Felipe Mella, director ejecutivo del GAM: “Yo creo que si el Ministerio de Cultura llegara a cumplir el 1% de lo prometido, me sentiría satisfecho”

Escrito por el mayo 27, 2024

Desde 2016 Felipe Mella es el director ejecutivo del Centro Gabriela Mistral (GAM) y afirma que ha logrado sentir la responsabilidad que tiene estar dentro de un espacio que fue creado para debatir en torno a los grandes temas políticos, sociales y ciudadanos del país.

Por Juan Eduardo Willatt Vilches

Ubicado frente a la Alameda, su construcción se finalizó en tan sólo 245 días durante el gobierno de Salvador Allende. Su función fue la de ser sede de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo en el tercer mundo (UNCTAD III) en 1972, y en 2010 revive como el Centro Cultural Gabriela Mistral, GAM. Donde este 2024 se presentarán 46 obras escénicas de todo tipo.

Pero esto no siempre fue así, después del bombardeo al Palacio La Moneda en 1973, sirvió como centro de operaciones para la Junta Militar durante la dictadura de Augusto Pinochet. Desde el ex edificio Diego Portales, actual GAM, Felipe Mella cree “que es muy importante mantener viva esa memoria para que las futuras generaciones, conozcan lo que sucedió aquí en un momento bien oscuro de nuestra historia”.

Mella cuenta que antes del golpe “había comedores populares, se impartían seminarios, se hacían encuentros literarios y se creó un espacio bastante inédito para la época”. Si bien el edificio se usó como centro de inteligencia para la dictadura, afirma que “hoy cumple un rol muy importante y de alguna manera ha logrado afianzarse a un proyecto que es muy ciudadano y al mismo tiempo muy abierto”. La ubicación céntrica del GAM ha permitido que este se consolide como uno de los espacios culturales más importantes del país.

Felipe Mella, director del GAM: “Hubo una equivocación al poner en marcha el Ministerio de las Culturas”

“Los centros culturales tienen que generar conciencia, tienen que generar debate, tienen que hacer reflexionar a la gente, estos no pueden ser un espacio donde la gente pasa, ven una obra y se le olvida. La tarea que tenemos es que a la gente le quede algo en la cabeza”, enfatiza.

Además, Mella cuenta el especial interés en generar discusión, debate y reflexión en torno a estos temas, porque entienden la cultura como un canalizador para llegar a la mente de la gente y generar conciencia.

Un espacio ciudadano

Respecto al apoyo que recibe esta importante área, Felipe afirma que hoy ve “difícil que se llegue a cumplir lo prometido en campaña en relación a cultura», y cree que si “ El Ministerio de Cultura llegara a cumplir el 1%, con eso me siento satisfecho”. También agrega que para él “es difícil evaluar un Ministerio que ha tenido tres ministros en tres años”, y menciona que valora todo lo propuesto por el gobierno de Gabriel Boric, pero reconoce “la falta de apoyo a un a un sector que está súper afectado y que nunca logró salir de este hoyo que provocó la pandemia y el estallido social”. En el mismo ámbito destaca la necesidad de un ministerio robusto que hoy pueda sustentarse solo y que también pueda responder a los artistas y a las organizaciones culturales que trabajan ligadas a este ministerio.

Respecto de la reactivación de centros culturales post estallido social y pandemia, Mella cuenta que durante el estallido del 2019, el GAM cerró sus puertas para así proteger a sus trabajadores, pero después “no podían cerrar, porque de cierta manera este lugar tiene una responsabilidad histórica”. También dice que las grandes demandas que quiere la ciudadanía siempre se discutieron dentro de este espacio. “El GAM durante el estallido se alineó con lo que estaba sucediendo a nivel nacional, incluso nuestros espacios se abrieron para discutir temas como derechos humanos, pueblos originarios, derechos laborales y temas constituyentes”. Además, se instaló la Cruz Roja para poder apoyar a gente que sufría algún tipo de accidente y también se levantó una oficina de derechos humanos donde la gente podía hacer sus denuncias de violencia policial.

Con relación a la pandemia, Mella asegura que si bien desde un inicio el GAM ya había sido golpeado económicamente por el estallido social, la situación empeoró durante la pandemia: “Dejamos de recibir aportes de las entradas, entonces nos sentamos a pensar una estrategia para poder proteger a los artistas con los que había compromisos”. Fue entonces cuando el GAM propuso generar teatro por zoom y “el público lo odió, pero en ese momento era muy necesario hacerlo”, comenta. Mientras la pandemia retrocedía y el aforo aumentaba, el GAM, aunque cumplía con todas las medidas de seguridad sanitaria, solo se le permitía un 25% de ocupación en las salas, algo que fue muy criticado por Mella en ese entonces porque “no puede ser que los mall estén abiertos y los aeropuertos llenos de gente y las salas de teatro cerradas”. Aun así, reconoce que “se sienten bastante contentos porque el año 2023 lo cerramos con una cifra superior a la cantidad de público en la que teníamos previa a la pandemia o previo al estallido social”.

“Otro de los principales desafíos que estamos viviendo en los centros culturales hoy en día -precisa- es lograr reconectarnos con la ciudadanía y es a través de programaciones más atractivas e innovadoras que así podemos conectar con el público de nuevo”.

La impronta local y regional

Mella destaca el rol que cumplen los municipios en el desarrollo cultural del país porque “cuando hay alcaldes o autoridades municipales que de alguna manera logran entender que la cultura es un pilar fundamental para el desarrollo de un país, se pueden ver resultados”.

“Hoy en día existe dentro del Ministerio de las Culturas una Área de Estructura Cultural, donde cualquier municipio puede llegar y pedir recursos para construir un Centro Cultural, pero para eso se necesita voluntad de las autoridades”.

Felipe MellaEn ese contexto valora el trabajo de la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro, a cargo de una “comuna que está tomada por el narcotráfico, donde existe mucha pobreza, que está marginada ‘geográficamente’ de la Región Metropolitana, y que ha logrado a través de un Centro Cultural revertir toda esa situación y lograr ser reconocidos tanto a nivel nacional como internacional por su teatro”, agrega.

Mella reconoce su preocupación por el apoyo de los Estados al desarrollo cultural, y se refiere especialmente a Argentina. En ese sentido, comenta que “ayer tuve una charla con la directora del Observatorio de Políticas Culturales (OPC) y conversamos sobre Argentina y como autoridades del mundo de la cultura, tenemos que generar señales potentes, para así de alguna manera ayuda a frenar esta avalancha de ultraderecha que está llegando a distintos países” y, como él explica, tiene fuertes repercusiones en la cultura. “A mí me ha tocado salir de Chile y conocer experiencias exitosas, hay muchos espacios culturales que de alguna manera funcionan cuando hay conexión con el territorio” y enfatiza que “la cultura tiene que ser un derecho humano, tiene que ser parte esencial para el desarrollo de un país y si no se entiende así, estamos jodidos”.

Pero también Felipe Mella tiene esperanzas y ahí se apoya en el ejemplo colombiano al sostener que “existen estudios a nivel mundial de cómo la cultura es la forma para poder salir adelante en una sociedad, tengo un caso cercano en Medellín, Colombia. En una de las comunas tomadas por narcotraficantes, el alcalde tuvo la gran visión, de construir una biblioteca y Centro Cultural. El cambio del entorno fue impresionante, y eso fue pura voluntad política y social, el querer entender que la cultura es esencial para el desarrollo íntegro de una nación”.

Tal vez también te interese: MALQUERIDAS E INFANCIAS EN LA CÁRCEL: A LA ESPERA DE LA LEY SAYÉN

Sigue leyendo en Radio JGM

María Emilia Tijoux, socióloga: «La universidad tiene que abrirse a conocimientos que no están dentro de la competitividad académica»

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



[No hay estaciones de radio en la base de datos]