#ENREDNOSCUIDAMOS la campaña que combate la violencia patriarcal

Escrito por el 04/23/2020

Organizaciones feministas lanzaron una campaña transversal y virtual, que busca formar redes de apoyos locales y entregar herramientas psicológicas y jurídicas en caso de vivir violencia hacia las mujeres, disidencias y/o niños.  Hacen un llamado para que las instituciones tomen medidas realmente efectivas.

 

Un aumento en la violencia hacia mujeres y niños es el panorama mundial que hay detrás de la crisis sanitaria. El fenómeno lo visibilizó la misma ONU MUJERES, donde advirtieron que esto estaba sucediendo en países como China, Corea del Sur, Italia y Francia, por lo que probablemente se extendería en América Latina.

El aislamiento social y el encierro producto del confinamiento ha condenado a mujeres, disidencias y niños/as que no tienen protección adecuada.

La vocera de la Coordinadora Feminista 8M, Alondra Castillo, comentó que uno de los motivos para crear la campaña surge ante la realidad que muchas mujeres y disidencias viven, porque el “hogar” ya no es un lugar seguro, y no lo es para niños/as que están expuestos a la convivencia forzada con sus agresores.

Es por eso que organizaciones como la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, la Coordinadora 8M, Negrocentricxs y la Secretaria de Mujeres Inmigrantes, entre otras; presentaron la campaña #ENREDNOSCUIDAMOS que busca dar herramientas debido a las insuficientes medidas que ha tomado el gobierno, dice el comunicado.

Una de las voceras de La Red contra la Violencia Hacia las Mujeres, Yoselin Fernández, enfatizó quees urgente visibilizar las redes de apoyo de manera online, sobre todo a nivel regional. Esta campaña incluye información de ocho regiones distintas, donde hay compañeras feministas que se organizan para dar respuestas a estas necesidades”, indicó.


Medidas insuficientes del gobierno

La acción más notoria desde el Ministerio de la Mujer ha sido el incremento de la actividad telefónica del número de orientación para la violencia de género, el 1455. Este ha registrado en marzo un aumento del 40% en sus llamados, comparado con febrero, cuando no había cuarentena.

Desde la cartera de la Mujer, se comprometieron además a aumentar la capacidad en las casas de acogidas para las personas que sufren violencia, pero han sido escasos los recursos destinados. A pesar de que la ONU llamó a garantizar los refugios como servicio esencial que debe ser financiado como prioridad.

La vocera de la Red Chilena contra la Violencia, agregó que otro de los objetivos de la campaña #EnRedNosCuidamos es hacer una denuncia pública y un llamado al gobierno y a las instituciones del Estado a ejercer medidas efectivas para prevenir la violencia e implementar protocolos que respondan al problema.

“Vemos que aumentan los llamados al fono del Ministerio de la Mujer y  al 149 de Carabineros. Sin embargo, las denuncias y los casos policiales no aumentan. Significa que, si bien hay más inquietud e información, no se traduce en procesos judiciales. Esto nos parece preocupante”, dice Yoselin.

Además, Castillo denunció que este gobierno lleva adelante una agenda de desinstitucionalización de las políticas de prevención en materia de violencia patriarcal y de género, siendo esto la motivación de fortalecer las alianzas entre las organizaciones feministas.

A las pocas acciones concretas por parte del gobierno,  se suman  las críticas al Ministerio de la Mujer por la identificación del problema solo a la violencia intrafamiliar, y específicamente en las relaciones de parejas íntimas.

Doble jornada laboral para la mujer

La cuarentena significa para un gran porcentaje de  mujeres, una doble jornada laboral: la sobrecarga doméstica y el trabajo. A pesar de que la realidad en el país depende de la situación socioeconómica, hay una violencia estructural que se identifica notoriamente con la exclusividad de dedicarse al aseo, la cocina y la crianza de los niños por parte de la mujer.

Por un lado, se evidencia en los sectores más vulnerables que el trabajo nunca cesó para muchas. Lo que ha evidenciado una falta en el plan de contingencia vital para poder ayudar a la crianza de niños y niñas por el cierre de las escuelas.

Por otro lado, numerosas mujeres han tenido que vivir una doble carga en el hogar, el teletrabajo junto al trabajo doméstico. Según una última encuesta realizada por Cadem y la Mutual de Seguridad, un 96% de las mujeres debe cocinar y limpiar además de trabajar.

A esto se suma que un 56% de ellas siente que está trabajando más que en tiempos normales en la oficina, mientras que 36% de los hombres también lo sienten. Esto evidencia una sobrecarga laboral para la mujer en la modalidad de teletrabajo superior a la sensación de los hombres.

Al respecto, La vocera de la Coordinadora 8M agregó que deberían existir políticas públicas para regular la sobreexplotación hacia la mujer en el hogar.

Desde la organización, propusieron que quienes tengan teletrabajo y cumplan el rol exclusivo de hacer tareas domésticas, se les pague ese trabajo mediante el concepto de licencias médicas pagadas.

También, Fernández concluyó que “es importante visibilizar hoy que las labores domésticas son también un trabajo que implica estrés y tiempo, y que mujeres ahora compatibilizando teletrabajo con tareas domésticas están absolutamente sobrecargadas y esto corresponde a un tipo de violencia”.

Redes de apoyos territoriales virtuales

El contexto de encierro ha obligado a las organizaciones feministas a entregar distintas herramientas en modalidad online, sobre todo, generando redes entre las mismas personas para poder denunciar casos de violencia machista.

Ayuda para niñas, niños y niñes, como apoyo jurídicos y terapias sicológicas son parte de las redes de apoyo que ofrece la campaña virtual a través de distintas organizaciones, para poder servir de protección y guía a personas que están viviendo con agresores en su hogar.

Sobre los cuerpos de las mujeres descansa el peso económico y de trabajo de una crisis sanitaria y social, que se ha orientado por parte del gobierno de Sebastián Piñera a poner por delante las ganancias de algunos pocos, por sobre la vida de la mayoría”, expone finalmente Castillo, para dar cuenta de la situación crítica.

Las crisis ponen en evidencia las fallas del sistema, entre ellas que la estructura patriarcal sigue violentando a las mujeres y disidencias,  por lo que sobran argumentos para seguir luchando por condiciones de vida más dignas para todas y todos.

Comentarios

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA