La caída de la propuesta socialista indígena de Evo Morales

Escrito por el 12 Noviembre 2019

El 20 de octubre de 2019, se llevó a cabo un nuevo proceso de elecciones presidenciales en Bolivia. Cuatro líderes políticos buscaban posicionarse como el nuevo gobernador del país de 11 millones de personas, entre ellos el presidente regente. La cuarta victoria de Evo Morales desató una ola de protestas, en que la violencia y presión entre seguidores y detractores llevaron a su renuncia a la presidencia.

Evo, el aymara presidente

Imagen

Evo junto al pueblo nortepotosino, octubre 2019

De acuerdo con el censo boliviano de 2012, la población total de aymarás en el país es de aproximadamente 1.200.000 personas.

Según datos del Banco Mundial, durante el mandato de Evo la pobreza disminuyó de un 38,3% (2006) a un 15,2%(2017). En la misma línea, el ingreso mínimo per cápita aumentó de 1.020 dólares (2005) a 3.370 (2018), mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) creció de US$9.549  millones (2005) a US$40.288 (2018).

La misma organización sostiene la esperanza de vida aumentó de 65,3 años en 2005 a 70,0 en 2017.

Elecciones*

Porcentaje de votos obtenido por Evo Morales en las elecciones presidenciales
2002 2005 2009 2014 2019
20,94% 53,72% 64,22% 63,36% 47,08%

2002

La primera candidatura presidencial de Evo Morales fue en 2002, en que perdió en “segunda vuelta” (elección por el Congreso) contra Gonzalo Sánchez de Lozada, ex Presidente de Bolivia (1993-1997), obteniendo un 27,7% de los votos del Congreso, perdiendo contra el 54,2% de Sánchez.

2005

La segunda vez que Evo Morales se postuló a la presidencia de Bolivia fue el año 2005, apoyado por el partido de izquierda socialista Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), el que fue fundado en 1987. Su candidato a vicepresidente fue Álvaro García Linera.

En aquel entonces, Carlos Mesa, era cumplía el rol de presidente del país andino, debido a la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada el 17 de octubre de 2003.

Morales disputó los comicios con Jorge Quiroga, representante de Poder Democrático Social (PODEMOS) y Samuel Doria Medina, de Frente de Unidad Nacional (UN), obteniendo 53,72%, 28,62% y 7,79%, respectivamente.

2009

La Constitución de 2009 cambió en nombre del país de Bolivia a Estado Plurinacional Boliviano para poder ser más inclusivo con sus comunidades originarias, y garantizaba la posibilidad de reelección del presidente vigente. Por lo anterior, Evo podía tener un mandato a cargo de Bolivia y dos a cargo del Estado Plurinacional de Bolivia, por esto pudo participar en los comicios del 6 de diciembre de 2009 en búsqueda de su segunda victoria.

Con un 55% de aprobación de su primer gobierno, Evo se postuló nuevamente a la presidencia en las elecciones del 6 de diciembre de 2009, las que disputó contra Manfred Reyes Villa, representante de Plan progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) y Samuel Doria Medina, del Frente de Unidad Nacional (UN), obteniendo 64,22%, 26,46% y 5,65%, respectivamente.

2014

Como mencionamos anteriormente, Evo podía ser presidente tres veces debido al cambio de nombre del país y la posibilidad de reelección de la Constitución de 2009. Tras una nueva candidatura, Morales se quedó por tercera vez con la victoria.

Las elecciones del 12 de octubre de 2014 fueron disputadas entre el entonces presidente, Samuel Doria Medina, candidato de UN, y Jorge Quiroga Ramírez, candidato del Partido Demócrata Cristiano (PDC), obteniendo 63,36%, 24,23% y 9,04%, respectivamente.

2019

El 21 de febrero de 2016 se llevó a cabo un referéndum constitucional en Bolivia, el que buscaba la aprobación o rechazo de la Constitución para permitir que el presidente o vicepresidente pudiesen postularse a ser reelectos en una elección. El “No” ganó con un 51% de los votos, mientras el “Sí” obtuvo el 49%.

Imagen

Evo Morales sufragando en las elecciones del 20 de octubre de 2019

Pese a la derrota del “Sí”, el 28 de noviembre de 2017 el Tribunal Constitucional Plurinacional falló a favor de la repostulación indefinida, lo que permitía que Evo Morales se postulara para un cuarto mandato.

Morales disputó las elecciones contra el ex presidente Carlos Mesa, representante del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), parte de la coalición Comunidad Ciudadana y el pastor evangélico coreano-boliviano Chi Hyun Chung del PDC.

El accidentado recuento de votos por parte del Tribunal Electoral, publicado el 25 de octubre, le dio la victoria a Evo con un 47,08%, por sobre el 36,51% de Mesa y el 8,78% de Chung.

Para que un candidato sea considerado el ganador de las elecciones en Bolivia, es necesario que obtenga sobre el 50% de los votos. Existe una segunda posibilidad, que requiere que obtenga sobre el 40% de los votos, en este caso, también debe superar al segundo mayor candidato por al menos un 10%, de no ser así, los aspirantes con las dos primeras mayorías pasan a segunda vuelta.

Lo anterior fue uno de los detonantes de las dudas del triunfo de Evo, ya que superó a Mesa con tan solo 10,57% de los votos, por lo que solo ese pequeño 0,57% le daba la victoria en primera vuelta.

*Solo incluímos las tres primeras mayorías en los resultados de las elecciones.

Un pueblo dividido en las calles

Grupos urbanos de activistas, militantes de partidos de oposición, jóvenes universitarios y organizaciones cívicas y barriales son los principales protagonistas de la larga protesta que busca impedir un nuevo mandato de Morales y reclama nuevas elecciones.

organizaciones sindicales, obreras y campesinas, 14 años

Los opositores

Imagen

Carlos Mesa junto a la Coordinadora de Defensa de la Democracia

En las últimas horas el señor Evo Morales está difundiendo la idea, sobre todo a nivel internacional, de que fue víctima de un golpe de Estado, una mentira flagrante nada más alejado de la verdad. ¿Cuál es la realidad? La realidad es un pueblo movilizado durante 21 días para repudiar el gigantesco fraude que protagonizó Morales“, dijo Carlos Mesa, ex presidente de Bolivia y candidato que habría pasado a segunda vuelta.

Mesa añadió que “Morales parece no recordar que ha hecho la burla del voto popular dos veces: el 21 de febrero de del año 2016 y el 20 de octubre de este 2019. Pero seamos claros, el fraude no lo hizo el Tribunal Supremo Electoral, lo hizo Evo Morales. Todos sabemos que el Tribunal Supremo Electoral fue el ejecutor de las órdenes del presidente“.

Respecto a las acusaciones de Evo que fue un golpe de Estado planificado por la oposición en conjunto de las Fuerzas Armadas, comenta que “quien dice, Morales, que es un golpe porque intervinieron las fuerzas armadas, miente. Hay que recordar que fue el pueblo movilizado, la Central Obrera Boliviana, los movimientos cívicos, la oposición política, la asamblea de Derechos Humanos, el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia quienes le pidieron su renuncia porque ya no podía gobernar con el control total de los poderes y en una lógica completamente autoritaria“.

Imagen

Luis Camacho en La Paz

Luis Fernando Camacho, abogado y presidente del Comité Pro Santa Cruz,  también conocido como “Macho Camacho” o el “Bolsonaro de Bolivia” por sus frases religiosas, misóginas y ultraderechistas.

El abogado fue definido por BBC como “un político que dice que no hace política, al que se atribuye el uso de un discurso conservador y a la vez carismático, proveniente de las élites empresariales y que cada vez que se dirige a las multitudes que lo apoyan invita a elevar una oración al “todopoderoso””.

“Con la biblia, el rosario y la carta de renuncia en la mano, nos encomendamos a Dios por una nueva y reestructurada Bolivia en democracia”, proclamó Camacho en Twitter.

El cruceño va en contra de la proclamación de Bolivia como un Estado laico hecha por la Constitución de Morales en 2009.

El Fraude

Los resultados de los comicios polarizaron al pueblo boliviano. Por un lado, los seguidores del tres veces presidente salieron a las calles a defender al supuesto ganador, por el otro, los opositores salieron a manifestarse en contra del Morales, acusándolo de fraude y manipulación de los resultados.

Imagen

Evo recibiendo a los observadores de la OEA previo a las elecciones del 20 de octubre de 2019

La retirada

Diversos mandatarios y ex mandatarios le dieron su apoyo a Morales y condenaron el llamado Golpe de Estado, entre ellos se encuentran Cristina Fernández de Kirchner, el Presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, el recién liberado Lula da Silva, Dilma Roussef, el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel y el Presidente de Grecia, Alexis Tsipras.

Imagen

Evo Morales aterrizando en México

En particular, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), le ofreció asilo político en México, argumentando que la vida del ahora ex presidente peligra en Bolivia.

A través de su cuenta oficial de Twitter, Evo Morales se despidió de sus 13 años, nueve meses y 18 días de mandato en el país andino, escribiendo “hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía“. 

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA