La señal cultural de TVN: pésima señal del Presidente Piñera

Escrito por el marzo 25, 2021

«El anuncio de que la señal de TV Educa pasará a ser la señal cultural de TVN es preocupante. No logra cumplir con lo que la ley establece para esta señal, que impone que sean contenidos culturales además de educativos y que contemple una mirada regional y local, no solo nacional».

Por Jaime Mondría.

Con mucha sorpresa se recibe la noticia sobre la implementación de la señal cultural de Televisión Nacional de Chile (TVN), ya que es una obligación que se impuso a la televisora durante la tramitación de la ley de capitalización, labor para la cual se asignó un monto de hasta 18 millones de dólares para la implementación de esta señal, a objeto de otorgar al canal de televisión una misión pública, distinta de la TV comercial. Esta obligación queda definida en el Artículo N° 35 de dicha ley, cuando establece que TVN “deberá transmitir, mediante una señal televisiva especial, de libre recepción y distinta de la principal, contenidos educativos, culturales, tanto en su dimensión nacional como regional y local, tecnológica, científica e infantil”El financiamiento estable quedó en el Artículo 37: “La Ley de Presupuestos del Sector Público podrá considerar aportes o transferencias a Televisión Nacional de Chile con el solo objeto de implementar, desarrollar o mantener el funcionamiento de la señal de libre recepción establecida en el artículo 35”, Ley N° 21.085, publicada en el Diario Oficial el 03 de abril del año 2018, que modificó la Ley Nº 19.132 que crea y regula esta persona jurídica.

No es posible considerar que en TVN estén cumpliendo lo que establece la ley de capitalización

El anuncio de que la señal de TV Educa pasará a ser la señal cultural de TVN es preocupante. No logra cumplir con lo que la ley establece para esta señal, que impone que sean contenidos culturales además de educativos y que contemple una mirada regional y local, no solo nacional, todos aspectos que los contenidos de TV Educa no abordan, por lo tanto, no es posible considerar que en TVN estén cumpliendo lo que establece la ley de capitalización. Adicionalmente hay otros aspectos velados que resulta necesario entender para comprender lo perjudicial de esta medida: la ciudadanía perderá contenidos de calidad, la autonomía de la televisión pública está en juego, se sobrepasan las atribuciones del órgano regulador, infringe la ley de TVN, cierne un manto de dudas sobre el gasto asociado al proceso de digitalización de la emisora y se vulneran los principios rectores que el mismo directorio de dicho canal se ha autoimpuesto.

TV Educa pierde cobertura nacional

La transmisión de la señal TV Educa por los canales de televisión abierta viene a cubrir una necesidad de la ciudadanía en tiempos de pandemia, donde es sabido que las clases remotas no son de acceso universal porque dependen de la suscripción a internet de pago y porque el servicio no se encuentra disponible en grandes extensiones del territorio nacional. Para que TV Educa llegue a todo Chile, se requiere que toda la industria cumpla con el rol que la sociedad asigna a los medios de comunicación social, ya que solo en conjunto dan cobertura a todo el territorio nacional.

La capacidad de transmitir esta señal secundaria se debe a la digitalización de las transmisiones, a la TV Digital, proceso de actualización que debió completarse el año 2020, pero que ha sido aplazado hasta el 2022 y para el que se busca un nuevo aplazamiento. Mayor detalle de esta situación se puede leer pinchando aquí, en la nota de El Filtrador, “El colmo: Chile cada vez más lejos de la televisión digital”.

El acuerdo que el Presidente Piñera y el Directorio de TVN lanzan como si se tratara de una buena noticia, es en realidad una pésima señal, ya que, a la fecha de hoy, la cobertura de Televisión Nacional en formato digital se limita solo a algunas zonas de la Región Metropolitana. Toda la población que no se encuentre dentro de ese perímetro rojo que señala el diagrama, dejará de recibir la señal TV Educa. Tal como se puede apreciar en el mapa que publica el canal en su sitio electrónico, el perímetro con cobertura digital es bastante reducido y no contempla siquiera la totalidad de la Región Metropolitana de Santiago.

Fuente Televisión Nacional de Chile, disponible en el sitio https://www.tvn.cl/hd/

Fuente Televisión Nacional de Chile, disponible en el sitio https://www.tvn.cl/hd/

De esto surge la duda respecto del gasto que ha realizado el canal en digitalizar sus emisiones –para lo que ha recibido a la fecha un monto (en pesos chilenos) que asciende a los 47 millones de dólares producto de la misma ley de capitalización–, así como en qué usará los 18 millones de dólares restantes que no ha solicitado, destinados a la implementación de la señal cultural, que ahora ya se entiende implementada y a la que TVN solo dará continuidad. Contraloría General de la República debiera objetar este gasto, porque debe entenderse que ya no es necesario, la ley es precisa en señalar implementar y no dar continuidad: … Un aporte extraordinario de capital a Televisión Nacional de Chile, para la implementación de la señal a que hace referencia el artículo 35”; para la continuidad, está el ya señalado Artículo 37 permanente.

La autonomía de TVN está en jaque

Por el hecho de ser Sebastián Piñera quien realiza el anuncio, en el mismo Palacio de Gobierno, e indica que esto es fruto de un acuerdo que él mismo  promovió, no solo con TVN sino también con el resto de la industria televisiva y el ente regulador, el Consejo Nacional de Televisión, esto transgrede todos los estándares internacionales que apuntan a la necesidad de un distanciamiento de la TV Pública con los gobiernos de turno, distanciamiento que debe comprenderse de la manera más amplia posible, en especial en la resolución de sus asuntos internos, así como de la definición de su programación y también de los asuntos legales, como, por ejemplo, el cumplimiento de la norma especial, diferenciadora de Televisión Nacional con el resto de la industria.

El rol del Gobierno es de fiscalizador de esa autonomía que ahora está en duda, porque es el mismo Presidente quien define las acciones que la televisora ejecuta.

Lamentablemente esta no es la única oportunidad en que Piñera se inmiscuye en los asuntos internos de TVN. Al principio de este segundo mandato, cuando quería despedir al director ejecutivo y no lograba el quórum en el Directorio para removerlo, asistió al propio canal y en un estudio, en vivo y en directo para todo el país, expresó su voluntad de enviar a tramitación una ley para poder remover fácilmente al director ejecutivo de la estación. Pocos días más tarde, el director renunció a su cargo.

Desgraciadamente, esto es mucho más grave que uno de los desaguisados del Presidente a los que estamos acostumbrados, los reparos no son solo por la forma en que se realiza el anuncio. El que la señal cultural sea promovida como un acuerdo nacional tuerce el espíritu con el que fue redactada la ley y también vulnera su texto, ya que en ninguna parte se menciona que deba realizarse en acuerdo con el Consejo Nacional de Televisión, el órgano regulador chileno, ni con la industria, Anatel. Además, deja serias dudas acerca de cómo se incluirán la dimensión cultural que debe tener la señal, la dimensión regional y la dimensión local, que están suficientemente establecidas en el texto legal, pero ausentes del anuncio. Y, de paso, además transgrede la ley del CNTV que no incluye la facultad legal para programar un canal de televisión, como se anuncia con bombos y platillos. Una cosa es proveer temporalmente de contenidos culturales a la industria televisiva producto de la pandemia y otra cosa muy distinta es ser el programador de la televisión pública con la venia del Presidente; esto requiere una habilitación legal que se obtiene después de tramitar una ley nueva. Por su parte, TVN tiene impedimento legal para ceder tiempo televisivo gratuito a cualquier persona natural o jurídica y ese impedimento se extiende a todo el aparato del Estado (Artículo 27).

Ana Holuigue, presidenta del Directorio de TVN, debe renunciar a su cargo, lo mismo debiera hacer todo el Directorio y la plana ejecutiva que participó en la toma de esta decisión, porque han vulnerado gravemente el principio de autonomía del canal público. En tal sentido, según el documento “Compromiso para el Cumplimiento de la Misión Pública de Televisión Nacional De Chile”, se le otorga a la autonomía la condición de pilar fundamental” de la estación.

Autonomía: El  alcance  de  esta  exigencia  es  la  Independencia  frente  al  gobierno de turno,  los  poderes  públicos,  los  actores  económicos,  los  grupos  de presión;  supuesto  ineludible  para  cimentar  su  credibilidad  pública. Velar por la Independencia y Autonomía del Canal es responsabilidad de todos los profesionales, trabajadores y directivos de TVN.


 

* Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de Radio JGM. Envíanos tu Punto de Vista a radiojgm@gmail.com.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist