libre la semana pasada que pretendía declarar inelegible la candidatura de Lula. Los motivos de la decisión radican en que sólo se puede aplicar la inelegibilidad a una candidatura cuando ésta ya ha sido inscrita o bien quien aspire al cargo público fuese elegido, situaciones que no corresponden al caso del expresidente.

Panorama Electoral                      

El escenario político frente a las próximas elecciones está marcado por la especulación ante los distintos candidatos y las encuestas sobre la intención de votos que tiene a Lula en el primer lugar con un 30% de respaldo, seguido por el candidato de derecha Jair Bolsonaro con un 17%, quien ya fue oficializado este domingo por su partido, y Marina Silva con un 13%.

Esto revela que, si Lula no logra presentarse en los comicios de octubre, es incierto lo que pasaría con los votos que estarían destinados a éste y asimismo que candidato podría tomar la delantera, ya que las diferencias entre ellos no son tan lejanas.

A la espera de lo que ocurrirá con Lula da Silva, el exmandatario ha recibido el apoyo de distintos políticos de la región que abogan por su liberación y su presentación a dichas elecciones.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist