El drama de Choapa Viejo: Escasez e inseguridad hídrica, abandono estatal y pandemia

Escrito por el 05/08/2020

Comunidad de Choapa Viejo lleva más de siete años en conflicto con Minera Los Pelambres, empresa ubicada en la región de Coquimbo, perteneciente al grupo Luksic junto a capitales japoneses. Desde la comunidad reclaman que la empresa minera lleva años contaminando sus aguas y que no existe respuesta de parte de las autoridades.

 Por Consuelo Schwerter y Michael Lieberherr

Choapa Viejo es una pequeña localidad rural, parte de la comuna de Illapel, región de Coquimbo, ubicada 25 km hacia el interior de la capital de la provincia de Choapa. En los últimos años, la comunidad local se ha manifestado de manera constante contra Minera Los Pelambres, pues la industria cuprifera lleva años contaminando sus aguas.

La empresa ha ocasionado dos derrames de concentrado de cobre afectando parte de los predios de la comunidad y mantiene activas dos construcciones industriales en la entrada del pueblo. Desde el año 2013 más de 200 familias de la zona se abastecen con agua embotellada entregada por la misma empresa minera, pues desconfían de la calidad del agua. Lo anterior aun cuando análisis realizados por la minera indicaron que el agua es considerada potable.

Desde la comunidad denuncian que los derrames de concentrado de cobre ocurridos en 2013 y 2015, junto con las dos construcciones que mantiene Minera Los Pelambres en la entrada de la localidad, han generado altos índices de contaminación en su sistema de APR (Agua Potable Rural).

El presidente de la junta de vecinos de Choapa Viejo, Hugo Araya, explica el cambio que han sufrido como comunidad desde la llegada de la minera: “En nuestra localidad han ocurrido una serie de derrames, serie de eventos a partir de unas instalaciones en unos patios industriales que tiene la minera (…) a metros de nuestro pozo captador de agua. Unos años atrás hubo derrames que afectaron realmente nuestro pozo captador de agua potable, donde se llamó a reunión de parte del gobierno. Participaron una serie de entidades del gobierno para pedir un apoyo sobre lo que estaba sucediendo acá, pero para mí ellos han hecho oídos sordos. Nos tienen abandonados”.

Es por esta misma razón que durante el año 2013, luego de un acuerdo entre la comunidad y la minera, esta se comprometió a entregar de forma provisional agua potable por el riesgo de contaminación existente en el agua.

Siete años después, la entrega de bidones se mantiene de manera semanal y se traduce en 6 litros por adulto/a y 3 litros por niña/o. Hugo Araya recalca: “Esos bidones se ganaron con una paralización que tuvimos en la carretera, donde estábamos con el tema de los análisis de agua y hubo un compromiso de parte de la minera hasta que nos hicieran un pozo nuevo, para tener una fuente de agua limpia, de calidad, para tener agua en abundancia. Llevamos 7 años tomando de esa agua envasada”.

 Construcciones que agudizan el conflicto

Emplazada en la entrada de Choapa Viejo se encuentra la Bomba Booster de Minera Los Pelambres, encargada de potenciar el concentrado de cobre extraído desde la cordillera para transportarlo hasta el puerto, donde finalmente es exportado. Es en esta construcción donde se produjo el derrame de concentrado de cobre el año 2015.

A metros de la primera construcción se encuentra la segunda: la piscina de emergencia kilómetro 80. Esta obra fue revisada en agosto del 2018 por el entonces Seremi de Medio Ambiente, Cristián Felmer. Luego de su visita, el Seremi solicitó la presencia de la Superintendencia de Medio Ambiente en el lugar porque encontraron concentrado de cobre en dicha piscina, cuando por norma esta debía encontrarse vacía. En ese entonces el Seremi Cristián Felmer declaró a 24 horas:

“Nosotros constatamos que la piscina seguía con concentrado de cobre, algo que no puede pasar. La piscina de emergencia por legislación tiene que estar limpia”

Imagen piscina km 80, abril 2020

Las denuncias por contaminación del agua potable de Choapa Viejo fueron presentadas por Hugo Araya en la Comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía del Senado el 12 de junio del año 2018. En esa sesión, la tecnóloga médica y académica de la Universidad de Chile, Gabriela Muñoz, expuso estudios realizados en la provincia donde encontró la presencia de 14 metales pesados en 1 ml de agua potable.

Muñoz declaró en esa ocasión:

 “La verdad es que lo que aquí está en juego es la vida, ¿hay algo más importante que la vida? ¿hay algo más importante que saber que ese niño que tiene 7 u 8 años está empezando a matar su hígado y va a llegar a una edad de 40 años con una calidad de vida pésima, destruida?”.

Luego de las denuncias y de los estudios expuestos durante el 2018 en el Senado, Hugo Araya afirma que la situación se mantiene igual.

“No ha cambiado nada, absolutamente nada. Usted en la comunidad ve lo mismo. (…) La PDI se afirmó de un análisis que tenía la misma minera años atrás porque no tenía recursos para hacer análisis ellos, o fue lo que nos dijeron. Entonces todos quedamos ahí dando bote porque quedamos de brazos cruzados igual que anteriormente”.

 La pasividad de un Estado no garante

Tras años de lucha, Hugo Araya acusa que el Estado ha defendido más los intereses de la minera que la vida de las personas afectadas por un conflicto que lleva activo más de 7 años.

“El Estado le está dando el favor a la empresa minera, no está viendo por la gente de la localidad, ni por la cuenca, ni por nadie. Creo que la fiscalización que hace el Estado no es satisfactoria, no me deja contento la investigación que han hecho aquí”.

Además, Araya denuncia que la municipalidad de Illapel no ha invertido en la comunidad de Choapa Viejo los dineros generados gracias a las movilizaciones de la población.

“Nos hemos visto afectados, discriminados, porque en esa misma paralización se obtuvo un programa ‘Somos Choapa’, que por única vez se le había entregado al municipio 5 mil millones de pesos (…) el alcalde aquí no invirtió ni el 1% de ese monto. No nos vimos beneficiados con ningún proyecto para la comunidad, que por ejemplo arreglaran los caminos, focos, alcantarillados, dar un estatus de vida mejor para la gente. No, no lo hemos tenido”.

A través de una solicitud realizada vía Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, se obtuvo el detalle de los dineros entregados directamente por Minera Los Pelambres a la Municipalidad de Illapel.

Información obtenida a través de ley de transparencia

Según la información entregada, entre 1997 y 2019 el municipio de Illapel recibió más de 1800 millones de pesos directamente de Minera Los Pelambres. Ninguno de los proyectos generados con ese dinero se relacionan con la localidad de Choapa Viejo.

Además de los ingresos de forma directa, se deben incluir los dineros entregados a través del programa Somos Choapa, alianza público-privada entre todas las municipalidades de la provincia de Choapa y Minera Los Pelambres. Por esta vía la municipalidad de Illapel concretó diversos proyectos (ver imagen), pero ninguno relacionado con Choapa Viejo.

Proyectos realizados por alianza Somos Choapa

Finalmente, el presidente de la junta de vecinos expresa su descontento con el trabajo de las autoridades locales, afirmando que ayudan a la empresa minera más que a la ciudadanía.

“Claro, porque si nos damos cuenta, nuestra zona,(…), la cuenca del Choapa es zona de sacrificio que le llaman, pero de las autoridades, yo no sé por qué ellos cambian para mí parecer, dinero por vidas humanas porque al final estás jugando con las vidas humanas si tú sabes como autoridad que se está sufriendo una contaminación en una localidad y que hay un ente que lo está realizando, ¿por qué no apoyas a esa comunidad? Ellos lo que apoyan es a la empresa privada (…)”.

 Inseguridad hídrica en tiempos de pandemia

En los últimos meses la situación de la comunidad de Choapa Viejo se ha vuelto más dramática. En julio de 2019, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) emitió 17 decretos de escasez hídrica, en los que se incluye la región de Coquimbo.

A esta crítica realidad se suma la actual emergencia sanitaria que afecta a todo el planeta. Dentro de las medidas para prevenir el contagio de COVID-19 se encuentra el lavado frecuente de manos, precaución que resulta especialmente difícil en una zona donde el agua es escasa. En ese contexto, Hugo Araya explica cómo enfrentan la pandemia con la poca seguridad sanitaria que existe en la localidad.

“Lo que hacemos es tratar de guardar el agua que nos dan envasada, porque no sabemos si la pandemia sigue o no sigue, no sabemos si el día de mañana vamos a tener agua envasada, porque la traen de Santiago. La hemos tratado de guardar, porque también nos preocupamos de lavarnos las manos todos los días con el agua potable, que entre comillas se dice que es potable”.

Actualmente, el proyecto de expansión de Minera Los Pelambres (INCO)  se encuentra suspendido por la emergencia sanitaria. Además, el 1er Tribunal Ambiental de Antofagasta acogió en febrero de este año la reclamación presentada por vecinos/as de la localidad de Caimanes en contra del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), por la aprobación de dicho proyecto sin contar con las observaciones ciudadanas pertinentes.

La audiencia fue fijada en un primer momento para el 24 de marzo de 2020, pero luego fue re agendada para el 29 de mayo. La sesión completa se transmitirá en vivo a través del canal de YouTube  del 1er Tribunal Ambiental

Comentarios

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Radio JGM

Señal En Vivo

Estás escuchando:
TITULO
ARTISTA