La respuesta de América Latina a la crisis migratoria de Venezuela

Escrito por el septiembre 4, 2018

Las últimas estadísticas de la Organización de Naciones Unidas plantean que alrededor de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país desde 2014 ante la falta de alimentos y la precarización de la salud.

Ante la llegada de miles de inmigrantes venezolanos a los distintos países de América Latina, Ecuador citó para este 3 y 4 de septiembre en Quito a un foro regional para abordar la crisis migratoria y abrir el dialogo en torno a una política de cooperación.

Representantes de Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, México, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay y Panamá asistirán a la reunión. Asimismo, la invitación fue extendida a los organismos internacionales como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

Hasta junio de este año, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) registró que cerca de 2,3 millones de personas abandonaron Venezuela en los últimos cuatro años ante los altos índices de desnutrición, el deterioro de la calidad de atención hospitalaria frente a la escasez de medicamentos básicos y falta de equipamiento médico.

Los inicios de una crisis

La asunción de Nicolás Maduro con la promesa de continuar con el proyecto socialista de Hugo Chávez, sumado a la posición que ocupaba Venezuela como el país con mayor reserva petrolera del mundo no auguraban el crítico escenario por el que atraviesa el país.

El aumento de la circulación del dinero en papel como respuesta a la crisis que provocó la caída del precio y la producción de petróleo que afectó a Venezuela en 2014, desencadenó una hiperinflación de la que el país sudamericano no se ha podido levantar y que según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional podría alcanzar hasta 1.000.000 por ciento.

Esta situación originó un encarecimiento del costo de vida y que llevó a cerca del 87%  de los hogares venezolanos a encontrarse en situación de pobreza según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) que evalúa los criterios de educación, calidad de empleo, salud y alimentación.

El desabastecimiento, el resurgimiento de enfermedades ya superadas como el sarampión o la difteria y la crisis política, propiciaron el desplazamiento de los venezolanos a través de las fronteras en busca de estándares de vida óptimos.

Al otro lado de la frontera

Para la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la crisis migratoria de Venezuela es uno de los desplazamientos más grandes registrados en la historia de América Latina y que ubica al país en la cuarta posición con la mayor cantidad de solicitudes de asilo.

Una parte considerable de las personas que dejan Venezuela recorre kilómetros en bus o a pie hasta las paradas más próximas a las fronteras con Colombia o Brasil. Sin embargo, ante el incremento del flujo migratoria desde Venezuela, algunos países están aumentando el control fronterizo como es el caso de Perú y Ecuador que están exigiendo el uso de pasaporte o bien un documentado que acredite la autenticidad de la cédula de identidad por algún organismo internacional o alguna entidad reconocida por el gobierno venezolano.

Otra situación es la de Chile que exige la tramitación de una Visa de Responsabilidad Democrática –visa especial- en sus consulados ubicados en el país petrolero lo que permitiría la residencia temporal por un año.

Las razones según las autoridades radican en la falta de preparación de sus regiones para enfrentar la llegada masiva de los venezolanos o bien en el riesgo para los inmigrantes de ser víctimas de ataques xenófobos como el ocurrido hace unas semanas en Pacaraima en el estado de Roraima en Brasil -uno de los estados más pobre del país y que recibe la mayor cantidad de venezolanos- que obligó a cerca de 1200 migrantes a regresar a su país luego de que sus campamentos fueran quemados.

Si bien el mandatario brasileño, Michel Temer, declaró que no existe intención de cerrar las fronteras, a raíz del ataque en Roraima el jefe de Estado firmó un decreto que permite el despliegue de las Fuerzas Armadas en la región fronteriza como una medida para garantizar la seguridad. Esto iría de la mano con la evaluación de restringir el número de venezolanos que podrían ingresar al país, disminuyendo los 800 que lo hacen diariamente en la actualidad.

Esta situación tiene en alerta a las principales entidades internacionales que hacen el llamado a la comunidad latinoamericana a adoptar compromisos de cooperación con los países que reciben mayor cantidad de venezolanos.

En esta línea, una de las propuestas de Colombia es la creación de un fondo multilateral que permita abordar el aumento del flujo migratorio y la designación de un enviado especial por la ONU que regule la acción.

Ante la crisis migratoria que afecta a la región latinoamericana, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) -a petición de Luis Almagro, secretario general del organismo-  convocará a una sesión extraordinaria para este 5 de septiembre donde se discutirán los pasos a seguir tomando en consideración las propuestas levantadas en el encuentro regional de Quito.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist