Leasur por malas condiciones en cárceles: “Requerimos medidas alternativas a la privación de libertad”

Escrito por el 2 Septiembre 2019

La directora de la organización Leasur, Sthefania Walser, se refirió a las malas condiciones en la cárceles afirmando que “si seguimos pensando que la sanción penal es solo recluir en cárceles es imposible que cualquier sistema penitenciario de abasto”, pero que no ha sido un problema abordado responsablemente porque “no es una población de interés de las personas”.

Un informe realizado por el Poder Judicial y un equipo de la Universidad de Chile catalogó la situación de las cárceles en Chile como “indignantes” y afirmó que en nuestro país “no se alcanzan los estándares mínimos de dignididad”. 

El estudio se basó en actas de visitas entre 2013 y 2017 en distintos penales del país llegando a la conclusión que la mayoría de los centros se caracterizan por condiciones extremas de hacinamiento, higiene, violencia, abandono estructural y antigüedad del recinto.

En el Noticiero Ciudadano conversamos con Sthefania Walser, directora de Leasur, sobre este tema.

¿Por qué estos problemas que se han denunciado sistemáticamente siguen persistiendo año a año?

El informe del Poder Judicial no nos dice nada nuevo. Son informaciones que tenemos desde los años 90′. Varios informes del Insituto Nacional de Derechos Humano (INDH) no han reflejado esta misma cnodición. Específicamente es eso: una situación que ya es visibilizada, estamos todos concientes, pero efectivamente no se han tomado las riendas sobre el asunto, no se han realizado políticas públias. Ni el Poder Ejectutivo ni el Legislativo han implementado medidas porque es una población que no es masiva, mediática, del interés de las personas ni una población populista. En ese entendido han sido pocas las propuestas legislativas en el ámbito de modificar efectivamente las condiciones en las que se encuentran los recintos penitenciarios.

¿Cuáles son las políticas que existen respecto al tema?

Sí hay organizaciones como Leasur o el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) que han levantado propuestas efectivas para modificar la situación. Particularmente, este año el Poder Ejecutivo se ha sumado a una discusión inicial para hablar sobre el sistema de ejecución de penas. Eso es la aplicación de una ley de ejecución penitenciaria que urge. Urge establecer una judicatura especializada para el ámbito penitenciario que tenga la debida capacitación y formación en la materia y establezca procedimientos acorde al debido proceso. En ese entendido sí han habido agunas reuniones con el Poder Ejecutivo. También se requiere un proceso de modernización de Gendarmería de Chile que todavía estamos al debe.

¿El aumento de las concesiones de recintos carcelarios sería una solución efectiva al problema?

Creo que eso ha sido bastante discutido tanto por el área académica y la misma fiscla judicial, Lya Cabello, ha pleanteado que el fin no es la creación o construcción de nuevas cárceles. En Chile desde los años 90′ se ha promovido la privación de libertad como una formula de seguridad pública. La solución a eso ha sido la construcción de más cárceles, pero la verdad esa no es la solución efectiva.

¿Cómo se podría solucionar el problema?

Hoy día lo que requerimos son medidas alternativas a la privación de libertad que no reproduzcan las desventajas sociales como hoy lo hace la cárcel. Se deben evaluar estas como formas de custiodia intermitentes, racionalizar la aplicación de la medida cautelar de prisión preventiva y, dentro de los centros, establecer nuevos modelos de reinserción. Gran parte de lo que indica el informe del Poder Judicial, que es lo más esencial, apunta específicamente a este hecho de que no tenemos claro el fin que le damos a la sanción penal en Chile. Si seguimos pensando que la sanción penal es solo recluir en cárceles es imposible que cualquier sistema penitenciario de a basto. Se deben crear nuevos programas de reinserción dentro de las cárceles.

¿De qué manera se podría promover la reinserción?

Un proyecto que ha estado durante el último tiempo en el Congreso es Ley Sayén. Este es un programa para mujeres madres o embarazadas que la idea es que instaure un plan que plantee el interés superior del niño para que no pasen sus dos primeros años de vida dentro de un recinto penitenciario, pero apuntando también a la reinserción social de esta mujer con sistemas de custiodia intermitentes, donde la vigilancia y supervigilancia sea fuera de un recinto penitenciario. Estas fórmulas, que son fórmulas modernas, se han demostrado en distintos países que ha funcionado. Nueva York tiene una sitema de libertad vigilada asistitda que ha tenido un 98% de eficacia, lo que es completamente cnotradctorio al nivel de eficacia que tiene el sistema de cárceles en nuestro país donde el 50% vuelve a caer tras las rejas.

Escucha la entrevista completa a Sthefania Wlaser en el siguiente enlace.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA