El machismo y sexismo que se esconde en la literatura juvenil

Escrito por el 16 Diciembre 2016

Este miércoles 14 y jueves 15 de diciembre se realizaron las Primeras Jornadas CiEL Chile, del Centro de Investigación y Estudios Literarios, en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Chile y en el Centro Cultural España (CCE). En esta ocasión, los expositores discutieron desde una mirada crítica acerca del tipo de literatura que leen en la actualidad los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

por Constanza Romero Lecourt  

“¿Qué están leyendo nuestros jóvenes?, ¿esto les anima a desarrollar una visión crítica respecto de la sociedad o a reproducir el mismo sistema en el que están viviendo”, así comenzó su intervención la profesora de lengua y literatura de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Marlene Vera.

dsc01288La académica seleccionó dos obras literarias que están dentro del ranking de las más recomendadas por los booktubers y que han sido un éxito en ventas, “Los Juegos del Hambre” y “Mi Vida es un Desastre”. Desde una perspectiva de género, ambas novelas presentan un escenario bastante negro en relación a la construcción de los roles que los personajes tienen en las historias.

Recordemos que “Los Juegos del Hambre” son parte de una trilogía escrita por Suzanne Collins. La historia trata de una de una sociedad postapocalíptica y futurista en un país llamado Panem, que tras 100 años de una rebelión por parte del distrito 13, el Capitolio castiga a cada uno de los 12 distritos y cada uno de ellos debe ofrecer como tributo a un y una joven de 12 a 18 años y luchar para morir, hasta conseguir un solo vencedor. Esto se da en un contexto de pobreza e injusticia.

Resultado de imagen para los juegos del hambreEn esta historia, la protagonista de esta saga de aventuras es Katniss Everdeen. Sin embargo, desde  la mirada de las corporalidades y roles de género, para Marlene Vera, ella es más bien una heroína masculinizada que representa la fuerza, la seriedad, la valentía, el salvajismo y la responsabilidad. A su vez, “Everdeen necesita ser el objeto de deseo de un hombre”.

Una situación similar ocurre con la novela chilena “Mi vida es un desastre” de la autora Lily del Pilar, en la que se narra las aventuras de Leah Howard. Una chica que asiste a un prestigioso internado y que el chico más popular del colegio, James O’Connor, está enamorado de ella. Pero la protagonista tiene un conflicto: sufre de una enfermedad llamada filematofobia, que es el miedo a ser besada.

Resultado de imagen para mi vida es un desastreLa profesora de lengua y literatura señaló que esta es una novela amena y rápida de leer. Pero desde la perspectiva de género, la obra enfatiza en el carácter impulsivo y violento de la protagonista, describiéndola como “histérica y pervertida” por querer experimentar con su sexualidad. Además, criticó que en la historia se naturaliza la violencia entre los personajes, por medio de insultos y golpes.

En los últimos años, la literatura romántica para niñas o “check lit” ha tenido un auge masivo, por lo que vez son más las mujeres, de todas las edades, las que leen este tipo de libros.

La licenciada en literatura de la Universidad Andrés Bello, Alejandra Sepúlveda, explicó que “esta narrativa construye, a través de sus características y heroínas, una noción de “lo femenino” que se sustenta en el ideal masculino sexista, limitante y reduccionista.  Es un tipo de literatura tóxica”.

Resultado de imagen para pepi la fea portadaEn Chile, una de estas obras que se encuentra dentro de esta categoría es “Pepi la Fea” de Josefa Wallace. Pepi es una chica que se encuentra fea. Tiene lentes grandes, con muchos pelos y dientes chuecos. Por esto, sucumbe en el mundo del internet y allí, conoce a un español del que se enamora perdidamente. Su amor es correspondido, sin embargo él quiere conocerla en persona. Ahí empieza el dilema.

Sepúlveda explicó que la autora se obsesiona a lo largo de su obra en exacerbar la baja autoestima de la protagonista y que es demasiado “fea y poco femenina”, como para ser querida. Por otra parte, el español viene a personificar el ideal de amor romántico y él sería ese príncipe azul que ella necesita.

Las expositoras concluyeron que este tipo de literatura es nociva porque produce la involución de los intentos de reivindicación de los derechos de las mujeres. Por lo tanto, se debe abrir una brecha entre este tipo de literatura sexista, comercial y superficial, y otro tipo de narración, que sea realmente femenina.

El machismo y sexismo que se esconde en la literatura juvenil

Comentarios

Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA