Enterrarse en el barro para enseñar: Las dificultades de la educación rural en pandemia

Escrito por el mayo 17, 2021

Según el »Brecha en el uso de Internet: desigualdad digital en el 2020» de la Fundación País Digital, el año 2020 la zona urbana de Chile tenía un 81% de usuarios de internet, mientras que la zona rural solo un 57,9% tenía acceso. La conectividad es uno de los mayores problemas para la ruralidad y durante la crisis sanitaria, la educación rural ha sufrido las consecuencias. 

Foto: Fundación 99

Foto: Fundación 99

A más de un año del inicio de la pandemia, continúa la preocupación por la conectividad y las condiciones materiales para hacer realidad la educación en sectores rurales. Mientras el Ministerio de Educación insiste en el retorno voluntario a las clases presenciales, la solución entregada por los municipios ha sido la entrega de tablets y chips de internet para los estudiantes más vulnerables. Aún así, estas iniciativas no llegan a todo el estudiantado y las zonas rurales se caracterizan por su mala señal, por lo que estas medidas resultan insuficientes.

Ser profesor rural en pandemia

Irene Cocio es la directora de la Escuela rural Juanita Gallardo, ubicada en el sector Peñol de la comuna de Maullín, en la región de Los Lagos. La docente y parte del equipo directivo confesó que su experiencia como profesora durante la pandemia ha estado marcada por la incertidumbre. »No sabemos cuánto de lo que estamos trabajando y entregando a los niños ha sido un aprendizaje real y significativo. Eso me preocupa y ha sido muy estresante», sostuvo. 

Escuela Juanita Gallardo de Maullín.

Además, explicó que la pandemia ha sido un reto para los apoderados, docentes y estudiantes. En su caso, ha visitado los hogares de sus alumnos que tienen dificultades de aprendizaje y nula conexión a internet, para enseñarles de manera presencial.

«En un momento me tocó una casa que quedaba sumamente lejos. Debía avanzar hacia el monte y enterrar mis botas en el barro para poder llegar. Lo importante era que el niño pueda tener esa enseñanza profesor-alumno’’, señaló. 

Por otro lado, el profesor de artes visuales en el Liceo Cordillera de Chincolco, Gastón Céspedes, recordó que »cuando empezó la pandemia nos comunicamos por todas las vías posibles para que nuestros estudiantes aprendan». Esto se tradujo en la entrega presencial de guías, el envío de audios y videos explicativos a través de Whatsapp, clases por videollamada y correos electrónicos.

»Fue muy caótico el primer semestre. No obstante, detalló que »para el segundo semestre del año pasado ya había un orden basado en clases por Zoom y a través de guías». 

Liceo Cordillera de Chincolco.

Respecto de la conectividad, el docente mencionó que la mayoría de los profesores utilizan datos móviles, es decir, la conexión a internet desde sus celulares debido a que la señal no es buena en el sector. Acerca de los estudiantes, precisó que »hay muchas familias que tienen tres niños, pero un solo celular, así que deben priorizar la clase que consideren más importante». 

En la actualidad, el Liceo Cordillera de Chincolco realiza clases presenciales mixtas. En otras palabras, algunos estudiantes van al establecimiento y otros asisten de manera telemática. »Así quienes tienen problemas de conexión van al liceo y no se pierden las clases», agregó. 

Desde Ovalle, la profesora de Lenguaje y Ciencias de la Escuela Cerro Tamaya, Elizabeth Picero, reportó que »el municipio nos envió tablets, pero sin chips -de internet-. Recién llegaron los chips, pero no servirán de mucho porque la escuela tiene muchos estudiantes de otros pueblos y sectores donde la señal es malísima». »Algunas apoderadas de la escuela compraron fibra óptica, pero son muy escasas quienes lo tienen. No podemos dejarnos llevar porque 2 o 3 apoderados tienen buena conexión», señaló. En su establecimiento no han tenido la oportunidad de realizar clases presenciales a pesar de la fase 2. 

Según el estudio »Brecha en el uso de Internet: desigualdad digital en el 2020» de la Fundación País Digital, las zonas rurales chilenas representan el 57,9% de quienes pueden conectarse a la red. Por esto el Ministerio de Educación implementó el Plan de Conectividad 2030, que busca dotar a todas las escuelas rurales con internet y se enfoca en el trabajo de los microcentros.

Según el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz Marchant, »han habido bastantes anuncios respecto a la conectividad, pero en la práctica son insuficientes. No hemos visto que lleguen efectivamente a la cantidad de establecimientos y estudiantes que lo requieren, tanto en el sector rural como urbano. Hay una enorme cantidad de estudiantes que están hoy día sin clases telemáticas por no tener conectividad». 

Aumento en la carga laboral: »El Ministerio de Educación no está en pandemia»

Según la primera encuesta nacional »Educación rural en Chile» elaborada por la Fundación 99, la carga laboral aumentó para un 72% de los docentes rurales. En relación a las implicancias socioemocionales, profesores de hasta 40 años reconocen las dificultades para organizarse y conciliar el sueño. Los docentes de más de 40 años reportan fundamentalmente ansiedad por no contar con los medios y condiciones adecuadas para enseñar a sus estudiantes.

La directora de la Escuela Juanita Gallardo, Irene Cocio, manifestó que »no hay ninguna diferencia entre estar en pandemia o no. El exceso de trabajo hacia las unidades educativas sigue igual, con una burocracia que no tiene sentido. Me hubiese gustado que nos dejaran tiempo para trabajar en los contenidos. Al contrario, tenemos cursos, reuniones y perfeccionamientos. Es una cosa de locos, el Ministerio de Educación no está en pandemia». En su escuela trabajaban con cursos combinados, pero con la llegada del covid-19 vieron la necesidad de separarlos. »Hasta yo, que soy directora, estoy apoyando con clases online porque los profesores no dan abasto», expresó. 

El docente del Liceo Cordillera, Gastón Céspedes, señaló que »la gestión del Ministerio de educación deja bastante que desear. Da la impresión de que les interesa más los resultados que el bienestar de los estudiantes y los trabajadores».

El presidente del Colegio de Profesores comparte su visión y criticó que en el Ministerio de Educación están »absolutamente preocupados de un único objetivo que fracasó, que es el retorno a la presencialidad sin considerar las más mínimas condiciones y la opinión de la sociedad. El ministro no ha estado a la altura y creemos que tiene a la educación en absoluto abandono, por eso exigimos su renuncia», sentenció. 

El esfuerzo que no reconocen las autoridades

En febrero de este año, el ministro de Economía Lucas Palacios declaró que »el Colegio de Profesores lo único que busca son argumentos para no trabajar». Después de causar polémica se retractó, pero otra autoridad hizo un comentario similar. Fue el turno del senador oficialista por la región de Los Lagos, Iván Moreira, quien expresó que »muchos de ellos -los profesores- han estado de vacaciones durante todo el año».

En esa misma línea, dos meses después el ex ministro de Hacienda, Ignacio Briones, planteó que »tenemos un problema de calidad de los profesores (…) ¿Por qué no abrimos un concurso internacional para traer a los mejores profesores de afuera?». Al igual que su ex-colega, »aclaró» su propuesta diciendo que invitar a docentes extranjeros no significa «ningunear» a los profesores, sino ayudarlos.  

En respuesta, el presidente del gremio afirmó que »el gobierno no ha valorado ni reconocido el trabajo de los docentes, más allá de alguna declaración para contrarrestar otras que han tachado a los profesores de flojos o que están de vacaciones». Además, recalcó que »la enorme mayoría de los docentes ha hecho un trabajo con mucho profesionalismo y vocación».

Mientras estos dichos por parte de las autoridades continúan generando controversia y rechazo por parte de la ciudadanía, los profesores y profesoras tienen que seguir salvando el día, promoviendo la educación en todos los espacios del país, aunque no se les reconozca sus esfuerzos, porque incluso » las clases telemáticas ha corrido como gasto del bolsillo de las profesoras y profesores», indicó Carlos Díaz.

Comentarios

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist