Familia de Gustavo Gatica: “El gobierno tiene las manos manchadas con sangre”

Escrito por el 12 Noviembre 2019

Durante esta jornada, la familia del estudiante que fue herido en ambos ojos presentó una querella por lesiones graves gravísimas contra quienes resulten responsables. Son representados por los ex fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, además cuentan con el apoyo del Colegio Médico y de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, recinto en el cual el joven estudia.

Este martes, familiares, amigos y cercanos de Gustavo Gatica llegaron hasta el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago para interponer una querella contra quienes resulten responsables del ataque que sufrió el joven de 21 años, tras recibir balines en sus dos ojos por parte de Carabineros el pasado viernes 8 de noviembre. Los asistentes pidieron de forma unánime el cese del uso de balines y perdigones como modo de represión.

Enrique Gatica, hermano mayor de Gustavo, indicó que como familia no habían querido hablar con lo medios por el costo emocional que esto implica. Sin embargo, señaló que junto a su hermano querían establecer algunos puntos. La primera de las definiciones que dio a conocer es que buscan justicia, no solo para Gustavo, sino para todas las personas que están siendo víctima de la represión policial.

Familia de Gustavo. Foto: Colegio Médico.

“Necesitamos hacer justicia, no solamente por el caso de Gustavo, por la brutalidad que sufrió él, (…) sino porque, algo que Gustavo ha dicho desde el primer momento, no queremos que vuelva a ocurrir”, señaló Enrique Gatica. Además, lamentó la represión que han sufrido las personas que se han acercado a la clínica en la que se encuentra su hermano para darles apoyo. “Hemos escuchado por todos lados que esto continúa, de hecho, han reprimido a la gente que ha ido apoyar a nuestro hermano a la misma clínica. Eso no puede seguir pasando y queremos justicia en ese sentido, no solamente por mi hermano, sino por todos los que han sido reprimidos por este gobierno, que tiene las manos manchadas de sangre”, sentenció.

Respecto a la búsqueda de justicia y reparación en la que se encuentran, Enrique indicó que hay variadas responsabilidades en el caso. “Sabemos que hay responsabilidades desde el carabinero que apretó el gatillo, también desde una institución completa que ha estado reprimiendo sistemáticamente al pueblo chileno, pero también hay responsabilidades políticas, y eso queremos dejarlo muy claro”, añadió el hermano de Gustavo.

En la misma línea, uno de los abogados que están representando a la familia, Carlos Gajardo, indicó que dentro de la querella se pidieron diligencias relevantes para establecer cómo ocurrieron los hechos. “Estamos pidiendo la citación del Director General de Carabineros, que en un medio de comunicación indicó que el autor de estos hechos estaba identificado, y estamos pidiendo también la declaración del ministro del Interior. Nos interesa indagar por qué después de casi cuatro semanas de estos hechos, y a pesar de los reiterados reclamos que han habido por la utilización de balines, las lesiones que están cegando a muchos jóvenes de este país, siguen ocurriendo”, señaló el ex fiscal, interpelando directamente al ministro Gonzalo Blumel.

Asimismo, la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, insistió en la responsabilidad política del gobierno en la grave crisis oftalmológica que está atravesando el país. Reiteró el llamado de terminar con el uso de balines y perdigones en las manifestaciones. “Es lo mínimo que puede hacer el Estado de Chile hoy día, hacerse cargo de la reparación de los ciudadanos que ellos mismos han dañado, sobre todo cuando conocemos los niveles de lesiones que tenemos en Chile, nos comparan dentro de los récords mundiales de lesionados oculares. Este nivel de mutilación requiere acciones mucho más taxativas por parte del Ministerio del Interior y nosotros esperamos el día de hoy el cese de los balines”, enfatizó.

Dentro de los próximos días, se espera que el estudiante reciba una nueva intervención quirúrgica, por la cual su familia y cercanos se aferran a la remota posibilidad de recuperar la visión de su ojo derecho. Su hermano Enrique quiso transmitir el sentido mensaje que Gustavo manda desde la clínica: “Sigan luchando, por favor, no pierdan la lucha, no podemos permitir que todos estos sacrificios, toda la sangre que se ha derramado, todos los esfuerzos que se han realizado, queden en nada”.

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA