Feminista y disidente: la carrera fotográfica de Ximena Riffo

Escrito por el agosto 19, 2017

La vida de Ximena está marcada por su activismo en la fotografía y el feminismo. En sus 30 años de carrera, la actual vocera de la Coordinadora Ni Una Menos ha sabido conjugar estas dos pasiones.

Por Amanda Aravena y Camila Magnet

Fotografías de Ximena Riffo

Por calle Brasil, cruzando Compañía de Jesús, se logra divisar una melena de rizos alborotados, con las canas propias de sus 52 años. Ximena Riffo tiene sus lentes sujetándole las mechas y se viste con jeans, un polar y una polera violeta, el color del feminismo.

DSC_0538Últimamente, se ha destacado como feminista y en su rol de vocera en la Coordinadora Ni una menos. De todas maneras, tiene varios intereses y estudios que logra relacionar entre sí. En 1995 estudió Filosofía en la Universidad Metropolitana de las Ciencias de la Educación (UMCE), es Magíster en Estudios de Genero y en el ‘87 inició su carrera en una de sus más grandes pasiones: la fotografía.

Hace exactamente 30 años una amiga le enseñó fotomecánica en una imprenta e, inmediatamente, le gustó. Se compró una cámara – “que ahora que lo pienso, debe haber sido robada” – y comenzó a estudiar con la misma constancia e interés que vertió en las otras áreas en que se desenvuelve.

Registrar la historia colectiva

El contexto político-social influyó directamente en su trabajo, pues se dedicó a registrar las protestas durante los últimos años de dictadura militar. “Eso fue súper significativo. A la marcha tenía que ir, me daba como taquicardia por ir a tomar fotos”, cuenta.DSC_3845

Para cada fecha que involucra manifestaciones colectivas a ella le vuelve la misma adrenalina que sentía en las protestas de dictadura. Cada 8 de marzo, 1 de mayo, 11 de septiembre, 12 de octubre y 25 de noviembre ella sale a la calle con su cámara a registrar las marchas.

De todas maneras, nunca se encasilló como fotógrafa de protestas ni de ningún estilo en particular. “Veía algo y tomaba la foto no más. Por ejemplo, ahora probablemente estaría haciendo fotos de él estirándose (señala al perro de la plaza)”, dice entre risas. “Ahora estoy más cansada, estoy más vieja y la energía que tengo la gasto principalmente en mujeres. Ahora me declaro fotógrafa de mujeres”, aclara.

DSC_0762

Como proyecto especial de sus 30 años de fotógrafa, Ximena Riffo logrará unir ambas temáticas a través de la fotografía. “Estoy trabajando en un proyecto para presentar al Fondart que tiene que ver con la recuperación de 30 años de fotografía, en un registro de luchas de mujeres desde el ‘87”, explica.

DSC_0599Entre la recopilación “hay material inédito como el primer Encuentro Feminista, el primer Encuentro de Lesbianas Feministas (1992), las premiaciones de la sociedad LGBT a Pedro Lemebel y a Cecilia”, cuenta Riffo. “El material es sobre todo del mundo LGBT, donde yo me movía, porque en ese tiempo ya era lesbiana muy asumida. Entonces hay muchas cosas que hay que sacar y tiene que ver con una memoria de país, de colectivos, de grupos sociales”, agrega.

La disidencia en el cuerpo

Así como ha trabajado con activistas sociales, esta feminista también tiene experiencia fotografiando cuerpos: “Trabajé el desnudo como hace 20 años atrás. Mi tesis en foto es de desnudo de chicos gay. Fue un trabajo muy erótico, muy sensual. Después amigas mías me contrataban para que les hiciera desnudos y en otra oportunidad la biblioteca de Santiago me contrató para que tomara fotos a 70 usuarias de la biblioteca, dentro del lugar, desnudas”.

img286

¿Cómo se diferencian los desnudos de tu trabajo con los de la publicidad?

Son radicalmente distintos. Yo instauré un concepto que se llama la «falofotografía», que es una construcción fotográfica de un cuerpo femenino que está bajo la lógica del patriarcado. Es decir, tener una mujer que sea un objeto sexual, de consumo y de placer. No importa la trascendencia humana que tenga, la cualidad personal, los pensamientos o sentimientos; aquí hay un envase. En cambio, los desnudos que he hecho tiene que ver con el cuerpo tal cual es. Estos cuerpos son verdaderos, con cicatrices, con marcas, con rollos, como los cuerpos reales.

img280

Ella asegura que el cambio que hay que hacer es “girar, romper y no creerle” a los productos del patriarcado. “No (hay que) seguir reproduciéndolo en las producciones propias; en cómo una valora, cómo habla. Es como el feminismo: no tiene que ver sólo con hablar un discurso, sino que tiene que ver con hacerlo cuerpo, carne. Por eso el feminismo tiene que ver con cómo yo hago fotos también”, explica Riffo.

1 DSC_8956

¿Cómo ha sido tu experiencia en la vocería de Ni una menos?

Cuando ocurrió el asesinato de Lucía y después de Florencia fue muy desgarrador. La vocería y todo lo que ha pasado con Ni Una Menos ha sido parte del activismo, de sentirte responsable y decir «convoquemos». Esa es la acción: atreverse. Con la irrupción de Ni Una Menos está ocurriendo algo que ni en las revoluciones socialistas ha ocurrido, que es una movilización a nivel internacional de mujeres.

DSC_5449

Ximena Riffo aclara que desde el feminismo se decidió abarcar todos los espacios: “El Diario La Cuarta, radio Agricultura, no nos importa. Vamos a ocupar estos medios para explicar qué estamos haciendo y por qué lo hacemos”. Agrega que el activismo feminista se da al comer con la familia, educando a las compañeras, creando redes, escribiendo artículos, estudiando, entre tantas otras prácticas. “Porque las feministas hacemos el trabajo de no solamente salir a la calle, sino que nuestro activismo es la vida misma”, reflexiona.

“La fotografía en la actualidad se está impregnando de feminismo, como se está impregnando de feminismo nuestro actuar, nuestro hacer, nuestra sociedad; porque tiene que ver con todo, con todo, con cómo te mueves, dónde consumes, lo que consumes… todo. Y cuesta, es un ejercicio”, concluye.

Comentarios

Canción actual

Title

Artist