Entre multas, observaciones y actos ilegales se aprueba el Proyecto de sondajes de la Minera Vizcachitas

Escrito por el 05/11/2020

La aprobación del proyecto “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas”, afecta los ecosistemas que forman parte de la cordillera de Putaendo y también la forma de vivir de los vecinos y vecinas del lugar. Sin embargo, los daños ambientales por parte de la empresa se están realizando desde años, y la mayoría de ellos fuera del marco de la Ley.

La Compañía Vizcachitas Holding (CMVH) es una filiar de la firma canadiense Los Andes Copper Ltda, dueña de la minera Vizcachitas que tiene como misión extraer cobre, molibdeno y plata en la zona cordillerana de Putaendo en la región de Valparaíso.

Desde la empresa, catalogan este proyecto como uno de los mayores depósitos de cobre de Latinoamérica, con una extensión que supera las 30 mil hectáreas y con una capacidad para procesar 60 mil toneladas por día. Asimismo, Vizcachitas tiene una vida útil de 45 años.

Comunidad en resistencia

El 20 de abril del 2020 el Comité Ambiental Regional de Valparaíso a través de una videoconferencia aprobó en forma unánime el proyecto “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas” que tiene una duración de cuatro años. Dicho proyecto, consta de la realización de 350 sondajes en el lecho del rio Rocín que es  el mayor afluente del río Putaendo y que intervendrá su cauce en alrededor 12 kilómetros, pudiendo disminuir su caudal en un 20%.

Dentro de la sesión, el alcalde de Putaendo, Fabián Muñoz en conjunto con la presidenta de Putaendo Resiste, Patricia Fuentes, aclararon que el río Rocín lleva al menos 400 lt/s y no 2.500 como asegura la empresa dentro de su estudio.

Las preguntas, explicaciones o dudas referente a este dato tan relevante no existieron por parte de los integrantes del Comité.

Además, CMVH no había logrado demostrar si las quebradas que utilizarían para realizar sus acciones eran o no afluentes del río. Según ellos, estas fuentes de agua nacían y morían dentro de su terreno pero las imágenes satelitales dicen lo contrario. De la misma forma, este proyecto no responde por las especies endémicas del lugar, tanto flora como fauna, y el cómo se verían afectadas con la instalación de la minera.

Ambas observaciones realizadas por la Dirección General de Aguas (DGA) y el Servicio y Agrícola Ganadero (SAG) generaron el llamado a rechazar este proyecto por los mismos organismos. Asimismo, la aprobación de Vizcachitas no solo se realizó con observaciones importantes dentro de su proyecto, sino también con multas y acciones ilegales por detrás, señaló la presidenta del APR de Guzmanes de Putaendo, Sara Gómez.

“Es un lugar muy bonito y da mucha pena que las autoridades que no conocen el lugar no se den el trabajo primero de inspeccionar, de fiscalizar, de ver donde se va a instalar exactamente la minera”, aclaró.
.

Ir a descargar

Por parte de la ciudadanía el descontento no se hizo esperar. En un comienzo, fue la molestia generada por la decisión del Servicio de Evaluación Ambienta (SEA) entregada el 17 de abril que rechazó las 2.000 solicitudes de Participación Ciudadana.

Posterior a eso, la decisión de realizar la sesión tratando de hacerla pasar “desapercibida” y aprovechando el clima de pandemia y cuarentena voluntaria de los habitantes de Putaendo. Finalmente, la aprobación de este proyecto que para los vecinos y vecinas de Putaendo significa tener las problemáticas ambientales de un pueblo minero: contaminación, sequia, daño a los ecosistemas, el peligro de los relaves, etc.

“Es una empresa inconsciente y que ha sido una empresa fraudulenta, que ha dejado demostrado que miente, que engaña y que no tiene ningún cuidado con el medio ambiente y lo peor es que es avalada por el Gobierno”, explica Patricia Fuentes, presidenta de Putaendo Resiste.
.

Ir a descargar

Entre mascarillas, overoles, pancartas, lienzos y desinfectación de las calles se realizó la primera marcha en contra de la aprobación del proyecto Vizcachitas con alrededor de 300 personas. No obstante, estos niveles de resguardo no bastaron debido a que militares llegaron a fiscalizar la zona.

Antes de comenzar la marcha, un camión con militares llego a las cercanías del lugar. El encargado se dirigió donde estaban los dirigentes con los micrófonos para aclarar que venían por la sanidad del lugar y de quienes marchaban, pero la población no quiso escucharlo. Es más, a modo de demostrar “paz” se quitó su chaleco y dejó su arma a un costado, sin embargo, sus compañeros no.

De la misma forma, el día domingo 26 de abril se realizó una caravana automovilística informativa que terminó acabando con un contingente policial nunca antes visto en Putaendo, el cual estaba ahí para generar una barrera sanitaria en un pueblo que no estaba en cuarentena.

Ante la movilización que se generó Carabineros de forma arbitraria comenzó a multar a quienes llevaban consignas en contra de la minería, “Fuera la gran minería”, “No a la minería”, etc. Incluso, algunas de las multas emitidas eran por el vencimiento de la licencia de conducir, siendo que desde el gobierno aclararon que las licencias vencidas son válidas hasta el próximo año.

“En vez de poder pasar esta cuarentena tranquilos y poder estar preocupados de cómo sobrevivir sin pega tenemos que salir aún más, aumentar nuestro conflicto y nuestras preocupaciones porque sabemos que la amenaza que tenemos es latente, es cierta y es terrible”. Comentó Patricia Fuentes.
.

Ir a descargar

Vizcachitas en el marco de la ilegalidad

La CMVH se convirtió en dueña de la Minera Vizcachitas en el año 2007, y a menos de un año de ser propietarios presentaron la primera Declaración de Impacto Ambiental (DIA) llamada “Prospección Minera Vizcachitas”, la cual permitía iniciar los sondajes para la futura minera pero que fue rechazada por el SEA.

Sin embargo, durante todos estos años la empresa ha realizado más de 86 sondajes ilegales, 40 caminos en la alta cordillera y un campamento sin los permisos correspondientes.

En 2016, el embalse Chacrillas el cual riega una superficie de alrededor 7.000 hectáreas fue sometido a un estudio realizado por el laboratorio Hidrolab para conocer la calidad del agua. Dicha investigación, arrojó que el agua tenía altos índices de metales pesados, tales como: cobre, aluminio, arsénico, mercurio, etc.

Ante esta situación, se realizó un nuevo estudio pero aguas abajo, en el cual se indicó que estas también se encontraban contaminadas pero en menor medida. Según vecinos y vecinas, el embalse sirvió de filtro para que los metales pesados se concentraran en el embalse y no aguas abajo.

Durante todos estos años la empresa ha realizado más de 86 sondajes ilegales, 40 caminos en la alta cordillera y un campamento sin los permisos correspondientes.

Ante este escenario, y las sospechas de que Vizcachitas hubiera generado esta contaminación,  diferentes autoridades subieron a la alta cordillera a ver que es lo que estaba pasando dentro del terreno de la minera. Efectivamente, se encontraron con muchas de las acusaciones que la ciudadanía venía realizando desde hace  años, algunas de ellas: la realización de sondajes de manera ilegal, usurpación de aguas, daño ambiental a la flora y fauna endémica, funcionamiento de un campamento minero, etc.

La DGA los multó con 60 millones en 2019 por desviar el cauce del rio Rocín y por usurpación de agua, es decir, consumieron agua sin tener los derechos de aprovechamiento.

Por otra parte, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) los sancionó por destrucción de flora y fauna endémica del lugar con la plantación de al menos 70 árboles en cuatro años.

De la misma forma, la Municipalidad de Putaendo denuncio la construcción de un campamento minero ilegal ante el Juzgado de Policía Local, en donde la empresa fue obligada desmantelarlo y a pagar cerca de 1 millón y medio de pesos por no contar con los permisos municipales correspondientes.

La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) podía sancionar a la Minera Vizcachitas de dos manera diferentes, la primera era con el pago de una multa monetaria y la segunda con la presentación de un “Plan de Cumplimiento”, el cual es un compromiso voluntario por parte de la empresa para acatar ciertas condiciones y también con la elaboración de un nuevo DIA, evitando así pagar la multa. Tanto la SMA como Vizcachitas optaron por la segunda opción, teniendo su aprobación en 2017.

“Es una aberración jurídica eso nunca se había visto en Chile porque la ley de evaluación ambiental está hecha para prevenir, pero en este caso, se estaba haciendo por algo que ya había ocurrido, o sea, una DIA por sondajes que ya habían sido realizados” comenta Alejandro Valdés, integrante de Putaendo Resiste.
.

Ir a descargar

El nuevo DIA llamado “Regularización de plataformas de sondajes mineros, sector Las Tejas” contemplaba 79 sondajes mineros y fue aprobado en su unanimidad por el SEA en Valparaíso en 2019. Este, buscaba modificar el proyecto rechazado en 2008 y regularizar los sondajes realizados entre 2015 y 2017. No obstante, los trabajos mineros anteriormente mencionados no estuvieron sujetos a evaluación ambiental, por lo tanto, este DIA pretendía blanquear las faenas mineras realizadas de manera ilegal.

 “Con mucha garra tratamos de defender pero no se pudo (…)  quedamos muy triste por ver que se privilegie lo económico y no lo que es la vida y salud de las personas. Especialmente les dije que no queríamos por ningún motivo convertirnos en otra zona de sacrificio”, comenta la presidenta del APR de Guzmanes quien también formo parte de la comisión.

Además, la CMVH dice que darán alrededor de 5000 puestos de trabajo durante la construcción y en operación alrededor de 4.300. Sin embargo, desde Putaendo Resiste acusan que el escenario sería diferente debido a que el máximo de empleos que podría dar esta empresa entre las diferentes etapas de construcción y funcionamiento serian 60.

“Aquí en Putaendo la gente no sabe hacer perforaciones, la gente no trabaja haciendo sondajes, entonces no van hacer los putaendinos los que van hacer contratados, estas empresas tienen sus propios contratistas que se dedican a los sondajes, y a las perforaciones. Aquí en Putaendo no hay ese tipo de mano de obra”, aclara Patricia Fuentes, presidenta de Putaendo Resiste.
.

Ir a descargar

¡Glaciares rocosos en peligro!

Nuestro país alberga 24.114 glaciares, o sea, el 91% de los glaciares de Latinoamérica, de los cuales 11.000 se encuentran fuera de zonas protegidas y por ende, desprotegidos.

Estas cifras nos convierten en un territorio dependiente de las aguas provenientes de estos cuerpos de hielo. Actualmente, alrededor del 60% de los valles de la zona central están siendo abastecidos por los glaciares y Putaendo no es la excepción.

Glaciares rocosos en Putaendo

Glaciares rocosos en Putaendo

En la cordillera de esta comunidad se encuentran más de 100 glaciares rocosos y el albergue más importante se encuentra en la cuenca del río Rocín, o sea, donde se instalará la Minera Vizcachitas.

Para la vocera de la Coordinación de Territorios por la Defensa de los Glaciares, María Jesús Martínez, “es una cifra sumamente importante porque ni siquiera estaban inventariados por los registros oficiales de la Dirección General de Aguas de la unidad de glaciología y nieve a través del inventario nacional. Entonces, fue algo sumamente significativo lo que ocurrió ahí porque se develo un patrimonio ambiental de la comuna”,  comentó.
.

Ir a descargar

Este problema se instala nuevamente dentro de uno de los debates más controversiales sobre la protección de estos cuerpos de hielos: minería en contra de glaciares.

Desde el año 2006 y con 6 proyectos dentro del parlamento se está tratando de aprobar la Ley sobre Protección de Glaciares que busca proteger, preservar y cuidar a estos cuerpos de hielo. No obstante, el sector minero ha sido uno de los grandes detractores de esta Ley debido a que la aprobación de la Ley problematizaría el trabajo o continuamiento de algunas faenas.

Respecto de las indicaciones que ha hecho tanto el gobierno de Sebastián Piñera como de Michelle Bachelet del proyecto Ley María, María Jesús Martínez aclara que: “ambos proyectos de ambos gobiernos lo que buscan claramente facilitarle el trabajo y blanquear todo lo que hoy hace la minería, qué es destruir el glaciar y no solo la minería también porque la hidroelectricidad también lo hace”.
.

Ir a descargar

De la misma forma, la vocera de la Coordinación comenta que si efectivamente existiera una Ley sobre Protección de Glaciares acorde a los estándares el proyecto Minera Vizcachitas hubiera sido desaprobado.

Si quieres ayudar a esta comunidad puedes firmar la petición “Putaendo Sin Mineras”.

Comentarios

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA