Etiquetado de alimentos: Insuficiente mientras no exista una política integral contra la obesidad

Escrito por el 20 Junio 2019

La conocida medida de los octágonos en los alimentos -que fue implementada en 2016- hoy es replicada en otros países de la región. Sin embargo, la ausencia de una política integral que considere factores económicos y del entorno, no permite la disminución de la tasa de obesidad en nuestro país.

Fotografía Radio.uchile

Fotografía: Radio Universidad de Chile

El gobierno peruano anunció que incorporará de manera obligatoria el etiquetado de alimentos procesados para disminuir los índices de obesidad y enfermedades asociadas, la medida inspirada en el modelo chileno fue calificada como “histórica” para la salud pública del país por la ministra de Salud, Zulema Tomás.

Mientras que esta política pública es promocionada en otros países de la región, la realidad nacional es dramática: somos el segundo país más obeso de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) después de Estados Unidos y solo el 5% de la población chilena come de forma saludable, según la Encuesta de Consumo Alimentario del Ministerio de Salud.

La doctora en Nutrición e investigadora del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), Camila Corvalán, destacó que la medida de etiquetar alimentos cumple una importante función informativa, pero enfatiza en la existencia de otros factores, como el entorno y los medios económicos, que deben ser considerados al momento de planificar campañas en pro de una alimentación más sana.

“Inicialmente, las estrategias que se implementaron para tratar de revertir estas alzas de obesidad estuvieron muy centradas en acciones individuales, en acciones basadas en la educación, en que las personas tomaran conciencia y cambiaran sus conductas. Pero lo que la evidencia muestra es que eso es muy difícil de realizar si lo que está ocurriendo en nuestro entorno empuja en un sentido opuesto y contrario”, afirma Corvalán.

Ir a descargar

El panorama no parece mejorar a corto plazo y afecta mayoritariamente a la población más vulnerable del país. Hay más obesidad en sectores rurales que urbanos a nivel nacional, mientras que en la región Metropolitana, la obesidad registrada en quinto básico en la comuna de Cerro Navia triplica a los alumnos del mismo curso en Vitacura, como muestra el último “Mapa Nutricional” elaborado por Junaeb.

Políticas que no combaten el sedentarismo

Por estos índices ha causado controversia la propuesta desde la cartera de educación que propone hacer optativos ramos tan fundamentales como educación física. Corvalán comparte las críticas realizadas por los gremios de educación y salud e indicó que “resulta preocupante decisiones como estas de dejar a libre disposición de los colegios la aplicación o el decidir que los alumnos de tercero y cuarto medio realicen clases de educación física”.

Los colegios son un espacio en los cuales tenemos una gran oportunidad de construir hábitos saludables en el largo plazo y esto no es sólo en relación a su alimentación, sino que también a su grado de movimiento, a su grado de ejercicio”, agregó la especialista.

Ir a descargar

Mientras el gobierno impulsa estas medidas en educación, a nivel nacional los índices de sedentarismos son preocupantes ya que esa población alcanza el 86,7% en Chile, cifras que incluyen a niños, niñas y adolescentes.

Así lo indica el Reporte Global de Notas de Actividad Física en Niños y Adolescentes 2018, desarrollado por académicos de la Universidad de La Frontera en conjunto con Active Healthy Kids Global, que evalúa las tendencias globales de actividad física en 49 países y que situó a Chile con la penúltima calificación del listado internacional.

 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA